Blockchain impulsa al sector salud al unificar datos de pacientes y aumentar fondos para la investigación médica

Las personas viven más tiempo en el siglo XXI, pero lo que menos se reconoce es que, a pesar de nuestra creciente longevidad, también nos estamos enfermando. Según la investigación, el número de personas mayores de 65 años que padecen al menos cuatro afecciones médicas aumentará en un 100 por ciento para el 2035. Como puede imaginarse, tal salto en la enfermedad supondrá una carga cada vez mayor para las instituciones médicas y servicios, con la implicación de que nosotros —como comunidad global— necesitamos encontrar formas nuevas e innovadoras de tratar la enfermedad.

Afortunadamente, las criptomonedas están disponibles para ayudar con esta crisis emergente. No será una panacea para los males de nuestros sistemas de salud con problemas, pero de varias maneras importantes, las cadenas de bloques y las criptomonedas podrían ayudar al sector de la salud a cumplir con la creciente carga de trabajo en los años y décadas por venir. Al aumentar la seguridad y la transparencia de los datos médicos, podrían brindar a los pacientes una mayor seguridad de que su información personal está siendo protegida, lo que a su vez podría aumentar la confianza en las instituciones médicas y hacer que las personas puedan poner sus vidas en manos de profesionales de la salud. Y al proporcionar a las compañías de investigación médica un mayor acceso a la financiación, acelerarán el progreso en el área del descubrimiento de tratamientos con medicamentos, salvando vidas y reduciendo enfermedades.

Sin embargo, la aplicación de la tecnología blockchain en la industria de la salud no será un proceso totalmente transparente, dada la necesidad de establecer primero una efectiva regulación criptomonetaria, y dado que la mayoría de las cadenas de bloques todavía deben superar varios desafíos técnicos antes de poder servir a miles —si no millones— de pacientes. Pero una vez que haya enfrentado tales desafíos, los que trabajan en el espacio creen que hará una diferencia radical.

Eficiencia de datos

Lo primero y más importante que hay que observar sobre el creciente uso de la tecnología de registros distribuidos (DLT) en la atención médica es que no se trata principalmente del proceso real del tratamiento, sino de cómo se procesan y almacenan los datos que surgen del tratamiento.

A principios de noviembre del 2018, el Hospital Myongji en Corea del Sur se convirtió en una de las últimas instituciones a nivel mundial en recurrir a la DLT, después de que anunció que trabajaría en conjunto con la empresa coreana de IT BICube para desarrollar un sistema de intercambio de datos basado en blockchain. Así como lo explicó el comunicado de prensa, este sistema sería en parte privado y en parte público, lo que permitiría a los pacientes aprobar la transferencia de sus datos médicos de una institución de salud a otra.

Otros sistemas recientemente anunciados están configurados para funcionar de la misma manera, aunque con pequeñas diferencias en cada caso específico. En Austria, el gobierno nacional ofreció su apoyo financiero a Lancor Scientific, que está construyendo una herramienta de detección de cáncer que aprovecha la inteligencia artificial (IA) que tiene un 90 por ciento de precisión en la detección (los patólogos humanos logran una precisión de solo el 60-70 por ciento para el cáncer cervical). Además de usar IA, Lancor también usará su propia cadena de bloques patentada para almacenar los datos obtenidos de su herramienta de detección. Y como deja claro el documento técnico, un paciente puede acceder a estos datos utilizando el token de Medici de la plataforma, que activa los contratos inteligentes que luego le entregan los datos relevantes a él/ella (o a un tercero aprobado).

Según el CEO de Lancor, Aamir Butt, la tecnología de la cadena de bloques se aplicará principalmente a los datos médicos, pero esto permitirá a los profesionales de la salud e instituciones dirigirse al tratamiento de manera más efectiva. Él le dijo a Cointelegraph:

"La tecnología blockchain permite una mejor selección de los grupos de riesgo para la detección del cáncer, porque los datos disponibles son mejores. Los pacientes son dueños de sus propios datos de atención médica cuando se utiliza la tecnología blockchain, por lo que los datos tienen una integridad mucho mayor que la que se puede lograr en otros modelos de datos. Por ejemplo, entre el 5% y el 20% de los datos del NHS no está vinculado específicamente a un paciente, y en EE. UU., los datos de atención médica están vinculados a un evento del paciente en lugar de un paciente".

De hecho, se han lanzado otras plataformas con el objetivo de aprovechar el poder de blockchain para integrar masas de datos y hacer que la información sea rápidamente accesible, al hacerlo de una manera que mejore el proceso real de tratamiento —y a menudo más barato—. Una plataforma de este tipo es Skychain, que combina DLT e IA para construir una red distribuida de redes neuronales artificiales (es decir, cerebros artificiales) que potencialmente diagnosticarán condiciones médicas con mayor éxito que los practicantes humanos. Del mismo modo, Doc.com (también conocido como Docademic) brinda a los usuarios de su aplicación móvil acceso a médicos y profesionales médicos de todo el mundo. Su CEO, Charles Nader, le dijo a Cointelegraph que su uso de la criptomoneda incentivará a más usuarios potenciales (pacientes y profesionales) a participar en la plataforma, lo que en última instancia creará datos más útiles.

“[Blockchain] sin duda agrega valor ya que tiene incentivos económicos para agregar más datos, además de tener acceso a la información en un solo lugar. Este incentivo para agregar los datos sería la criptomoneda que interactúa con la cadena de bloques. Y a medida que se ingresen más datos en la cadena de bloques, la información será mucho más útil".

Blockchain no solo ofrece incentivos para agregar más datos a los sistemas de atención médica, sino que en realidad incentivará a las personas a presentarse a sus citas. Healthereum es otra compañía que construye una plataforma basada en blockchain que permitirá que los médicos de todo el mundo traten a los pacientes, pero en contraste con muchos de sus rivales, realmente recompensará a los pacientes con su token por presentarse a las citas— y los castigará por no aparecer—. Y como su CEO y fundador, Steve Y. Chung, le explica a Cointelegraph, esto ayudará en gran medida a resolver uno de los mayores problemas de la industria del cuidado de la salud.

“Los casos de no asistencia afectan a los proveedores de atención médica en todos los países. No presentarse, altera la relación que luego altera la atención médica posterior. Utilizando blockchain, [nosotros] abordamos este problema de no presentación a través de la gamificación de la cita. Healthereum incentiva la adhesión a las citas, lo que conduce a una mejor salud".

¿Seguridad?

Por supuesto, en una época en la que las preocupaciones sobre la privacidad y los datos personales son cada vez más importantes, la capacidad de generar grandes cantidades de datos personales puede ser preocupante. Sin embargo, Aamir Butt afirma que los aspectos criptográficos y distribuidos de la tecnología blockchain proporcionan una manera confiable de minimizar las amenazas a la seguridad de los datos:

"El uso de acuerdos criptográficos antes de transferir los datos garantiza que la información correcta se asigna al paciente correcto, y se realizan las pruebas correctas para que se pueda planificar y brindar la atención adecuada en el futuro. De hecho, eso permite que los dispositivos se autentiquen también. La práctica del fraude médico –uso de dispositivos falsos, cobro a los pacientes por las pruebas no realizadas y más– es relevante en todo el mundo, pero especialmente en los países en desarrollo. Al autenticar los dispositivos en la cadena de bloques, usando estos cierres criptográficos, la oportunidad para el fraude se reduce dramáticamente".

DLT no solo promete mejorar la seguridad de los datos y reducir las posibilidades de fraude médico, sino que también podría permitir sistemas nacionales de datos médicos más conectados. Tal como explica Butt, los sistemas que prevalecen en el Reino Unido, Estados Unidos y otros países desarrollados actualmente crean "silos de datos fragmentados, lo que significa que los beneficios de los datos agregados son difíciles de acceder, empeorado por la falta de integridad de los datos".

Afortunadamente, blockchain permite un nuevo modelo para manejar datos de pacientes. "En un registro distribuido, la base de datos se distribuye a través de la red, con la integridad de la transacción mantenida a través de la criptografía", dice Butt.

Investigación y financiación

Debido a que los datos se están volviendo tan integrales para los sistemas de salud del mundo, y debido a que cada vez se crean más, el cuidado de la salud ahora proporciona uno de los casos de uso más claros para el DLT. Dicho esto, el papel de las cadenas de bloques en la medicina no se limita al mejor manejo de los datos, sino también a la financiación, algo que puede mejorar los resultados en el descubrimiento de medicamentos y la investigación médica.

En septiembre, la compañía farmacéutica con sede en California Verseon lanzó su propio bolsa de valores, que permitirá el comercio descentralizado, basado en la blockchain, en valores tokenizados. Esto podría parecer algo extraño para una compañía farmacéutica, pero como el CEO Adityo Prakash le dice a Cointelegraph, abrirá nuevas posibilidades para la industria de la salud:

"Asegurar el financiamiento también es muy importante para el desarrollo de nuevos medicamentos, así como otras tecnologías para el cuidado de la salud. No hace falta decir que las mejoras en el cuidado de la salud dependen fundamentalmente de las nuevas innovaciones médicas. Al utilizar la tecnología de blockchain para llevar a cabo la venta y el comercio de valores tokenizadas, Verseon está intentando cambiar la forma en que se financian las innovaciones de las ciencias de la vida, quién participa y disfruta de los beneficios potenciales".

Verseon no es la única plataforma que se ha lanzado con la promesa de mejorar la calidad de la investigación médica. En marzo, Medable, con sede en California, anunció su plataforma Insight, que permite a los investigadores médicos compartir datos y otros recursos basados en información. Esto no solo reduce el costo de la investigación, sino que Insight también recompensará a aquellos que compartan nuevos datos con la plataforma basada en blockchain, con recompensas que vienen en forma de financiamiento y tecnología médica.

Obstáculos

El hecho de que blockchain tiene un futuro potencialmente brillante en la industria de la salud también está indicado por el creciente papel que está teniendo en los seguros médicos y las licencias médicas, donde entidades como MetLife y el gobierno del estado de Illinois han estado probando sistemas basados en DLT que asegurarán la datos correspondientes. Sin embargo, por muy prometedor que parezca todo esto, hay una serie de desafíos familiares que deben superarse antes de que la tecnología blockchain disfrute de una adopción generalizada.

Por un lado, las plataformas de salud basadas en blockchain necesitarán poder escalar y manejar múltiples transacciones a la velocidad. Sin embargo, como explica el jefe de marketing de Luxcore, Brian Dors, a Cointelegraph, también deberán ser interoperables una con otra, lo que requerirá la finalización de plataformas de múltiples cadenas como Polkadot, Cosmos, Icon y otras.

“En la actualidad, es difícil que diferentes cadenas de bloques se comuniquen entre sí, especialmente si están construidas en diferentes plataformas y utilizan diferentes reglas de consenso. Esto plantea una barrera importante para la implementación en un entorno de atención médica de múltiples partes interesadas".

También está el problema perenne de la regulación. "Para que las blockchains realicen verdaderamente su potencial de democratizar el acceso a las oportunidades de inversión, la emisión y el comercio de tokens de valor deben cumplir con las regulaciones", dice Adityo Prakash.

Y aparte de la regulación, existe el desafío obvio de difundir el conocimiento de blockchain, de modo que tanto los profesionales cuanto el público se inclinen a adoptar plataformas de salud basadas en la DLT. Pero como Charles Nader de Doc.com informa a Cointelegraph, los incentivos financieros proporcionados por las criptomonedas pueden proporcionar una manera efectiva de solucionar esto:

“Uno de los principales desafíos es hacer que la población en general se dé cuenta de qué es blockchain y los beneficios que obtienen al usar esta tecnología. Además de esto, deben existir incentivos para que las personas estén dispuestas a compartir su información de atención médica con terceros a través de blockchain. Esto es algo que solo blockchain puede facilitar, porque puede recompensar a sus usuarios con criptomoneda por ingresar datos en la cadena de bloques".

En conjunto, todo esto indica que blockchain aún tiene algunas vías por recorrer antes de que cumpla su promesa en el sector médico. Pero debido a que este sector se ha vuelto cada vez más "vinculado a los datos" en los últimos años, está maduro para beneficiarse del poder sobre los datos descentralizados y criptográficamente seguros.