BNY Mellon se une oficialmente a la red Marco Polo basada en blockchain

El Banco de Nueva York Mellon (BNY Mellon) se ha unido a la red de financiamiento comercial de la firma de software blockchain R3, la Red Marco Polo.

La firma estadounidense de servicios bancarios y financieros, que tiene más de USD 1.9 billones en activos bajo administración, llevará a cabo un programa de evaluación utilizando la tecnología, anunció Marco Polo el 25 de noviembre.

Al unirse a Marco Polo, BNY Mellon tiene la intención de expandir su experiencia técnica y explorar cómo la tecnología blockchain podría aplicarse a sus actividades de financiamiento comercial. La medida está supuestamente en línea con los esfuerzos de BNY Mellon para eliminar los procesos en papel y digitalizar su negocio.

Marco Polo es un consorcio de las principales instituciones financieras y bancarias mundiales con el objetivo de impulsar el comercio internacional. Lanzada en el 2017, la Red Marco Polo es una colaboración de R3 y la firma tecnológica irlandesa TradeIX, y presenta a las principales firmas financieras, incluidos los bancos francés BNP Paribas, el holandés ING japonés MUFG, el Banco de América y el francés Credit Agricole.

Oliver Belin, director de marketing de TradeIX, dijo en un correo electrónico a Cointelegraph que la Red Marco Polo tenía 31 miembros hasta la fecha, con 28 de ellos representados por bancos, mientras que las tres firmas restantes son TradeIX, R3 y Mastercard. Belin también señaló que el logotipo de BNY Mellon se agregará en el sitio web de Marco Polo más tarde hoy.

Las firmas miembro prueban la tecnología de Marco Polo

A medida que más compañías se unen a la red Marco Polo, otras han comenzado a probar la tecnología de la red. A fines de septiembre, la empresa matriz de Mercedes-Benz Daimler AG y la empresa de ingeniería mecánica Dürr AG completaron con éxito una transacción piloto en la Red Marco Polo.

La transacción incluyó el pedido y el acuerdo de entrega de la subsidiaria Schenck de Dürr, en donde el pago fue asegurado por un compromiso de pago condicional por parte del banco del comprador.

En octubre, Alfa-Bank, Novolipetsk Steel Company, Commerzbank y Vesuvius GmbH pusieron a prueba los pagos transfronterizos entre Rusia-Alemania en Marco Polo.

Sigue leyendo: