El Gobierno brasileño planea procesar peticiones y redactar leyes en Ethereum

El gobierno brasileño pretende llevar las peticiones populares, un ineficaz sistema electoral del país, a la red de Ethereum para procesar cientos de millones de votos en la inmutable red de Blockchain.

En Brasil, las peticiones populares permiten que más de 145 millones de votantes de todo el país lleguen a un consenso general sobre decisiones políticas importantes. Pero, durante muchas décadas, expertos en política y analistas han cuestionado el problema de logística de las peticiones populares, y los comentaristas políticos han descrito el problema estructural del sistema electoral de Brasil como la base para la mayor parte de los problemas políticos del país.

Gabriel Barbosa, un investigador asociado al Consejo para Asuntos Hemisféricos, escribió, “cuando la gente vive de un pago al otro, o como dice el refrán popular en Brasil, “vendiendo el almuerzo para comprar la cena”, el costo de la participación política se hace tan elevado que la gente se excluye del proceso político", al enfatizar la falta de las instituciones apropiadas para manejar el costo del compromiso político.

Cambiarse a Ethereum

Como reportó Joon Ian Wong, de Quartz, los legisladores brasileños dirigidos por el consejero legislativo del Congreso, Ricardo Fernández Paixão, y el profesor universitario Everton Fraga, están planeando maneras de utilizar la red Blockchain de Ethereum para almacenar y procesar votos electorales, como parte de una iniciativa mayor para mejorar el sistema político de Brasil, que The Economist describió como “de mala calidad.”

La clave para emplear un sistema de Blockchain en el procesamiento de peticiones y votos electorales es encriptar dichos votos en la inmutable red Blockchain como transacciones, para asegurar que la porción específica de datos permanezca inalterable e invulnerable a la manipulación.

Esencialmente, procesar firmas para peticiones en la red de Ethereum requeriría contratos inteligentes, y el sistema operaría de modo similar a otras aplicaciones descentralizadas que existen en la red. El sistema electoral de Brasil actuaría como una aplicación descentralizada por su cuenta, con una token digital independiente, que se usa para procesar cada voto en la Blockchain.

Henrique Costa, un profesor de derecho de la Universidade de Braslia, le dijo a QZ que la falta de una plataforma inmutable para recolectar las firmas de los votos en el pasado había sido un verdadero problema para el gobierno.

“Esto se debe, en parte, a la ausencia de una plataforma que pueda recolectar las firmas del uno por ciento de los votantes. Hemos atravesado una especie de crisis respecto a la legitimidad… de nuestras leyes. Aunque la iniciativa popular existe, no hay una vía segura para recolectar la firma de la gente, de modo que pueda proponer proyectos de ley por su cuenta.”

Dentro del sistema electoral brasileño se requiere que, para que cualquier petición popular sea oída en el Congreso, tenga las firmas del uno por ciento de los habitantes del país. Pero, debido a la falta de una institución y una plataforma que maneje los votos para las peticiones, el grupo que apoye una petición particular también tiene que encontrar a un legislador que la adopte.

Por consiguiente, la probabilidad de que las peticiones populares sean oídas en el Congreso ha disminuido considerablemente, aun cuando muchas peticiones hayan recaudado las firmas del uno por ciento de los votantes.

Aplicación para móviles

En la actualidad, el gobierno brasileño está explorando la posibilidad de usar una aplicación para móviles basada en la red Blockchain de Ethereum para que los residentes y ciudadanos puedan enviar votos para peticiones. Debido a que las aplicaciones descentralizadas pueden funcionar en los sistemas de los móviles, la petición brasileña y el sistema electoral pueden funcionar de un modo similar.

Ya que la transmisión de cada una de las firmas como una transacción por sí misma es sumamente eficiente y costosa, el gobierno brasileño usará un sistema llamado hashing para combinar todos los votos diarios en una transacción y transmitirlos a la red principal Blockchain de Ethereum.

Fraga, uno de los dos consejeros principales del proyecto, declaró que si la integración de Ethereum al ineficaz y poco práctico sistema electoral brasileño pasa el Congreso y se implementa en la práctica, sería una celebración de democracia. Dijo:

“Esto sería una celebración de la democracia. Con este proyecto, hacemos lo que la constitución dice, pero que en la práctica, [aún] no ha pasado.”

  • Síguenos en: