Una organización brasileña sin fines de lucro etiqueta la ropa para llevar registro del abuso en el lugar de trabajo usando Blockchain

El Instituto Alinha, una organización brasileña sin fines de lucro, ha lanzado su Alinha Tag, con el objetivo de informar a los clientes sobre las condiciones laborales de los talleres que produjeron sus prendas de vestir.

Según un informe de Cointelegraph Brasil del 3 de julio, la nueva Alinha Tag está especialmente preocupada por el trabajo forzado en la industria de la moda brasileña. Según el periódico financiero brasileño Valor Económico, más de 81,000 trabajadores en Brasil fueron rescatados de trabajos forzados en 2018.

De acuerdo con el sitio web del Instituto Alinha, las marcas y los productores de prendas de vestir se inscriben en la Alinha Tag, lo que exige una revisión de las condiciones de trabajo de los talleres que se encuentran más arriba en la cadena de suministro

Según Valor Económico, el Instituto Alinha ha regularizado 100 talleres a lo largo de sus cinco años de historia, pero lanzó la Alinha Tag hace solo dos meses en respuesta a la necesidad de rastrear los componentes de la ropa. Según se informa, la Alinha Tag se coloca en los productosal principio, siguiéndolos desde el origen hasta el cliente y confiando en que los empleados introduzcan los datos directamente en sus teléfonos en cuanto a su tratamiento en estos lugares de trabajo. Los clientes pueden entonces revisar la historia de la ropa marcada con la Alinha Tag en línea.

Informan que Dariele Jamile dos Santos, fundadora del Instituto Alinha, dijo a Valor Económico que "la transparencia, la descentralización y la firma digital hacen que todo sea confiable". 

En junio, Cointelegraph informó que la marca de moda de lujo Alyx estaba utilizando Iota para permitir la transparencia de la cadena de suministro. 

También en junio, se supo que Microsoft había registrado una suite de software llamada Farmbeats en Brasil. Según se informa, el software utiliza blockchain, drones, IoT, inteligencia artificial y grandes cantidades de datos para mejorar la eficiencia agrícola. Como Ranveer Chandra, el científico detrás de Farmbeats, dijo en ese momento: 

"Brasil es uno de los primeros países que nos viene a la mente cuando pensamos en la agricultura. Desarrollamos FarmBeats para que su tecnología pudiera ser aplicada aquí y en otros países en desarrollo".

No dejes de leer: