Construyendo Blockchains, un modelo maduro para el problema director-gerente

La teoría de la administración, en términos generales, trata de la relación entre gerentes y entidades empresariales. En esta relación está inherente el problema director-gerente. Este problema surge porque los intereses de un gerente (agente) pueden —y con frecuencia lo hacen— discrepar de los intereses de los dueños del negocio (director) que él o ella está manejando.

Incentivos de administración clásica: la zanahoria y el palo

Las organizaciones empresariales mitigan el problema de dirección-agente mediante el uso de juegos de incentivos que mejor se alinean a los intereses de los dueños de los negocios y los gerentes.

Ejemplo 1 (juego basado en la recompensa): Un gerente está incentivado para generar ingresos para una empresa porque ésta es una métrica de rendimiento que influirá en su remuneración. Los ingresos también benefician a la empresa y a sus propietarios aumentando el valor patrimonial de la empresa (beneficiando a los accionistas), permitiendo a la compañía pagar la deuda (beneficiando a los acreedores), permitiendo que los empleados sean pagados a tiempo, etc.

Ejemplo 2 (juego basado en disuasión): Un gerente es disuadido de actuar de una manera que incurra en un riesgo excesivo y responsabilidad para los dueños del negocio. Una forma en que esto se logra es a través de mecanismos legales como la responsabilidad vicaria o "perforando el velo corporativo". El primero puede permitir que un gerente sea directamente responsable del daño o conducta ilegal de su empleado; esto último puede permitir que un gerente sea considerado personal y exclusivamente responsable en un contexto de fraude, etc.

Me atrevería a decir que la moderna "pila de organizaciones empresariales" se basa en cientos de diferentes juegos de recompensas e incentivos disuasorios, cada uno desempeñando un papel en el establecimiento colectivo de un equilibrio de Nash entre los "jugadores" dentro de una empresa (es decir, gerentes y propietarios). Estos juegos son frecuentes en todas las capas de la pila —por ejemplo, estructuras de compensación, políticas de recursos humanos, políticas de gobierno, leyes y reglamentos, etc. — y cada juego proporciona "controles y equilibrios" al problema director-gerente que son fundamentales para la viabilidad de la organización.

Ingrese al "Modelo de Negocio Criptoeconómico"

Con el advenimiento de los activos basados en Blockchain — y la afluencia exponencial de capital a la industria Blockchain en los últimos años— hemos sido testigos del nacimiento de un nuevo modelo de negocio. Este modelo permite a las empresas ganar dinero de nuevas maneras a través de la creación de protocolos de código abierto y código (un servicio invaluable por el que una vez dependimos del altruismo, más que la motivación por el lucro, que los desarrolladores proveían).

Me refiero a esto como el modelo de negocio criptoeconómico. Esto puede definirse como cualquier modelo de negocio basado en la obtención de beneficios mediante la construcción de un sistema criptoeconómico, es decir, una red criptográfica peer-to-peer que funciona al proporcionar pagos de incentivos a los nodos adversarios (asumidos). Prácticamente todos los Blockchains públicos/sin permisos hoy en día son "sistemas criptoeconómicos" por esta definición.

El modelo de negocio criptoeconómico altera el equilibrio clásico de director-gerente que, a menudo, se logra mediante el uso de juegos de recompensa y de incentivos disuasorios. Esto se hace introduciendo una nueva clase de partes interesadas en el ecosistema los guardianes de la red Blockchain (por ejemplo, titulares de tokens y otros participantes que proporcionan a la red una forma de "trabajo remunerado", como validadores, mineros, etc.)

Si el negocio tradicional tiene dos clases de jugadores (gerentes y propietarios), el negocio criptoeconómico tiene tres (gerentes, propietarios y guardianes).

Estos nuevos participantes complican el modelo de la teoría del juego porque ahora, en lugar de actuar sólo en nombre de los propietarios, hay dos grupos de interesados (propietarios y guardianes) cuyos intereses dependen de los esfuerzos de un gerente. ¿Qué sucede cuando los intereses de estos diferentes conjuntos de partes interesadas divergen? ¿A favor de qué intereses el gerente estaría (o debería) estar motivado a actuar?

Eventos de oferta de tokens y el riesgo de divergencia/dilución

La creación de valor en un modelo de negocio tradicional es diferente de la creación de valor en un modelo de negocio criptoeconómico.

En un negocio tradicional, el hito final del éxito es lograr la rentabilidad. Los gerentes están incentivados para lograr rentabilidad, y luego para aumentar continuamente la rentabilidad, porque los frutos de esta labor se acumulan al 100 por ciento en la entidad empresarial que beneficia a los propietarios y gerentes. Suficientemente simple.

Esto no es exactamente el caso de un modelo de negocio criptoeconómico. A principios del ciclo de vida de los negocios criptoeconómicos, cada hito beneficia a los gerentes y propietarios colectivamente pero en el marco del hito de un evento de oferta de tokens de una compañía (nota: debido a que el término 'ICO' es un paso en falso) hay un cambio fundamental.

La creación de valor ya no corresponde a la entidad comercial, sino directamente al producto/resultado de esa empresa (es decir, el sistema criptoeconómico)

En un modelo de negocio criptoeconómico, el hito final no es la rentabilidad per se, sino el valor de la red Blockchain/token, cuya reciente beca sugiere que puede medirse como un valor de token de utilidad actual ("CUV") y un valor de utilidad esperada descontada ("DEUV"). El CUV/DEUV entra en juego inmediatamente después de la oferta del token como hito del acontecimiento, junto con la introducción de los guardianes en el sistema de las partes interesadas.

Entonces, ¿cómo afecta esto nuestro pensamiento sobre los incentivos gerenciales?

La observación inmediata es que los gerentes y los propietarios sólo se beneficiarán de trabajar para aumentar el valor de una red en la medida en que retengan una cierta cantidad de tokens nativos de esa red. En la práctica, esta cantidad podría estar en el rango de ~20-50 por ciento para la entidad de negocio, que es considerable, pero significativamente menor que el modelo de retención de valor del 100 por ciento de un negocio tradicional.

En teoría, los gerentes tienen "la piel en el juego" en virtud de estas tenencias de tokens y deben estar motivados para impulsar el crecimiento en el CUV/DEUV del token con la expectativa de vender esos tokens retenidos con fines de lucro en una fecha posterior. Este resultado sería ideal, ya que implica una alineación entre los intereses de gerente-propietario-depositario.

Pero el problema es que la dilución del 100% de retención de valor (en un modelo de negocio tradicional) a una retención de valor de ~20-50 por ciento (en un modelo de negocio criptoeconómico) también puede diluir la motivación de un gerente para crear valor a largo plazo para la red. Sin suficientes juegos de recompensa/disuasión en efecto, los gerentes son propensos a casos de riesgo moral y pensamiento miope.

Es plausible, por ejemplo, que esto pueda dar lugar a cierto grado de fricción entre el motivo de lucro de los gerentes, lo que incentiva a un gerente a retener una porción significativa de los tokens para el negocio principal y los intereses de los otros guardianes/titulares de tokens que se benefician de que estos tokens se distribuyan más ampliamente creando así efectos de red que podrían aumentar el CUV/DEUV del token. Esto sería un ejemplo de desalineamiento entre los intereses de los propietarios-gerentes-depositarios.

Otros desafíos en la motivación gerencial post-nacimiento de bloques

Otro desafío se debe al hecho de que los modelos de ingresos (es decir, "la búsqueda de rentas") pueden no ser viables en sistemas criptoeconómicos. Si un gerente extraería beneficios/ingresos de una red mediante la codificación de una tarifa* centralizada en un protocolo o dApp (es decir, cualquier tipo de tasa de transacción que remite valor de vuelta a la empresa), un resultado probable es que el protocolo o dApp: (i) no obtenga adopción, o (ii) ser difícil de bifurcar por los usuarios (o duplicado por un competidor) para eliminar la tarifa de su código base, por lo que la red se haría más rentable.

*Nota: Para aclarar mi punto sobre las tarifas centralizadas, ciertas plataformas utilizan modelos de tarifas sostenibles como una característica del diseño criptoeconómico de la plataforma (por ejemplo, Factom y Counter-Party, donde una parte de las tarifas se queman para aumentar la escasez del token). Además, a medida que los casos de uso de dApps/protocolos continúan proliferando, las tarifas centralizadas pueden resultar ser un modelo de negocio aceptado para ciertas aplicaciones de la tecnología Blockchain.

Aquí están algunas de las otras ramificaciones de este desafío:

  1. Beneficiándose de antemano; creando valor más adelante: los creadores de redes criptoeconómicas (actualmente) realizan valor para la entidad comercial principalmente a través de dos flujos: (i) el producto de los eventos de oferta de tokens, y (ii) la retención de una cierta cantidad de tokens ofrecidos. Ambos hitos se producen relativamente temprano en el ciclo de vida de un negocio. Dado que la mayoría de la remuneración/ganancia de un gerente está cargada frontalmente, la experiencia ha demostrado que algunos gerentes optarán simplemente por completar un evento de oferta de tokens antes de "saltar al barco" del siguiente proyecto, en lugar de trabajar para generar valor para su proyecto actual.

  1. El CUV/DEUV es un mal indicador de la competencia gerencial: es posible que todavía no tengamos las mejores herramientas para evaluar el desempeño gerencial en modelos de negocio criptoeconómicos. El CUV/DEUV son métricas intrínsecamente diferentes a las ganancias por acción, EBITDA, retorno sobre el patrimonio, etc. (estas últimas son algunas de las herramientas utilizadas para evaluar el desempeño del CEO en un negocio tradicional). El CUV/DEUV es impulsado por la oferta y la demanda; más apropiado para valorar un commodity que la participación en el capital. Evaluar el desempeño de un gerente en el CUV/DEUV de un token es similar a evaluar el desempeño de un CEO de una compañía aurífera en base al precio del oro.

  2. La falta de mecanismos legales para proteger a los guardianes/titulares de tokens: existe un cuerpo elaborado de derecho corporativo, de valores y de empleo diseñado para abordar el problema de director-gerente entre los participantes en las estructuras empresariales tradicionales (por ejemplo, la responsabilidad vicaria, , "deberes fiduciarios de los directores a los accionistas, etc.). Estas protecciones no existen (todavía) para los guardianes/titulares de los sistemas criptoeconómicos. Por supuesto, hay mecanismos de libre mercado en juego por virtud de la capacidad de los guardianes para ejecutar una bifurcación dura de un protocolo en represalia a la mala gestión, pero esta revisión sólo debe utilizarse como un último recurso.

  3. Eventos de oferta de tokens singulares: para las start-ups tradicionales, el proceso de captación de capital se realiza en tramos (es decir, Semillas, Serie A, Serie B, etc.) y cada tramo está, en gran medida, vinculado a la capacidad del gerente para demostrar progreso hacia la rentabilidad desde el anterior tramo. Las ofertas de tokens —por otro lado — están sobre todo estructuradas como eventos singulares. Esta estructura alivia la, tan necesaria, presión externa sobre los gerentes para cumplir con la construcción de sus productos a tiempo y en el presupuesto. También falla en respaldar las pérdidas para los inversores en el caso de que un gerente no cumpla con sus obligaciones.

Estos son sólo algunos ejemplos de cómo el problema de director-agente se puede manifestar en el contexto de nuevos modelos de negocio criptoeconómicos —cada uno de los cuales será resuelto eventualmente por nuevos juegos de incentivos diseñados para el tripartito (es decir, director-gerente-guardianes).

Sospecho que el estudio de la teoría de la administración en el contexto de los modelos de negocio criptoeconómicos seguirá siendo un campo en evolución —y muy relevante en ese sentido.

Muchas gracias a Ryan Zurrer, Lawrence Krimker, Lauren Furman, Marc Pontone y Josh Teichman por sus contribuciones a este artículo. Agradezco cualquier comentario o retroalimentación.

  • Síguenos en: