Estudio del gobierno chino detecta 421 criptomonedas falsas, describe las principales características del fraude

Un estudio dirigido por el gobierno en China ha detectado 421 criptomonedas falsas, según un informe publicado hoy, 18 de mayo.

IFCERT, un comité nacional de expertos en seguridad financiera de internet iniciado por el Ministerio de Industria y TI de China, advirtió sobre los peligros del fraude en el espacio criptográfico. El informe del comité señala que a partir de abril, más del 60% de las 421 criptos falsas detectados se ejecutan desde servidores en el extranjero, lo que los hace "difíciles de encontrar y rastrear".

El monitoreo continuo del ICFERT identificó tres características clave de los perfiles de monedas digitales fraudulentas.

En primer lugar, su confianza en el llamado modelo operacional de "esquema piramidal", en el que los inversores se ven obligados a realizar un pago, y luego les prometen devoluciones sobre la base de que inscriban a otros en el plan.

La segunda característica de una criptomoneda fraudulenta, según el ICFERT, es la ausencia de código de fuente abierta del activo digital falso, que permite a sus creadores engañar a los inversores con la ilusión de un crecimiento vertiginoso al dividir artificialmente los tokens para crear una impresión de recompensas en aumento. Los estafadores afirman que cuanto más tokens se generan, más aumenta la riqueza, "solo aumenta sin caer".

Por último, de acuerdo con el ICFERT, dado que las monedas falsas no pueden ser intercambiadas en criptobolsas legítimas, se negocian en gran medida a través de acuerdos extrabursátiles, o incluso en plataformas falsas transitorias. Sin transparencia, los estafadores pueden manipular los aparentes aumentos de precios, mientras que al mismo tiempo evitan que los inversores retiren fondos para beneficiarse de esos 'picos'.

El informe concluye que tales estafas de moneda virtual son casos de "recaudación de fondos ilegal", con un alto riesgo de que sus creadores desaparezcan y causen grandes pérdidas para los inversores, que quedan incapaces de defender sus derechos.

Las características de una criptomoneda de fraude identificadas por el ICFERT en su estudio reciente son sorprendentemente similares a las identificadas por la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) de los EE. UU. En una campaña reciente destinada a educar a los inversores, la SEC de EE. UU. creó un sitio web para una oferta inicial de moneda (ICO) falsa que se lanzó hace apenas dos días. El simulacro de la SEC HoweyCoins.com atrae a los inversionistas con una "oportunidad de inversión demasiado buena para ser real" –mediante las mismas "banderas rojas" que la organización afirma haber identificado en la mayoría de las ICO fraudulentas– y redirige a quienes intentan comprar los tokens de ersatz a una página orientada a la educación en el propio sitio de la SEC.