Las criptomonedas eclipsan otros pagos móviles en la audiencia del Congreso de los EE.UU.

El Congreso claramente tiene al criptoespacio en la mente, la cuestión de la regulación gira en torno a una sola pregunta: ¿cuándo?

En una audiencia del 30 de enero ante el Grupo de Trabajo de Fintech, un organismo de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, se centraron en llevar al criptoespacio y las criptomonedas a la conversación.

Los fundamentos

La audiencia, titulada "¿Sigue siendo el dinero en efectivo el rey? Revisando el aumento de los pagos móviles", presentó el testimonio de testigos con antecedentes que abarcan proveedores de pago, defensores de los consumidores y organizaciones sin fines de lucro de inclusión financiera.

Aunque algunos de los testimonios escritos antes de la audiencia mencionaban las criptomonedas, el grado en que la industria ocupó la audiencia fue sorprendente. Es evidente que los miembros del Grupo de Trabajo Fintech están considerando seriamente las criptomonedas y la tecnología blockchain como respuestas a cuestiones de inclusión financiera y a un lento proceso de pagos.

Los representantes piensan en el criptoespacio

Un nombre familiar para muchos lectores de Cointelegraph, el Rep. Tom Emmer (R-MN), el miembro de mayor rango del grupo de trabajo, fue el primero en abordar el tema del criptoespacio. En su discurso de apertura, Emmer comentó que "Apple Pay, Zelle, Square Cash e incluso Bitcoin son ahora nombres familiares". Hoy temprano, Cointelegraph informó sobre el énfasis de Emmer en las criptomonedas y la necesidad de apoyar la innovación.

En contraste con el interés de Emmer por las criptomonedas existentes, el representante French Hill (R-AR) centró sus preguntas en torno a una "pasarela basada en cadenas de bloques" en el sistema bancario, preguntando a los testigos: "¿Podemos tener una pasarela de pagoregulado y aprobado que esté basado en la cadena de bloques, que esté disponible para los bancos y no bancos por igual?"

Kim Ford, directora ejecutiva del Consejo de Pagos Rápidos de EE.UU., respondió que tal sistema sería principalmente un problema regulatorio: "No creo que sea una limitación de la tecnología que pueda soportar ese carril, en realidad se reduciría a cualquier limitación política que esté en vigor". Continuó, "Hay una inconsistencia en la forma en que la cadena de bloques está regulada hoy en día".

El jefe de políticas públicas globales de PayPal, Usman Ahmad, señaló que en algunas escalas, esto ya existe, diciendo: "Para pagos de menor cuantía creo que están viendo algunos pagos basados en blockchain". En cuanto a la perspectiva de una mayor adopción, Ahmad le dijo a Cointelegraph más tarde que "Todavía está muy en el aire lo que sucede en este espacio".

Hablando con Cointelegraph después de la audiencia, el representante Hill estaba más seguro, diciendo:

"Un sistema de pagos que tiene un riel regulatorio que es una cadena de bloques, que está abierto a las compañías bancarias y no bancarias para ofrecer una alternativa de pago, es hacia donde nos dirigimos."

Específicamente, Hill fue optimista en cuanto a la perspectiva de un dólar digital que facilitaría un amplio espectro de transacciones "La idea de que tenemos un mecanismo de dólar que es un símbolo de transacción comercial o de consumo es atractiva".

El testigo Aaron Klein, becario del Instituto Brookings, señaló en su testimonio que "Nuestro marco jurídico y reglamentario supone completamente que los pagos están vinculados a la banca". El representante Warren Davidson también vio la dependencia del actual sistema de pagos de las instituciones financieras tradicionales como los bancos como una cuestión de convención en lugar de la ley. Le dijo a Cointelegraph que:

"No hay nada en la ley actual que requiera que los sistemas de pago estén anclados a los bancos. En gran parte lo están, pero como la presencia de Paypal, Venmo muestra, realmente no necesitas un banco para hacerlo, pero es difícil de llevar a cabo sin uno."

Davidson continuó presentando las criptomonedas como una alternativa. "asusta a mucha gente porque los bancos se han integrado tanto en el sistema de pagos", dijo. "No sé a dónde irá, pero la arquitectura tiene que cambiar. Creo que los tokens son una gran manera de hacerlo."

La regulación como punto de estrangulamiento

Durante la audiencia se llegó a un consenso general de que, sea cual sea la solución, los pagos de los EE.UU. simplemente se estaban atrasando. Varios comentaristas vieron la regulación como el punto de fricción en lugar de la tecnología. "La adopción estadounidense de los pagos por móvil sigue retrasada", dijo Christina Tetrault de Consumer Reports. "Desafortunadamente, la ley de pagos es un lío irracional".

En cuanto a las innovaciones de las empresas de fintech como Venmo y Paypal que ponen el poder de transmisión global en los teléfonos inteligentes de los consumidores habituales, Tetrault señaló que el marco de transacción real no es tan revolucionario. "No hay nada verdaderamente nuevo con algunas de estas tecnologías que se hacen pasar por nuevas", dijo Tetrault a Cointelegraph. "Cuando se trata de la forma en que las cosas se mueven, tiene casi medio siglo de antigüedad."

Aaron Klein comparó el progreso estadounidense en los pagos desfavorablemente con el de China. "Me duele decir esto, pero el sistema de China es mucho más eficiente, mucho más rápido, y ha alcanzado un nivel de adopción que es algo alucinante", dijo.

Cuando se le preguntó si las deficiencias de los sistemas de pago en los EE.UU. se debían a la tecnología o a la regulación, el representante Stephen Lynch (D-MA) dividió la diferencia, diciéndole a Cointelegraph "Creo que es ambas cosas".

Entonces, ¿es inevitable la criptorregulación?

Como Hill, el presidente del grupo de trabajo de Fintech, el representante Lynch, ve al criptoespacio como un componente inevitable de la conversación. Lynch le dijo a Cointelegraph, "Creo que la respuesta está ahí fuera, algo de esto es tecnología, algo de esto es quizás la regulación, pero es una conversación que vamos a tener". En lo que respecta a Bitcoin específicamente, Lynch fue igualmente cauteloso pero con visión de futuro:

"Creo que hay algunas preguntas abiertas sobre el consumo de energía para un sistema de prueba de trabajo, como Bitcoin. En este momento, la adopción no ha llegado al nivel en el que la gente lo está usando para las transacciones diarias, necesariamente, pero estamos al principio de este proceso".

En cuanto a las perspectivas de blockchain, Lynch dijo:

"Blockchain y otras tecnologías, sistemas tokenizados, presentan la oportunidad de un asentamiento instantáneo. Sería muy perturbador para el sistema, pero se reduce el costo".

Regulación o innovación para facilitar la inclusión financiera

La principal legislación que se estaba debatiendo era la Ley de Elección de Pago de 2019, patrocinada por el representante Donald Payne (D-NJ), que multaría a los comercios minoristas sin dinero en efectivo. El argumento básico del proyecto de ley es que los negocios sin dinero en efectivo excluyen a las personas de ingresos bajos y a las minorías demográficas. Estos grupos suelen quedar excluidos de los servicios financieros y, por lo tanto, generalmente dependen más del dinero en efectivo.

Como resumió el representante David Scott (D-GA): "¿Estamos haciendo lo suficiente para asegurarnos de que abordamos este problema fundamental? De acuerdo con las estadísticas más recientes hay 58 millones de individuos no bancarizados o con poca bancarización por ahí."

El representante Lynch estuvo de acuerdo, en sus declaraciones de cierre contando una anécdota personal sobre la dirección de un sindicato de trabajadores del hierro en Boston que tenía problemas para acceder a los bancos porque los bancos les dijeron que sus cuentas no ganaban suficiente dinero para cubrir el coste de la limpieza del barro en el que se encontraban. Lynch resumió: "La industria bancaria ha tendido a gravitar hacia las necesidades de los ricos".

Especializada en esta área fue testigo Deyanira Del Rio, co-directora ejecutiva del Proyecto Nueva Economía, especializada en el acceso financiero en la ciudad de Nueva York. Ella comentó que la conversación en curso "necesita mirar algunas de las prácticas continuas más depredadoras de nuestro sistema". Como ejemplo, Del Río señaló las fuertes disposiciones del Estado de Nueva York contra la usura, que según ella mantienen a los operadores de préstamos de día de pago, entre otros, fuera de la ciudad de Nueva York.

Sin embargo, Del Río no era particularmente optimista sobre el papel de la tecnología en la solución de estos problemas. En un comentario mordaz, dijo que "Durante décadas las empresas han evocado la innovación como una cortina de humo, francamente, para evitar la regulación".

Para llevar

Hubo un sorprendente consenso entre los testigos y representantes en cuanto a los problemas a los que se enfrentan las personas no bancarizadas, el acceso a los servicios financieros en los Estados Unidos y las insuficiencias de nuestros sistemas actuales para realizar pagos y liquidar transacciones. Las diferencias de opinión parecían ser principalmente aquellas cuyas preocupaciones tenían prioridad.

No obstante, en lo que respecta al criptoespacio, parece claro que se ha convertido en una preocupación de primer orden para muchos miembros del Grupo de Trabajo d Fintech.

Cabe señalar que, dada su área de especialización, este grupo de tareas está a la vanguardia de las conversaciones nacionales sobre la cadena de bloques. No obstante, se puede decir con seguridad que estos representantes, al menos, están trabajando en el establecimiento de un conjunto coherente de definiciones y bases de entendimiento, lo que indica claramente que la regulación está, de hecho, llegando.

No dejes de leer: