La protección contra el cryptojacking es un área de interés para el navegador Edge de Microsoft

Edge, el navegador web del gigante de la tecnología de la información Microsoft, ahora bloquea los malware de cryptojacking.

Un portavoz de Microsoft Edge le dijo a Cointelegraph el 10 de febrero que la última versión del navegador web cuenta con una nueva función de bloqueo de PUA (Potentially Unwanted Apps) que puede bloquear algunos programas maliciosos ilícitos de criptominería.

Cuando se le preguntó si Microsoft planea proteger a los usuarios de Edge de la criptominería ilícita, el portavoz dijo que "esta será un área de atención particular". Dado que el cryptojacking se está convirtiendo cada vez más en una amenaza para la seguridad cibernética, también se están intensificando los esfuerzos para abordar el problema.

Una nueva característica de la seguridad cibernética

El cryptojacking es una práctica que consiste en minar criptomonedas ilícitamente en el hardware de huéspedes desconocidos. Los dispositivos que son víctimas de cryptojacking suelen tener una duración menor de la batería y se vuelven menos receptivos.

El director principal de productos de Microsoft, Amitai Rottem, señaló la nueva característica en un tweet el 30 de enero. El gerente de programas del gigante de la tecnología para la plataforma web Eric Lawrence explicó que la característica bloquea las descargas que contienen PUAs.

Microsoft señaló que la característica de Microsoft Edge Tracking Protection, implementada desde hace tiempo, también bloquea softwares de criptominería conocidos por defecto. Una entrada de blog publicada por Microsoft a principios de diciembre de 2019 dice:

“Vale la pena señalar que la prevención de rastreo, cuando está activada, siempre bloqueará el acceso al almacenamiento y las cargas de recursos para los sitios que caen en las categorías de Huella digital o Criptominería en las listas de protección de rastreo de Disconnect.”

Las autoridades de todo el mundo están adoptando medidas contra el cryptojacking a medida que la práctica se va extendiendo. A principios de enero, la Interpol colaboró con la empresa de seguridad cibernética Trend Micro para reducir el cryptojacking que afectaba a los enrutadores MikroTik en toda el Asia sudoriental, mientras que en agosto de 2019 la policía francesa clausuró una enorme red de bots que se había utilizado para la criptominería de Monero en máquinas de usuarios desprevenidos.

No dejes de leer: