El BCE dice que está aumentando la vigilancia sobre las criptos para incluir datos fuera de la cadena

El Banco Central Europeo (BCE) afirma que la "comunidad de bancos centrales" perfeccionará el seguimiento de las transacciones en criptomoneda, tanto dentro como fuera de la cadena.

En un informe del 7 de agosto titulado "Entendiendo el fenómeno de los criptoactivos, sus riesgos y cuestiones de medición", el BCE sostiene que "cerrar las brechas de datos asociadas con los criptoactivos" sigue planteando un desafío significativo para los reguladores y las instituciones financieras.

"Cerrando las brechas de datos" para el monitoreo de criptoactivos

El informe sostiene que los riesgos y los "efectos indirectos" de los criptoactivos para la "economía real" dependen de la medida en que ambas esferas estén interconectadas. Aconseja, por tanto, que el BCE debe prolongar y perfeccionar su análisis cualitativo y cuantitativo de la nueva clase de activos. 

Sin embargo, si bien el carácter público de las redes de criptoactivos basadas en la tecnología de los registros distribuidos proporciona en general transparencia, en el informe se señala que el carácter descentralizado e irregularmente regulado de las actividades relacionadas con los criptoactivos complica los esfuerzos por organizar actividades sistemáticas de recolección de datos. 

Esto se debe en parte a la ausencia de "datos duros o confiables de transacción" que cubran tanto la actividad dentro como fuera de la cadena, lo que da lugar a una visión solo parcial del mercado de criptoactivos. 

On-chain transactions for selected crypto assets as of April 2019

Transacciones en cadena para criptoactivos seleccionados a partir de abril de 2019.

Fuentes: Bitinfocharts, Cryptocompare y cálculos del BCE, a través del BCE

Una convocatoria a la "comunidad de bancos centrales".

Como se indica en el informe, se han emprendido iniciativas para perfeccionar la recopilación y el análisis de datos de criptoactivos por entidades como el Comité Irving Fisher de Estadísticas de Banca Central y grupos de expertos que investigan la clasificación estadística de los criptoactivos en el Sistema de Cuentas Nacionales.

Aunque esta última iniciativa puede tener implicaciones significativas para medir el PIB de los países y otros indicadores, el BCE señala que la clasificación estadística de los criptoactivos sigue siendo una tarea compleja, dado que su "principal característica" es no representar "un derecho financiero o un pasivo sobre una entidad identificable".

El BCE afirma que quienes buscan datos fiables dentro y fuera de la cadena deben superar la dificultad de recuperar los datos públicos sobre los segmentos de mercado que permanecen fuera del radar para las autoridades públicas. 

También deben enfrentarse a "plataformas de negociación de criptos relativamente ilíquidas que pueden verse afectadas por operaciones de lavado" y tener en cuenta la "falta de coherencia en la metodología y las convenciones utilizadas por los exchanges institucionalizados y los proveedores de datos comerciales".

En su conclusión, el BCE se compromete a seguir analizando las "transacciones protocolarias en cadena y por niveles" y a centrarse en la armonización y enriquecimiento de los metadatos para las transacciones fuera de cadena, así como en el desarrollo de las mejores prácticas para los indicadores de criptoactivos.

Por otro lado, en mayo de este año, un informe del BCE había argumentado que las criptomonedas no tienen implicaciones para la política monetaria ni un factor en la economía real.

No dejes de leer: