Ernst & Young argumenta que el exchange de criptomonedas QuadrigaCX debería declararse en bancarrota

Ernst & Young (EY), una de las firmas de auditoría 'Big Four', ha argumentado que la ahora cerrado exchange de criptomonedas canadiense QuadrigaCX debería ser declarado en bancarrota en lugar de ser reestructurado como parte de los procedimientos de protección de acreedores en curso. EY propuso el curso de acción en su "Cuarto informe del monitor" presentado ante el Tribunal Supremo de Nueva Escocia el 1 de abril.

Tal como se informó anteriormente, QuadrigaCX habría perdido el acceso a sus tenencias de billetera fría después de la muerte de su fundador, Gerald Cotten, en diciembre del 2018: Cotten era ostensiblemente la única persona con acceso a las claves correspondientes de las billeteras.

Con la información del acceso imposible que, supuestamente, representaba la gran mayoría de los activos del exchange, QuadrigaCX debe más de USD 198,4 millones a un estimado de 115.000 usuarios. QuadrigaCX solicitó la protección de los acreedores a principios de febrero y nombró a EY como supervisora de los procedimientos.

Puede interesarte: Faltan USD 145 millones después de la muerte del fundador del cripto exchange QuadrigaCX

En el cuarto informe del auditor como supervisor del caso, el equipo legal de EY argumenta que el proceso de reestructuración en curso para QuadrigaCX en virtud de la Ley de Arreglo de Acreedores de las Compañías (CCAA) debería cambiar a un proceso alternativo en virtud de la Ley de Quiebras e Insolvencia (BIA). Los autores proponen:

“Dadas las circunstancias actuales, la posibilidad de que Quadriga se reestructure y salga de la protección de la CCAA parece remota. La investigación en curso para localizar y recuperar activos para su distribución a los acreedores con la intención de optimizar las recuperaciones para las partes interesadas de los solicitantes se puede administrar de manera eficiente en un procedimiento bajo la BIA".

Los beneficios de pasar a los procedimientos en virtud de la BIA, argumenta el informe, incluyen el hecho de que la quiebra "permitiría la posible venta de activos, incluyendo pero no limitando a la plataforma operativa de Quadriga", así como la racionalización de las cargas administrativas y la reducción de costos procesales.

No dejes de leer: QuadrigaCX transfiere sus criptos restantes al auditor Ernst & Young

Además, el informe sostiene que la transición a la BIA proporcionaría a EY "poderes de investigación mejorados" en su posible papel como fideicomisario en quiebra para el exchange. El fideicomisario, designado para Quadriga CX y Quadriga Coin Exchange, también abordaría aparentemente los problemas de gobernabilidad al eliminar la necesidad de un director o directores de reestructuración.

Los procedimientos de la BIA eliminarán la carga de las actualizaciones formales en el tribunal —como lo exige actualmente la CCAA— y el fideicomisario proporcionará informes de manera directa a los usuarios afectados durante la quiebra.

El informe de EY explica con más detalle sus investigaciones en curso sobre los fondos faltantes de QuadrigaCX, con referencia a varios procesadores de pagos de terceros que actualmente tienen monedas fiduciarias en nombre de Quadriga.

Te puede interesar: Informe: billeteras de QuadrigaCX han estado vacías, sin usar desde abril

EY también presentó una solicitud de Orden de Preservación de Activos —que involucraría a todos los activos mantenidos por Coten, su cónyuge y otros— debido a su preocupación de que "los límites corporativos y personales entre Quadriga y su fundador Gerald Cotten no se mantuvieron formalmente".

Tal como se reportó anteriormente, el último informe de EY se publicó en marzo, y revela detalles de las investigaciones en curso del auditor sobre billeteras y transacciones asociadas con el exchange.