Chair Greenspan: “no tiene sentido” que los bancos centrales emitan sus propias monedas digitales

Alan Greenspan, expresidente de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), ha dicho que "no tiene sentido" que los bancos centrales emitan sus propias monedas digitales.

Según un informe de la CNBC del 11 de noviembre, Greenspan hizo sus comentarios durante la conferencia anual de perspectivas económicas organizada por la revista financiera china Caijing.

Tampoco tiene sentido Libra.

El argumento de Greenspan supuestamente se basaba en el hecho de que las monedas fiduciarias nacionales están respaldadas por el crédito soberano, una disposición que es exclusiva del Estado-nación y su estructura institucional. 

Ni siquiera los gigantes de la tecnología en la era del ascenso de FAANG (un acrónimo de las cinco acciones tecnológicas más exitosas del mundo: Facebook, Amazon, Apple, Netflix y Google) pueden competir con la profundidad y amplitud de los mercados financieros de Estados Unidos, argumentó. 

Greenspan dijo:

“El crédito soberano fundamental de los Estados Unidos es mucho mayor que cualquier cosa que Facebook pueda imaginar.”

Greenspan, designado por Ronald Reagan, estuvo al mando de la Reserva Federal durante la caída del mercado de valores del Lunes Negro en 1987, el auge tecnológico de la década de 1990, las crisis financieras de México, Asia y Rusia (1994, 1997 y 1998, respectivamente) y la caída de la burbuja de las punto com en el año 2000. 

Con su mandato de 1987-2006, que abarcó un período de gestión de crisis en serie y el dominio cada vez más espectacular de la Reserva Federal sobre el sistema financiero mundial, TIME había realizado una portada ahora notoria con una foto de Greenspan, el Secretario del Tesoro Robert Rubin y el Subsecretario Lawrence Summers en 1999, que los bautizó con el nombre de "Comité para Salvar el Mundo".

Tras la histórica caída financiera de 2008, la reputación de Greenspan ha caído en picado, él y su cohorte acusados de haber cimentado las políticas que llevaron al sistema global a sus talones.  

China y Túnez ya están en el negocio

En una era de crecientes tensiones chino-estadunidensas, se espera que el Banco Central de China, el Banco Popular de China, se convierta en la primera gran economía mundial en lanzar una moneda digital de banco central. 

Mientras tanto, Túnez ha iniciado recientemente el proceso de digitalización del dinar y tiene previsto emitir un CBDC respaldado por papel en una red blockchain gestionada conjuntamente con una startup tecnológica rusa. 

En octubre, miembros del Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos enviaron una carta al actual presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, preguntándole sobre las perspectivas de emitir un CBDC en dólares. 

Los legisladores argumentaron que la Reserva Federal tiene tanto la capacidad como el mandato de establecer un sistema monetario y financiero más seguro, más flexible y más estable mediante el desarrollo de un dólar digital.

Sigue leyendo: