Exclusiva: El venezolano acusado de estafas en Brasil habría recaudado más de 1473 Bitcoins

El venezolano Rafael Martins Suárez Salazar, que fue detenido a finales de 2019 por la Policía Civil do Amazonas, acusado de haber llevado a cabo estafas con Bitcoin y criptomonedas en Brasil, se dice que ya ha recogido más de 1473 Bitcoins en una supuesta estafa que también se habría llevado a cabo en Perú, Venezuela, EE.UU., España y Colombia.

Tan pronto como Cointelegraph publicó la historia el 18 de diciembre de 2019, inversionistas de otras naciones, que creyeron en las promesas de Suárez Salazar, buscaron el informe para reportar sus casos. Hay personas que informaron haber invertido más de R$100.000 (unos 30 mil dólares aproximadamente) en la supuesta estafa que prometía una alta rentabilidad con supuestas operaciones con Bitcoin.

Según los informes, además del empresario André Luiz Athayde Gomes, que también fue detenido por la Policía Civil do Amazonas, la esposa de Suárez Salazar, que dijo que los pagos se reanudarían el 18 de enero de 2020, y Gilberto Sucesso, socio y propietario del Grupo Sucesso, que también tiene su sede en Manaos, donde fueron detenidos los otros dos sospechosos, también estuvieron involucrados en la supuesta estafa.

El Grupo Sucesso afirma ser una de las redes educativas más grandes de Manaos y afirma que tiene una historia de 23 años. Buscados por Cointelegraph Brasil, Gilberto y el grupo no han respondido a las llamadas hasta la publicación de este informe.

Suárez Salazar ya había aplicado otras supuestas estafas con criptomonedas en Venezuela con una empresa llamada Beatifull Woman Nail que prometía ingresos en un negocio que implicaba un 'acuerdo de intercambio', sin embargo, después del depósito de los clientes, Salazar 'desaparecía' y ya no respondía a los mensajes.

El grupo de clientes que se habría visto perjudicado por Suárez Salazar afirma que deberían organizar una 'delegación' a Brasil en busca de información sobre cómo recuperar sus inversiones. Junto con el arresto de los dos acusados formalmente del supuesto crimen, Suárez Salazar y Gomes, se incautó una Toyota Hylux que pertenecería a una de las víctimas de la supuesta estafa y otros tres coches de lujo. Ambos niegan el crimen.

Los acusados prometieron ganancias de hasta el 60% en 12 días a través de supuestas inversiones de Bitcoin, pero ninguno de ellos tiene autorización o dispensa de la Comisión de Valores de Brasil (CVM) para operar en el país.

"La gente terminó vendiendo vehículos, rescatando dinero de los ahorros e invirtiendo en el negocio. Destaco que, al principio, las víctimas tenían un retorno de la inversión, pero en los últimos dos meses los delincuentes ya no hacían los pagos de los ingresos, lo que caracterizaba el delito de robo. Durante el trabajo, hicimos el arresto de Rafael y esta vez detuvimos al segundo involucrado", dijo Aldeney Góes, jefe de la Unidad Especializada de Prevención del Crimen (Derfd).

Sigue leyendo: