Grupo de Acción Financiera Internacional adopta cambios en las normas que cubren las monedas virtuales

El Grupo de Acción Financiera Internacional (FATF, por sus siglas en inglés) ha adoptado cambios en sus estándares con respecto a las monedas digitales y a las empresas involucradas en actividades relacionadas con las criptomonedas, de acuerdo con un anuncio publicado el 19 de octubre.

El GAFI, con sede en París, también conocido como Groupe d'action financière (GAFI), es una organización intergubernamental creada en 1989 por iniciativa del G7 para establecer normas y promover la aplicación efectiva de medidas jurídicas, reglamentarias y operativas para luchar contra el blanqueo de capitales. Desde entonces, el GAFI ha desarrollado una serie de Recomendaciones reconocidas como la norma internacional para combatir el lavado de dinero (ML) y el financiamiento de actividades ilícitas.

En 2015, el GAFI introdujo orientaciones sobre un enfoque basado en el riesgo para las monedas digitales , en las que se exhortaba a todos los países a que adoptaran medidas coordinadas para prevenir el uso de monedas virtuales para la financiación del delito y el terrorismo (FT).

Ahora, la organización ha determinado que las Recomendaciones deben ser revisadas, ya que los gobiernos y el sector privado han solicitado aclaraciones sobre las actividades a las que se aplican exactamente las normas del GAFI.

De acuerdo con los cambios, las jurisdicciones deben asegurar que los proveedores de servicios de activos virtuales - intercambios, proveedores de billeteras y proveedores de servicios financieros para las Ofertas Iniciales de Monedas (ICO) - estén sujetos a las regulaciones contra el lavado de dinero (AML) y contra el financiamiento del terrorismo (CFT).

Según el GAFI, estas entidades deben estar registradas o tener licencia y ser monitoreadas para el cumplimiento de la diligencia debida, el mantenimiento de registros y el reporte de transacciones sospechosas.

El GAFI señaló también que aclarará los riesgos de LD y FT relacionados con las monedas virtuales y, al mismo tiempo, desarrollará un entorno normativo en el que las empresas tengan libertad para innovar. La declaración dice lo siguiente:

"Como parte de un enfoque por etapas, el GAFI preparará una guía actualizada sobre un enfoque basado en el riesgo para regular a los proveedores de servicios de activos virtuales, incluyendo su supervisión y monitoreo; y una guía para las autoridades operativas y de aplicación de la ley sobre la identificación e investigación de actividades ilícitas que involucren activos virtuales".

El mes pasado, el presidente del GAFI, Marshall Billingslea dijo que los actuales estándares y regímenes ALD para las criptomonedas son "en gran medida un mosaico o un proceso irregular", lo que está "creando vulnerabilidades significativas tanto para los sistemas financieros nacionales como internacionales". Sin embargo, señaló que a pesar de los riesgos relacionados con estos activos, la moneda digital como clase de activo presenta "una gran oportunidad".

En junio, el GAFI  anunció sus esfuerzos para desarrollar normas vinculantes para los criptointercambios, que también serían una mejora de las resoluciones no vinculantes que fueron adoptadas por el GAFI en junio de 2015. Además de las medidas ALD y el reporte de operaciones comerciales sospechosas, la agencia también investigará cómo trabajar con los países que se han movido para prohibir las criptomonedas.