Gresham International trabaja con el gobierno de Paraguay en una nueva ley de criptomonedas

La adopción está en auge a pesar del mercado bajista y prueba de ello es lo que anunció Gresham International, una de las firmas de abogados de criptomonedas más prestigiosas del mundo, que presentó una propuesta para comenzar a trabajar con el gobierno de Paraguay en una ley que regule los activos digitales en el país sudamericano.

Paraguay parece ser el más reciente en unirse a la lista de interesados en las criptomonedas, así como la tecnología Blockchain y prueba de ello es la propuesta que según el informe, el gobierno está explorando leyes que podrían implementarse a corto y largo plazo. Incluso Cal Evans, Gerente Internacional de Gresham reveló que las normas serían beneficiosas para la criptocomunidad y la nación latinoamericana.

La propuesta vería al bufete trabajando con el gobierno nacional para ayudarlos a crear leyes que satisfagan las necesidades tanto del país como de la comunidad de criptomonedas. La compañía ya tiene experiencia previa en este sector, al haber creado nuevas leyes de tokens de seguridad en jurisdicciones como Labuan.

Según Evans, el gobierno está viendo las criptomonedas como una oportunidad a largo plazo para las empresas extranjeras, al igual que para los ciudadanos, para la adquisición de inversiones, negocios y actividades que ayuden a aumentar los ingresos del país.

Evans añadió diciendo que el ”gobierno se toma muy en serio la introducción de una nueva legislación sobre criptomonedas que los convertirá en un líder regional”.

Cinturón para la minería en el país

Sin embargo, el propio Evans fue enfático al informar que el gobierno paraguayo por ahora no planea desarrollar su propia moneda digital doméstica. Al contrario su enfoque viene más a la regulación de actividades como la minería de criptomonedas, la cual esperan lograr una vez entre en vigencia el nuevo marco legal para el año 2020.

Uno de los problemas económicos que tiene Paraguay actualmente son los ciudadanos de otros países que establecen operaciones mineras dentro del país. Estas operaciones explotan la electricidad relativamente barata y estable disponible, una situación que se refleja en todos los países de América del Sur. Luego de una minería exitosa, estos ciudadanos cambian sus criptomonedas sin pagar ningún impuesto nacional. Esta eliminación de impuestos se debe a que las leyes fiscales actuales no cubren la minería de criptomonedas.

Se desconoce el monto de a cuánto puede ascender la actividad en el país, así como las pérdidas en moneda fiduciaria que representa al fisco por concepto de enriquecimiento libre de impuestos.

Bitfury, la empresa de Blockchain, no hace mucho comunicó que planeaba establecer operaciones de minería de Bitcoin en Paraguay.

La necesidad de un marco regulado para la minería pasa por el hecho de que estas operaciones ejercen presión sobre la red eléctrica doméstica sin dar nada extra a cambio para compensar esta tensión adicional, muchas veces cargado a los usuarios que nada tienen que ver con la minería.

Se cree que éste fue el punto central de las reuniones con el gobierno, que espera resolver con nuevas leyes al respecto. El gobierno y los reguladores están ansiosos por lograr un equilibrio entre protección y atracción para aquellos que trabajan en el mercado de las criptomonedas.  En la propuesta además, se promovió al gobierno el posible impacto positivo del intercambio de criptomonedas y las leyes comerciales más favorables para las empresas del sector que deseen hacer negocios en el país. 

Aunque el país está dando pequeños pasos dentro del ecosistema cripto, comparado con otras naciones sudamericanas como Venezuela o Argentina, el hecho notable de tener a China como su principal socio comercial que tiene postura positiva hacia la Blockchain, podría facilitarle el proceso en un futuro no muy lejano a muchas empresas del país asiático en sus planes de expansión a éste lado del continente, entendiéndose que Paraguay adopte una postura positiva para las criptomonedas en general.

Sigue leyendo: