Cómo Bakkt puede allanar el camino para unos ETF de Bitcoin

Bakkt anunció la semana pasada que su tan esperado producto de futuros y custodia de Bitcoin para clientes institucionales sería lanzado el 23 de septiembre tras una serie de fuertes retrasos por parte de los reguladores. 

La empresa filial de Intercontinental Exchange (ICE) comenzó a probar sus contratos a futuros el julio pasado, pero estos no habían podido ser lanzados en su totalidad por una serie de obstáculos en la adquisición de la licencia de fideicomiso por parte Departamento de Servicios Financieros de Nueva York (NYDFS). Este servicio de custodia desarrollado por la empresa, denominado Bakkt Warehouse, les permitirá construir su propia solución de custodia para respaldar los contratos a futuros que se planean ofrecer.

Sigue leyendo: ¿Qué es Bakkt? La llegada de un gigante que tiene a Bitcoin como protagonista

Si bien la presión del NYDFS fue la principal razón del retraso en el lanzamiento del producto, la Comisión de Negociación de Futuros de Productos Básicos (CFTC) también se adjudicó parte de esa carga. La CFTC exige que los fondos de los clientes sean retenidos por un tercero confiable, como un banco, una compañía fiduciaria o un comerciante de comisiones de futuros. Con la adquisición de Digital Assets Custody (DAAC) por parte de Bakkt a finales de abril la compañía ya cumple con todos los requisitos para poner en marcha su plataforma.

Según Kelly Loeffler, el CEO de Bakkt “Nuestros contratos ya han recibido luz verde de la CFTC a través del proceso de autocertificación y han comenzado las pruebas de aceptación del usuario”

Sigue leyendo: CEO de Bitwise: los ETF de bitcoin llegarán, ya que las preocupaciones de la SEC están siendo ampliamente resueltas

Algo destacable y que se diferencia de los contratos a futuro del CME es que los de Bakkt cuentan con una liquidación física. Es decir, cuando los comerciantes del CME cierran sus operaciones los beneficios derivados de esta acción son cancelados en efectivo (USD), por lo que los volúmenes del CME no tiene un impacto directo en la demanda de Bitcoin (ya que nunca se maneja la criptomoneda realmente.) Con Bakkt las cosas son un tanto diferentes, la compañía hermana de ICE busca tener una liquidación física, es decir los operadores serán liquidado con Bitcoin por el resultado de sus comercios y no en USD, lo que sí podría impactar en la demanda de BTC. 

Bitcoin entregado físicamente, custodia y paso a los ETF

Entre los beneficios más importantes a considerar acerca de la integración de Bakkt al ecosistema criptográfico es el desarrollo de la mercantilización de Bitcoin en los Estados Unidos. La entrada de ICE al mercado es algo que no debe tomarse a la ligera, en sus comienzos la compañía con sede de Atlanta era un exchange muy poco conocido que movía casi ningún volumen. Hoy en día ICE es una firma con ingresos de 6.28 mil millones, durante 2008 Intercontinental Exchange sirvió como centro de compensación de swaps de incumplimiento crediticio, para el 2018 la compañía ya había liquidado USD 10 billones en Swaps.

Los primeros futuros de BTC entregados físicamente un mercado regulado podría ser una herramienta efectiva para cubrir las necesidades y preocupaciones de inversores más grandes.  Al ser un activo desligado de los mercados tradicionales, Bitcoin pudiese servir como una forma de cobertura ante momentos de incertidumbre o como una manera de diversificar los portafolios.  

Una inyección del capital institucional a gran escala podría llevar a Bitcoin y al mercado en general (considerando la dominancia actual) a ser un tanto menos volátil y difícilmente manipulable en los próximos años. Esta liquidez futura proporcionada por empresas como Bakkt y próximamente LegderX servirían para calmar las principales preocupaciones de la SEC: custodia y manipulación. 

Siigue leyendo: ¿Qué es LedgerX? Sus contratos de futuros y la competencia  

Como informó Cointelegraph, en junio la composición de valores y bolsa (SEC, por sus siglas en inglés) había comentado que una de las preocupaciones más importantes para el regulador era la supuesta ausencia de medidas preventivas sólidas para la manipulación del mercado. En los mercados tradicionales existen reglas sofisticadas de vigilancia que aseguran a los reguladores que no se están cometiendo actos ilícitos, ahora en el mercado de criptomonedas estos mecanismos suelen ser deficientes o inexistentes. 

Otros de los aspectos que inquietaba a los reguladores era la custodia de activos. Con 4.3 mil millones relacionados a delitos en criptomonedas solo en 2019 la custodia es un problema. Gracias a soluciones como la de Bakkt Trust Company, Fidelity Digital Assets y Coinbase Custody las ofertas de custodia se ven mejor estructuradas para brindar un servicio de alta gama como los ETF.

Aunque todo pareciera estar listo la verdadera pregunta radica en si este producto será lo suficientemente atractivo para traer una carga institucional importante. Si comparamos el crecimiento de bolsas reguladas que ofrecen futuros como el CME encontraremos que desde sus inicios tanto los volúmenes comerciales como el interés abierto ha ido creciendo exponencialmente lo que no puede dar una idea del adopción e interés que envuelve al comercio de Bitcoin.  

Con la decisión de los ETF de Bitwise y VanEck / SolidX pospuestos hasta 13 y el 18 de octubre, el inicio de Bakkt será fundamental para que las agencias tomen nota del desempeño del mercado criptográfico en un entorno completamente regulado. A la larga, la liquidez ofrecida por este tipo de servicios en concordancia con la robusta infraestructura de custodia a desarrollar podría allanar el camino para unos ETF de Bitcoin más pronto que tarde.

Las opiniones expresadas aquí son las del autor y no representan necesariamente las opiniones de Cointelegraph.com