En Argentina, la Universidad Nacional de Córdoba aplicará blockchain en procesos de gestión

La Universidad Nacional de Córdoba (UNC), en Argentina, incorporará tecnología blockchain en procesos administrativos, particularmente para sistemas de gestión de alumnos. Así lo informó Cba24n, el 1 de noviembre.

Según explicó esa publicación, el proyecto fue elaborado por el prosecretario de Informática de la UNC, Miguel Montes, quien lo presentó oficialmente en un evento de la Blockchain Federal Argentina, plataforma multiservicios de la que participan entidades públicas y privadas, de distintos sectores, entre ellas universidades nacionales.

La inIciativa surgió al notar la necesidad de mejorar el registro de la verificación de actas y certificados que corroboran la realización de distintas actividades vinculadas a las carreras de grado. Es así que se propone un sistema de registro de datos, abierto a la comunidad, con múltiples instancias de control y seguridad, en el que nadie puede eliminar datos sin que el resto lo advierta.

"Los sistemas de gestión de alumnos utilizados en universidades suelen requerir la existencia de actas de examen en papel, e implican a menudo que cierto tipo de certificados emitidos deban controlarse con esas actas. Esto se debe a que dichos sistemas carecen de mecanismos para asegurar a los responsables legales de la información que esta no ha sido alterada. Es posible implementar soluciones basadas en firma digital, pero estas soluciones no resuelven todos los problemas. El presente trabajo presenta una propuesta de solución de estos problemas mediante el uso de una red blockchain", especificó el documento en el que se plasmó la iniciativa.

Desde Córdoba, Miguel Montes explicó en un programa de TV de Canal 10, que la tecnología blockchain permite mejorar la transparencia de los procesos a partir de su exposición en un entorno público, así como la trazabilidad de los datos allí colocados. “En general todos los mecanismos que implican aprobación de actividades académicas realizadas por alumnos quedan registrados en un acta. Queremos dejar una prueba en el momento en que ese acta se cierra, de su existencia y sus contenidos. De esa forma podemos garantizar, tanto para alumnos como para profesores y autoridades, que esas actas no han sido modificadas y que las notas, en las que están basados los certificados, se corresponden con las notas realmente puestas", detalló.

“Por otro lado tenemos un mecanismo de validación. O sea, los certificados digitales emitidos por la Universidad pueden ser validados sin necesidad de recurrir a nosotros, comparándolos con los resultados almacenados en la cadena. De tal forma cualquiera que da un certificado pueda validar que esté respaldado en ciertas actas emitidas en cierto momento", agregó luego.

“Básicamente ponemos cierta información fuera de nuestro control, en una red pública y transparente. De este modo podemos garantizar que no se puede cambiar una vez que hemos declarado que cierta cosa es tal. Buscamos mecanismos que maximicen la transparencia. Todo lo que se coloca en la cadena está disponible, tanto para los que son miembros como para los que no lo son. Cualquiera puede conectarse a la cadena y ver lo que se está publicando, que nunca son datos primarios. No es un mecanismo para acceder a datos primarios, sino de auditoría", destacó.

Seguir leyendo: