La Fundación IOTA investiga fondos presuntamente robados de billeteras Trinity

La Fundación IOTA ha emitido una advertencia con respecto a la billetera de monedas IOTA (MIOTA) Trinity, y su asociación con fondos robados.

Después de que varios tenedores de IOTA informaran que faltaban monedas, la Fundación IOTA anunció la suspensión de su nodo de red, llamado Coordinator, mientras la entidad investiga la situación, según una actualización de estado de IOTA del 13 de febrero.

IOTA se ejecuta en el tangle, no en blockchain

Un jugador importante en la tendencia sostenida al alza de 2017, IOTA se destacó como una de las pocas criptomonedas que no están en la cadena de bloques. El activo se ejecuta en el tangle, utilizando la tecnología Directed Acyclic Graph o DAG para abreviar.

La Fundación IOTA ejecuta el Coordinator, un nodo en la red para ayudar a prevenir ataques. Aunque la red aparentemente todavía depende del Coordinator, la Fundación IOTA publicó una discusión sobre la eliminación del nodo en una publicación de blog de 2018.

La billetera Trinity del activo causa problemas

El verano pasado, la Fundación IOTA lanzó Trinity, una nueva billetera para el almacenamiento de IOTA.

El 12 de febrero de 2020, una actualización de estado de IOTA instó a los usuarios a no abrir sus billeteras Trinity por el momento, citando múltiples cuentas reportadas de IOTA robado.

Al día siguiente, después de analizar el problema, la Fundación IOTA dijo que los ladrones probablemente obtuvieron las llaves privadas de la billetera de las víctimas. La fundación observó aproximadamente 10 casos de robo reportados, que involucraron el uso de la billetera Trinity.

La investigación de transacciones en la red también indica que solo aproximadamente el 50% de las víctimas han denunciado casos a la fundación hasta el momento del anuncio.

"Compartiremos un informe transparente completo de todos los eventos una vez que esto haya concluido, por ahora limitaremos la información que compartimos para no proporcionar a los atacantes ninguna información adicional", dijo la actualización, y agregó que los datos hasta ahora todavía no eran totalmente decisivos.

Este no es el primer problema que IOTA ha tenido desde 2017. La red ha experimentado múltiples problemas funcionales, incluido un apagado de la red principal de 24 horas en diciembre de 2019.

Cointelegraph contactó a la Fundación IOTA para obtener detalles adicionales, pero no recibió respuesta, hasta el cierre de esta edición. Este artículo se actualizará conforme se obtenga una respuesta.

Sigue leyendo: