Investigadores Criminales del IRS analizan los cajeros automáticos y terminales de Bitcoin

El Jefe de Investigación Criminal del Servicio de Rentas Internas de Estados Unidos (IRS), John Fort, dijo que el regulador está investigando los posibles problemas fiscales causados por los cajeros automáticos y terminales de Bitcoin (BTC).

Según información del Bloomberg Law el 15 de noviembre, Fort dijo que el IRS está colaborando con las fuerzas de seguridad para investigar los usos ilícitos de nuevas tecnologías como las criptomonedas, declarando que:

"Estamos analizando a todos los que pueden o no estar conectados a cuentas bancarias [...]  En otras palabras, si puedes entrar, meter dinero y sacar bitcoin, obviamente estamos interesados potencialmente en la persona que usa el terminal y en cuál es la fuente de los fondos, pero también en los operadores de los terminales".

Un servicio generalizado

Según Coin ATM Radar, hay 4,129 cajeros automáticos y terminales de Bitcoin en Estados Unidos que permiten a los usuarios comprar y/o vender criptomonedas a cambio de una comisión. Bloomberg afirma que hay una máquina de este tipo en cada una de las principales ciudades de Estados Unidos. Fort explicó que dichos servicios deben cumplir con las reglas de "Conozca a su Cliente":

"Se les exige que se atengan a las mismas normas contra el lavado de dinero, conozca a su cliente, y creemos que algunos tienen diferentes niveles de adhesión a esas regulaciones".

Como informó Cointelegraph hace un mes, Bitstop, la empresa de cajeros automáticos de Bitcoin, instaló una de sus máquinas en el Aeropuerto Internacional de Miami, lo que sugiere que el Bitcoin es útil para mover dinero cuando se viaja.

La situación fiscal sigue siendo poco clara

Fort explicó que los problemas de tributación en criptomoneda son una amenaza emergente, y añadió que el espacio de la criptomoneda tiene una falta inherente de transparencia y visibilidad, lo que aumenta su potencial de incumplimiento. Aún así, admite que hasta ahora no se han presentado casos, diciendo: "No hemos tenido ningún caso público, pero tenemos casos abiertos en inventario".

A principios de esta semana, Suzanne Sinno, abogada de la Oficina del Asesor Legal Asociado del IRS, aclaró que las criptomonedas nunca han sido elegibles para la exención de impuestos en la misma forma, incluso antes de la revisión de impuestos de 2017.

En los Estados Unidos, un intercambio similar —o un intercambio 1031— es una transacción de activos que no genera un pasivo fiscal por la venta de un activo cuando fue vendido para adquirir otro de reemplazo.

Aunque los comerciantes de criptos eran conscientes en su mayoría de que las transacciones posteriores a la revisión no podían acogerse a dicha exención, la posibilidad de realizar transacciones antes de ese período había sido poco clara.

No dejes de leer: