¿La compañía Ripple está manipulando el precio de XRP?

Ripple siempre ha causado mucha controversia dentro de la comunidad cripto. Es muy claro que el token XRP no es como Bitcoin. Es cierto que el código de XRP es abierto y público, pero la influencia de la compañía sobre el token es considerable. En la práctica, el sistema no es tan descentralizado como otros, porque la compañía es la gran ballena en esas aguas y domina al token. Eso nadie lo puede negar. XRP, para bien o para mal, depende mucho de Ripple. Esto, por supuesto, no es algo necesariamente malo. Sin embargo, es un elemento de peso. Durante este año, Ripple ha crecido mucho. Su cartera de clientes es cada vez más grande y ha realizado importantes adquisiciones. De hecho, XRP es una de esos raras criptomonedas que está funcionado justamente como lo prometió en su lanzamiento inicial. A pesar de todo esto, el precio del token está por el suelo. ¿Qué está pasando realmente?

Primero, es importante entender que cuando hablamos de Ripple, por lo general, estamos hablando de dos cosas, la plataforma y su token XRP. Ripple es básicamente una compañía de pagos. Por otro lado, XRP es una criptomoneda creada por Ripple para facilitar los pagos. La idea es crear un sistema de pagos rápido, confiable y económico. Desde un principio, Ripple ha sido muy claro en sus intenciones. Ellos quieren ofrecer sus soluciones a los bancos y los proveedores servicios financieros en sus transacciones globales. El proceso detrás de las transacciones internacionales es sumamente ineficiente. De hecho, es demasiado costoso, lento, y complicado. Claro que no solo para los usuarios. Los bancos y los proveedores de servicios financieros son también víctimas de este dinosaurio. Enviar dinero más allá de las fronteras nacionales no es tan fácil como parece. En realidad, existe una burocracia gigantesca que entorpece el proceso y lo complica. El sistema es terriblemente anticuado y beneficia a un grupo muy pequeño solamente. Se pierde mucho tiempo y dinero con el sistema actual, y Ripple quiere cambiar eso aportando soluciones. 

Sigue leyendo: Japón: Bitcoin supera a XRP en las criptoposesiones denominadas en yenes

Desde el punto de vista técnico, el protocolo ofrece muchas ventajas. En algunos aspectos, es mejor que Bitcoin, porque las operaciones son más rápidas y económicas. Su funcionamiento es diferente, pero funciona bien. Es decir, hace su trabajo perfectamente. Sin embargo, el elemento diferenciador no yace tanto en los aspectos técnicos de su protocolo. El asunto está en el estrecho vínculo que une a la compañía con el token. Todo comenzó en el año 2013 cuando el programador Jeb McCaleb invitó a un grupo de inversores a invertir en Ripple Labs. Entre esos inversores, tenemos a figuras como Chris Larsen y Andreessen Horowitz, por ejemplo. Sin embargo, la lista es mucho más grande. Se podría decir que el éxito de Ripple se debe principalmente a su protocolo y al equipo que se logró formar. Esto le dio mucha credibilidad al proyecto, y, en efecto, la oferta inicial de su moneda (ICO) fue muy exitosa. Muchos han criticado a Ripple. Bueno, el sistema no es totalmente descentralizado, porque el dominio de la compañía es considerable. Pero eso, al parecer, no afectó mucho, porque la cripto ha logrado escalar a los primeros puestos del ecosistema cripto en cuanto a capitalización de mercado se refiere. Ahora, Chris Larsen es considerado el hombre más rico de la comunidad cripto y esto es gracias a sus posiciones en XRP. 

Digamos que yo creo una criptomoneda y preminó un millón de unidades. Luego, logro vender un token por un dólar y el resto queda en mi bolsillo. Técnicamente, mi sistema tendría un millón de dólares en capitalización y yo sería un hombre rico de la noche a la mañana. Como ahora soy un hombre famoso por mi riqueza, otros quieren comprar mi token para ser ricos también. Entonces, logró vender otra unidad, esta vez, por dos dólares. Mi token está en alza con un rendimiento espectacular y la noticia llega a todos los periódicos. La demanda crece, pero yo controlo el suministro. Tengo muchos tokens y algunos dólares. Digamos que he vendido más tokens y ahora vale 10 dólares. Si el precio del token baja, yo podría utilizar mis ganancias en dólares para comprar algunos de vuelta y subir su precio. El poder lo tengo yo, porque mi bolsillo es tan grande que domino el sistema.

Sigue leyendo: “¡Da rienda suelta a la utilidad!”, piden los usuarios de XRP, haciéndole la petición a Ripple de vender más tokens

De pronto, uno podría pensar que yo soy indiscutiblemente el gran villano de mi ejemplo. Sin embargo, el asunto es más complicado que eso, porque se nos olvida que los bancos centrales y las grandes corporaciones funcionan bajo una esquema muy similar. Cuando una compañía comienza a vender sus acciones en la bolsa de valores, el precio de sus acciones no necesariamente refleja sus activos. El precio de las acciones se define por la ley de la oferta y la demanda. La compañía posee un número considerable de acciones bajo su poder y puede afectar el precio comprando o vendiendo sus propias acciones. De hecho, es una práctica común y perfectamente legítima. Es más, muchas compañías no reparten dividendos a sus accionistas. Muchas prefieren comprar acciones para subir su precio. Los accionistas no se quejan, porque sus acciones suben de valor y ahí está su ganancia. Estas corporaciones son sistemas centralizados. Sin embargo, sus accionistas se mantienen satisfechos en la medida que la administración genere resultados. Si los ejecutivos generan ganancias, todo el mundo está contento y no hay problemas. No importa realmente si el gato es blanco o negro, lo importante es que cace ratones.

Ahora bien, ¿qué tiene ver todo eso con XRP? Bueno, mucho. Porque tal vez XRP no es una acción en la bolsa de valores, pero se parece mucho. Ripple no solo utiliza su XRP en su plataforma de pagos. XRP es también su principal fuente de financiamiento. La mayoría de los inversores de XRP son personas comunes que han confiado en la compañía y en sus planes. Sin lugar a dudas, esperan que el precio suba en esta vida. Naturalmente, asumen que todo esto no es solo para que convertir a Chris Larsen en un billonario. Ellos también quieren comer pastel algún día. Es evidente que Ripple tiene un deber moral con los inversores que han comprado XRP. Ripple encontró la gallina de los huevos de oro con XRP, pero tiene que recordar que la gallina debe comer de vez en cuando. Como bien dijo el tío Ben, un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Además, una gallina muriéndose de hambre pronto deja de poner huevos. 

Sigue leyendo: La comunidad XRP amenaza con una “toma de control” si los ejecutivos de Ripple siguen vendiendo XRP masivamente

En los sistemas descentralizados, nadie tiene el control. Existen grupos con diferentes grados de poder, pero no existe una cabeza como tal. Si las cosas van bien, el sistema se beneficia. Si las cosas van mal, estamos solos. En los sistemas centralizados, sí existe un cabeza con el poder. Esta cabeza tiene muchos privilegios, pero también debe rendir cuentas. El exchange Binance tiene una relación sumamente estrecha con su token, Binance Coin. Sin embargo, esta relación no ha generado mucha controversia. ¿Por qué? Bueno, los inversores de Binance Coin están contentos, porque Binance los cuida muy de cerca. Realiza compras cuando es necesario y elimina tokens para subir el precio de veces en cuando como una manera de reparar dividendos. ¿Binance manipula su token? No lo creo, pero sí influye activamente en él. No es manipulación, es una política clara y abierta donde todos ganan.  

En este momento, Ripple está siendo llevada ante un tribunal de California por un inversor, Bradley Sostack, quien afirma que la compañía se dedica a la venta de valores no registrados, apelando a las directrices de la SEC. La demanda es colectiva y alega que la compañía engañó a los inversores. Ripple está en el ojo del huracán por esto y su verdadero estatus seguramente será definido por los reguladores en un futuro cercano. En una serie de tuits el 18 de agosto, el inversor Peter Brandt acusó a Ripple de manipular los precios y afirmó que el precio se mantiene “artificialmente” alto. Sin embargo, la comunidad XRP se inclina en el sentido opuesto. De hecho, muchos inversores de XRP están enojados con Ripple por vender demasiados tokens, y le han pedido a la empresa en muchísimas ocasiones detener el dumping de XRP. El precio está por el suelo y la comunidad XRP grita por salvación. Sin embargo, Ripple no escucha. 

Sigue leyendo: Inversionista descontento apela a las directrices de la SEC en una demanda colectiva contra Ripple

El hecho es que Ripple y sus fundadores no paran de vender XRP. Por ejemplo, según Coinmetrics, Jeb McCaleb vende 500 mil XRPs cada día. Se sabe también que Ripple en el primer trimestre de este año vendió más de 160 millones de dólares en XRP. Luego, en el segundo trimestre, vendió más de 250 millones de dólares en XRP. Es increíble, pero venden todo el tiempo y nunca paran. Están desangrando al sistema sin piedad. Claro que el CEO de Ripple, Brad Garlinghouse, defiende su política de conde Drácula diciendo que las ventas de XRP son para incrementar la utilidad de XRP. Mejor dicho, las ventas masivas de XRP por parte de Ripple son para financiar el crecimiento de la empresa. 

Es cierto que Ripple ha crecido mucho últimamente. Esto obviamente es bueno en el largo plazo, porque el sistema está construyendo unos fundamentales sólidos que tarde o temprano se reflejarán en su precio. También es cierto que Ripple debe actuar ahora, porque el tiempo perdido no se recupera. Sobre todo, porque todo cambia muy rápido y un año es un eternidad en el espacio cripto. Entonces, ¿Ripple manipula XRP? Prefiero no utilizar ese término tan complejo. En realidad, nunca he podido entender en términos absolutos el concepto de manipulación. Después de todo, todas las ventas y todas las compras afectan al mercado. Eso no es malo ni bueno. Simplemente, es. Sin embargo, Ripple sí debe cuidar más a sus inversores y encontrar un equilibrio entre la necesidad de crecer y la necesidad de generar ganancias. Una vaca feliz produce más leche. XRP es un token muy interesante, pero Ripple sin lugar a dudas debe asumir una política más equilibrada. De lo contrario, se quedará sin gallina, sin vaca y sin granja.  

Las opiniones expresadas aquí son las del autor y no representan necesariamente las opiniones de Cointelegraph.com