Empresa israelí detrás de DX.Exchange se declara en quiebra tras petición del personal

La firma detrás de un supuesto intercambio de criptomonedas con sede en Estonia, DX.Exchange, está suspendiendo sus operaciones luego de una petición presentada por los empleados.

CX Technologies, la compañía israelí que opera DX.Exchange, entró en bancarrota después de que 78 de sus empleados presentaran una petición contra la compañía ante un tribunal israelí, informó el 24 de noviembre el Times of Israel.

La petición alegaba específicamente que el sitio web de DX.Exchange afirmaba que el exchange había sido propiedad de una empresa registrada en Estonia, mientras que de hecho era operado por CX Technologies.

Estafa de opciones binarias y relaciones con la élite gobernante

Los empleados también afirmaron que CX Technologies es un sucesor de SpotOption, anteriormente una empresa de software presuntamente involucrada en una estafa de opciones binarias multimillonarias, que finalmente fue allanada por la Oficina Federal de Investigaciones de los Estados Unidos y la policía israelí, y fue prohibida en el país en enero del 2018.

En la petición, los empleados también afirmaron que CX Technologies no había pagado sus salarios para septiembre u octubre del 2019, cuando la petición se presentó ante el tribunal.

La petición también revela que la ejecutiva de CX Technologies, Miriam Mileikowsky, está relacionada por matrimonio con el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, siendo la esposa de Ory Mileikowsky, primo hermano del primer ministro. The Marker informó que el propio Ory estuvo a punto de declararse en bancarrota después de perder el 90% de los fondos de los inversores que había asesorado.

Suspensión de actividades por fusión

Como informó Cointelegraph a principios de noviembre, DX.Exchange se cerró temporalmente mientras buscaba una fusión o una venta directa. En ese momento, DX.Exchange declaró que: "los costos de proporcionar el nivel requerido de seguridad, soporte y tecnología no son económicamente viables por nuestra cuenta". Si bien se comprometió a publicar más información a su debido tiempo, DX.Exchange reveló:

“La junta [de directores] cree que esta es la mejor oportunidad para que DX.Exchange logre el éxito para sus accionistas y compita en este mercado desafiante. En el caso de que una fusión o venta no se complete de manera oportuna, entonces el exchange no podrá reanudar las operaciones y tomar las medidas apropiadas".

Sigue leyendo: