Regulador financiero italiano emite orden de cese y desistimiento para un proyecto relacionado con criptomonedas

Según un comunicado oficial publicado el 14 de diciembre, el regulador financiero de Italia prohibió el inicio de operaciones de un proyecto relacionado con criptomonedas para la prestación de servicios de inversión presuntamente no autorizados.

Fundada en 1974, la Comisión Nacional Italiana para Empresas y la Bolsa de Valores —o Commissione Nazionale per le Società e la Borsa (CONSOB)— es la autoridad gubernamental de Italia responsable de regular el mercado de valores italiano.

La compañía prohibida por la CONSOB, Avacrypto, supuestamente ofreció sus servicios al público italiano sin la autorización requerida, incluida la operación a través del sitio web www.avacrypto.com. Al cierre de esta edición, el sitio web de Avacrypto no está accesible.

A principios de diciembre, la CONSOB suspendió otros dos proyectos por un período de 90 días por supuestamente ofrecer planes de inversión en criptomonedas fraudulentos. Ambas firmas suspendidas por la CONSOB —Bitsurge Token y Green Energy Certificates— son supuestamente proyectos fraudulentos de Avalon Life, una compañía que no tiene sede en la Unión Europea (UE).

Si bien no existe una regulación establecida con respecto a las monedas digitales en Italia, el Departamento del Tesoro del Ministerio de Economía y Finanzas del país había estado trabajando en un decreto en la primavera que apunta a clasificar el uso de criptomonedas en el país. El decreto se estableció específicamente para definir cómo y cuándo los "proveedores de servicios relacionados con el uso de la moneda digital" deben informar sus actividades al Ministerio.

El objetivo de la legislación es evitar cualquier actividad ilegal asociada con las criptomonedas, en particular el lavado de dinero. Sin embargo, el 25 de mayo del 2017, en el Decreto Legislativo N.° 90, ya se había aclarado el cumplimiento de las leyes contra el lavado de dinero (AML) al actuar con criptomonedas a nivel profesional.

La definición de “moneda virtual” se explica en el decreto como una “representación digital de valor, no emitida por un banco central o una autoridad pública, no necesariamente relacionada con una moneda fiduciaria, utilizada como una herramienta de intercambio para comprar bienes o servicios, y ser transferidos, almacenados y comercializados electrónicamente".

A finales de junio, Fabio Panetta, vicegobernador del Banco de Italia, compartió sus puntos de vista sobre las monedas digitales del banco central.

Panetta declaró que una posible justificación clave para su emisión era reducir los costos en la producción, transporte y disposición de efectivo. También consideró sus ventajas como "en el mejor de los casos, poco claras" en comparación con los mecanismos de pago digitales existentes ofrecidos por el sector privado.