Miembros de Asociación Libra consideran dejar el proyecto debido a la presión del gobierno: Informe

Al menos tres de los primeros patrocinadores del lanzamiento de la stablecoin de Facebook, Libra, están considerando la posibilidad de retirar su apoyo debido al retroceso regulatorio feroz.

Un informe del Financial Times del 23 de agosto afirma que dos socios fundadores de la Asociación Libra de Facebook han mantenido conversaciones sobre cuáles deberían ser sus "próximos pasos correctos". 

Otro patrocinador -de nuevo sin nombre- supuestamente está preocupado de que su apoyo público a Libra atraiga el indeseado escrutinio regulatorio de sus propias empresas independientes.

Juegos de culpabilidad

Como se informó anteriormente, la Asociación Libra es el consorcio de gobierno independiente recientemente establecido para la criptomoneda Libra. Cuenta con 28 miembros fundadores, incluyendo Visa, Mastercard, PayPal y Uber y Spotify, cada uno de los cuales tuvo que invertir USD 10 millones para unirse.

En una entrevista con el Financial Times, un socio señaló que:

“Creo que va a ser difícil para los socios que quieren hacer ver que están en cumplimiento [con sus propios reguladores] estar ahí fuera apoyando [a Libra].” 

Otro patrocinador criticó al gigante de las redes sociales por su estrategia mal concebida, diciendo:

“Algunas de las conversaciones [sobre la regulación] deberían haber tenido lugar antes del lanzamiento, para entender lo que los reguladores pensarían sobre esto, y que así que no hubiera tanto retroceso.”

Se dice que la tensión es recíproca. Un socio admitió que Facebook se está "cansando de ser el único que se arriesga".

Tanto Facebook como la Asociación Libra se han negado a hacer comentarios.

Los reguladores se lanzan en picado

Como se ha informado esta semana, los reguladores antimonopolio de la Comisión Europea se han convertido en los últimos en unirse a las rondas de sondeos regulatorios sobre Libra desde la presentación del proyecto en junio de este año.

La reacción de los gobiernos, los reguladores y bancos centrales de todo el mundo llegó a tal punto de inflexión que, a finales de julio, Facebook se vio obligado a advertirles a sus inversores de que era una posibilidad que nunca se lanzara la stablecoin.

Durante una audiencia en la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos a principios de ese mes, los legisladores le preguntaron a Facebook cómo se podía esperar que confiaran en una empresa cuya recopilación, almacenamiento y uso indebido de datos de clientes había supuesto una multa de USD 5,000 millones.

Sin embargo, el furor no ha impedido que nuevos miembros potenciales persigan sus intereses, incluyendo Monex Group Inc., dueño del criptoexchange japonés Coincheck, la plataforma digital taiwanesa de comercio de divisas Maicoin, e incluso a los archirrivales de Zuckerberg, los gemelos Winklevoss.

Sigue leyendo: