Empresa con sede en Liechtenstein emitirá tokens vinculados al valor de los automóviles de colección

La plataforma de inversión CurioInvest y el exchange de activos digitales con sede en Seychelles MERJ Exchange Ltd. comenzarán a ofrecer conjuntamente un token respaldado por autos de lujo de colección.

El llamado token Car Token (CT1) está vinculado al valor de los autos coleccionables, lo que brinda a más personas la oportunidad de tener una fracción de un activo, informó BNN Bloomberg el 30 de enero.

¿Refugios seguros desde hace mucho?

La compañía estipuló que el atractivo del token también radica en el hecho de que el valor de dichos bienes continúa apreciando. "Cuando miras las bellas artes, los autos de colección, se han percibido históricamente como refugios seguros", dijo Fernando Verboonen, fundador y CEO de CurioInvest.

Verboonen agregó que cada tenedor de tokens CT1 se beneficiará de tener una fracción de un activo, aunque no profundizó en una explicación detallada en ese momento. El sitio de CurioInvest especifica que el propietario de un token puede compartir cualquier beneficio potencial cuando se revende el vehículo, en el que la cantidad de dinero que obtiene es directamente proporcional al valor del automóvil.

También se dice que "cualquier vehículo que aumente su valor en más del 20% será revendido por CurioInvest para que los inversores puedan compartir las ganancias". Como tal, los socios planean listar 500 autos coleccionables en el exchange por valor de más de USD 200 millones.

Aunque el token está respaldado por el valor de los autos clásicos, CurioInvest le dijo a Cointelegraph que no lo considera una moneda estable sino más bien un token de valor tal como viene con el Folleto aprobado por la Autoridad del Mercado Financiero y el Número de Identificación Internacional de Valores.

No hay derecho a conducir los autos

Jim Needham, jefe de estrategia digital de MERJ, dijo además: "Se puede tener un tipo en Uganda que puede invertir en un automóvil raro que se guarda en una bóveda en Stuttgart, tokenizado por una empresa en Liechtenstein y todo encaja dentro de este reconocido entorno regulatorio”. Sin embargo, ese inversionista ugandés difícilmente podría conducir el automóvil en el que invirtió.

Cuando se le preguntó qué empujaría a las personas a tener esos tokens y cuál sería el ímpetu detrás de esto, CurioInvest dijo que las personas pueden invertir en múltiples automóviles y, por lo tanto, "invertir en el garaje virtual de sus sueños, respaldados por activos tangibles del mundo real".

Para el futuro, CurioInvest planea permitir a los inversionistas monitorear sus vehículos a través de las cámaras web, visitarlos ocasionalmente y participar en experiencias de manejo que involucren autos similares.

¿Qué pasa con la depreciación?

Teniendo en cuenta la forma en que la depreciación podría afectar el valor del token, CurioInvest señaló que todas las formas de inversión son vulnerables a los riesgos. La compañía también señaló que los automóviles son activos reales, que pueden estar sujetos a riesgos materiales como posibles daños a los vehículos, y agregó:

“El valor de una inversión está determinado por las fuerzas del mercado y, por lo tanto, puede fluctuar en ambas direcciones. Obtendrá ganancias si el valor del vehículo excede los costos de mantenimiento cuando Curio lo revenda. Si estás vendiendo Car Tokens peer-to-peer, no hay garantía de que encuentres un comprador dispuesto a comprarlos al precio deseado".

Algunos otros fabricantes de automóviles también han adoptado blockchain con respecto a los automóviles clásicos. Por lo tanto, la marca italiana de autos deportivos de lujo Lamborghini comenzó a usar la Salesforce Blockchain para autenticar los autos Lamborghini tradicionales. La plataforma permite a Lamborghini rastrear, certificar y autenticar autos patrimoniales de manera más rápida y segura utilizando su plataforma blockchain.

Sigue leyendo: