Un venezolano utiliza Bitcoin para esquivar la hiperinflación y pagar por el nacimiento de su hijo

José Rafael Peña, un usuario venezolano de criptomonedas, dijo en un informe publicado el pasado día 23 en el sitio web de Longhash sobre cómo pagó los costos del nacimiento de su hijo con Bitcoin.

En su testimonio, también habló de los beneficios de los activos digitales en un país que atraviesa una profunda crisis económica.

Los planes de Venezuela para liberarse de la regla del dólar estadounidense han llevado a una variedad de casos de uso de criptomonedas entre sus residentes.

Aunque la implementación de activos digitales en Venezuela se encuentra aún en sus primeras etapas, el país está avanzando rápidamente en el tema de las criptomonedas en relación con sus vecinos sudamericanos.

Mediante el uso de criptomonedas en el sector de la salud, un residente venezolano fue testigo recientemente de los inmensos beneficios que trajo consigo el uso de Bitcoin para pagar las cuentas por el nacimiento de su hijo.

Cuando supo que sería padre, José analizó el costo del parto en una institución privada. El costo estaría entre US$1,500 y US$2,500 para una cesárea.

José, cuyo hijo Adrián nació en Caracas el 30 de septiembre de 2019, explicó que Bitcoin fue en gran medida la razón por la que las facturas médicas de su hijo se pagaron rápidamente y de inmediato.

Peña utilizó su interés en Bitcoin como arma financiera personal contra la hiperinflación de la moneda del país, el bolívar venezolano (VES), y dio una idea de la intensidad de la inflación en Venezuela.

Citando el Índice Bloomberg, dijo:

"En enero de 2019 un café con leche costaba 450 bolívares. En septiembre, el mismo café costaba 14.000 bolívares.”

En consideración a este factor, José sabía que los gastos financieros podrían estar más allá de su alcance en el momento del nacimiento de su hijo si mantenía sus ahorros en bolívares, por lo que empezó a ahorrar en Bitcoin.

José reveló que la mayoría de las empresas venezolanas, en un intento por evitar la crisis inflacionaria, comenzaron a cobrar a los clientes por sus bienes y servicios en dólares estadounidenses y no en bolívares.

Según José, el tipo de cambio VES/USD se utiliza para hacer el pago o los clientes pueden pagar directamente con dólares estadounidenses. El venezolano añadió:

"Podría haber puesto mis ahorros en dólares, no en Bitcoin, pero en los últimos años, Bitcoin también ha ofrecido rendimientos significativos. 
Imagine, por ejemplo, que yo sólo tuviera ahorros en bolívares. Es muy posible que, debido a la hiperinflación, los costos médicos actuales en bolívares hayan excedido mis ahorros".

Hablando sobre los efectos de la volatilidad de Bitcoin, José señaló que el precio de Bitcoin cayó de 10.000 a 8.000 dólares durante la semana que tuvo que pagar por el nacimiento de su hijo.

Como no hubo recuperación en el precio, terminó pagando las cuentas con una tasa de cambio de aproximadamente US$ 8.200 por 1 BTC.

Las declaraciones finales de José transmitían el mensaje de que, aunque Bitcoin puede no parecer muy atractivo en países con estructuras económicas más fuertes, su experiencia demuestra que el potencial de Bitcoin es mucho más evidente en países en conflicto, como Venezuela.

Según los expertos, una de las principales características de Bitcoin es actuar como una reserva de valor a largo plazo. Tal y como publicamos en Cointelegraph, un nuevo modelo de análisis de precios muestra que los activos digitales deberían alcanzar los 15.000 dólares antes de mayo de 2020.

Sigue leyendo: