Gobernador del banco central: No hay demanda para una moneda digital estatal en Japón

El Gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, dijo que no existe una demanda pública para una moneda digital del banco central (CBDC) en el país.

Durante su discurso en el simposio para el 35º aniversario del Centro de Sistemas de Información de la Industria Financiera el 4 de diciembre, Kuroda abordó los desafíos que plantean las monedas de banco privadas globales y las CBDCs. Concluyó que en la actualidad no hay razón para emitir una CBDC en Japón:

“En Japón, la cantidad de efectivo pendiente sigue aumentando, y no parece que haya una demanda para CBDC por parte del público en la actualidad. No obstante, el Banco de Japón ha estado realizando investigaciones técnicas y jurídicas sobre esta cuestión a fin de estar preparado para cuando surja la necesidad en el futuro. El Banco también necesita estudiar el impacto de las CBDCs en la intermediación financiera.”

El BOJ promueve las monedas digitales privadas

Si bien el gobernador del banco central no ve actualmente una razón para emitir su propia moneda digital, admite que "hay una gran variedad de dinero digital privado denominado en yenes". El banco fomenta el uso de estas monedas digitales privadas y su mejora, con el objetivo de que sus características se acerquen más a lo que se espera de una CBDC.

Una de las estrategias que el banco está adoptando para promover estos sistemas es aumentar el número de usuarios de pagos sin efectivo y garantizar la interoperabilidad entre múltiples proveedores de servicios de pago. En octubre, la institución introdujo un programa de recompensas de puntos para los clientes que utilizan pagos sin efectivo para mejorar la productividad de las empresas pertinentes.

No habrá stablecoins hasta que se aborden los riesgos

Aún así, cuando se trata de las stablecoins globales, como la Libra de Facebook, Kuroda dijo que el banco tomaría un enfoque más cauteloso. Explicó:

“Las GSC (Global stablecoins), como Libra, pueden ofrecer servicios de pago convenientes a muchos usuarios, si se garantiza la seguridad jurídica y la estabilidad técnica. Sin embargo, los usuarios no pueden apreciar continuamente los beneficios de las GSC a menos que se aborden adecuadamente los diversos desafíos y riesgos relacionados con el lavado de dinero, la ciberseguridad, la protección de datos y la protección de consumidores e inversores.”

Kuroda también dijo que ninguna GSC debe comenzar sus operaciones hasta que se aborden los desafíos y riesgos legales, regulatorios y de supervisión. Indicó que es esencial que las autoridades de todo el mundo cooperen y mantengan la estabilidad financiera con la libre movilidad del capital en un mundo con stablecoins.

Mientras tanto, los países de todo el mundo están investigando cada vez más las monedas digitales públicas y privadas y las stablecoins. Como Cointelegraph informó ayer, LifeLabs, una empresa blockchain, anunció que está desarrollando una stablecoin respaldada por el dólar, apodada BVI~LIFE, en asociación con las Islas Vírgenes Británicas.

Sigue leyendo: