No es una tarifa, sino un 'pago a largo plazo': cómo los exchanges de criptomonedas listan los tokens

Visita el sitio web de cualquier plataforma bursátil, como Nasdaq o la Bolsa de Nueva York, y las tarifas de cotización de nuevas empresas están ahí para verlas. Casi no hay controversia cuando se dice claramente así, pero no se puede decir lo mismo del espacio de las criptomonedas. Aquí, numerosos informes muestran que los exchanges de criptomonedas son decididamente turbios sobre la estructura de sus tarifas de listado.

Toma Blockstack, por ejemplo: una reciente presentación ante la Comisión de Bolsa y Valores de EE. UU. reveló un pago de USD 250,000 a Binance en para el listado de su token STX. Sin embargo, el gigante del comercio de criptomonedas negó los informes de que el pago constituía una tarifa de cotización.

Del mismo modo, algunos importantes exchanges dicen que no tienen tarifas de listado, pero abundan los informes de proyectos que cobran sumas significativas para que sus tokens criptomonetarios se agreguen al catálogo comercial. Otras plataformas que buscan sacar provecho de esta mina de oro se dedicarían al comercio de lavado, obtienen volúmenes de comercio falsos y cobran tarifas exorbitantes por el derecho a incluir tokens en sus plataformas.

Incluso existen rumores de que algunos exchanges continúan bombeando estos tokens después de cobrar las costosas tarifas. Una vez que los tokens alcanzan un cierto límite de precio, se produce un volcado masivo y los exchanges supuestamente obtienen una ganancia adicional.

¿Con tarifas de listado o sin éstas?

Según lo informado por Cointelegraph el 28 de octubre, la presentación de Blockstack ante la SEC muestra que Binance recibió la suma de USD 250,000 etiquetados como un "pago a largo plazo" para mantener a STX en la lista durante un año. Blockstack también realizará tres pagos similares de 833,333 STX (actualmente con un valor de USD 250,000) para cubrir un período adicional de cotización de tres años más una tarifa adicional de comercialización de USD 100,000.

En total, Blockstack se compromete a pagar alrededor de USD 1.1 millones en "tarifas" durante un período de cuatro años. Esta revelación pone en duda una declaración previa de Binance de que no le cobró a Blockstack ninguna tarifa de listado por agregar STX a su plataforma.

Cointelegraph se acercó a Binance para comprender mejor el asunto. Según un portavoz de Binance, el exchange de criptomonedas no le cobró a Blockstack ninguna tarifa de listado, y que “una tarifa de pago a largo plazo es un incentivo propuesto por Blockstack para que Binance mantenga el token listado en el exchange. Esta es una nueva tarifa de pago propuesta por Blockstack".

La afirmación del portavoz de Binance de que el pago de USD 250,000 fue idea de Blockstack fue corroborada por el CEO de Blockstack, Muneeb Ali, quien le dijo a Cointelegraph: "Su acuerdo estándar tiene una tarifa de listado que se llama 'Tarifa de integración técnica'. La tarifa de integración técnica es de USD 0 según lo divulgado públicamente en la presentación”. El jefe de Blockstack reveló además que el pago a largo plazo era un acuerdo único propuesto por su compañía. Según el CEO de Blockstack:

“Este pago a largo plazo está destinado a vigilar el ecosistema Blockstack al incentivar a Binance a listar Stacks durante muchos años y se alinea bien con nuestro enfoque a largo plazo. La tarifa de marketing es una campaña de marketing conjunta que planeamos ejecutar más adelante, de nuevo, no es una 'tarifa de listado' sino una campaña de marketing que planeamos lanzar en un futuro próximo".

Entonces, para recapitular, Binance no cobró una tarifa de listado por el token STX de Blockstack. Sin embargo, Blockstack ofreció pagar USD 250,000 como pago a largo plazo para mantener su token en el exchange de Binance. Cuando se le preguntó sobre la práctica de cotización estándar de la plataforma con respecto a las tarifas, el representante de Binance reveló que el exchange cobra tarifas de cotización, aunque esta tarifa de pago a largo plazo no fue una tarifa de cotización, y agregó que las tarifas de cotización generalmente se cobran para cubrir el costo de integrar un token en la plataforma.

Lo que dicen algunos exchanges de criptomonedas

Binance actualizó su tarifa de listado en octubre del 2018, prometiendo garantizar la transparencia en su proceso de listado de altcoins. En ese momento, el exchange anunció que donará todas las tarifas de cotización a organizaciones benéficas a través de su fundación sin fines de lucro Binance Charity Foundation. Dada la explicación de Binance de que el pago de USD 250,000 recibido de Blockstack no era una tarifa de listado, parece muy poco probable que el exchange done esa suma a la caridad. Binance también tiene una tarifa de marketing, que fue explicada por el portavoz:

"El pago de marketing es una cantidad de tokens que se nos envían y que se utilizarán como recompensas para cualquier promoción que se ejecute en Binance.com en el futuro y se otorgará al 100% a los usuarios como recompensas, incluidas, entre otras, la competencia comercial, airdrops para la comunidad, etc. Binance no ha cobrado honorarios ni ingresos de esta cantidad".

Sin embargo, el representante de Binance afirmó que dichos pagos no tienen en cuenta la decisión de listar un token. El CEO de Binance, Changpeng Zhao, bromeó una vez:

“No listamos shitcoins incluso si pagan 400 o 4,000 BTC. La pregunta no es '¿cuánto cobra Binance por listar?', sino '¿es mi moneda lo suficientemente buena?' ¡No es la tarifa, es tu proyecto! ¡Céntrate en tu propio proyecto!”

Estos comentarios se produjeron después de que Christopher Franko, creador de la plataforma blockchain Expanse, afirmara que un representante de Binance exigió USD 2.6 millones para listar el token de su proyecto. Existen numerosas historias similares en las que los proyectos afirman que los exchanges de criptomonedas les han cobrado tarifas de hasta USD 15 millones para que aparezcan en sus plataformas.

Binance DEX cobra una tarifa estándar de cotización plana de 1,000 BNB. A principios del 2019, el CEO de Binance declaró que la tarifa era necesaria para aumentar la barrera de entrada mínima en la plataforma para evitar agregar tokens con poca o ninguna viabilidad económica y técnica, o como se les conoce coloquialmente, 'shitcoins'.

Incluso cuando no hay ninguna tarifa de listado, los proyectos generalmente tienen que presentar alguna forma de pago por adelantado antes de que sus tokens aparezcan en estas plataformas. Los exchanges dicen que estos pagos los ayudan a comercializar el nuevo listado de tokens, así como a hacerse cargo de diversos costos administrativos. OKEx, otro importante exchange de criptomonedas, no cobra tarifas de listado. Al comentar sobre el asunto, Andy Cheung, jefe de operaciones de OKEx, escribió a Cointelegraph:

"No tenemos tarifas de listado estándar. Se podría incurrir en algún costo de terceros, como el cumplimiento, la diligencia legal y debida del proyecto cuando se trata de la inclusión, dependiendo de la complejidad de la estructura y diseño del token".

El ejecutivo de OKEx también sostuvo que la plataforma no cobra tarifas de integración u otras tarifas relacionadas con la tecnología, declarando: “Creemos que como exchange debemos admitir tantos protocolos como sea posible para admitir una variedad de tokens para nuestros Usuarios. El costo que estamos pagando es el tiempo en pruebas e integración".

Cointelegraph también contactó a Kraken para obtener comentarios sobre su proceso de listado. Un portavoz del exchange de criptomonedas reveló que Kraken no cobra tarifas de listado o integración, declarando:

“Kraken mantiene una evaluación rigurosa de listado que incorpora un equipo multifuncional que incluye Desarrollo de Negocios, Inteligencia Kraken, Legal, Cumplimiento, Producto e Ingeniería. Al igual que con todo lo que hacemos, hemos sido deliberados en nuestro enfoque de listado para diseñar un proceso con una sólida justificación para los nuevos activos que figuran en nuestro exchange".

¿Las tarifas de listado deben ser un tema controvertido?

Algunos críticos despotrican contra la existencia y la magnitud de las tarifas de cotización cobradas por los exchanges de criptomonedas. El cofundador de Ethereum, Vitalik Buterin, protestó por las actividades de las plataformas centralizadas y comentó que esperaba que "se quemaran en el infierno".

En ese momento, las tarifas de listado exorbitantes formaban parte de las quejas de Buterin contra los exchanges de criptomonedas centralizados, agregando luego que, esencialmente tenían el poder de hacer o deshacer proyectos de criptomonedas. Algunas partes interesadas en los exchanges, como el jefe de Binance, llamaron la atención a Buterin por sus comentarios, destacando el hecho de que las plataformas centralizadas habían desempeñado un papel importante en el desarrollo del mercado de divisas digitales.

Según Cheung de OKEx, las plataformas de exchanges de criptomonedas deben lograr un equilibrio entre permitir una mayor participación en el ecosistema y mantener la integridad de su proceso de listado de tokens:

"Creemos firmemente que un enfoque a largo plazo para trabajar con equipos de tokens de calidad es la clave para fomentar con éxito un ecosistema saludable y proporcionar a nuestra comunidad una variedad de tokens sostenibles, interesantes y útiles para el comercio".

Buterin no es el único fundador de criptomonedas que arremete contras los exchanges debido a las tarifas de cotización. En un tuit del 2018, el equipo de Bancor acusó a las plataformas de cobrar más que las bolsas de valores convencionales como Nasdaq.

El tuit también sacó a relucir el volumen falso de comercio, un problema que no está relacionado con las discusiones sobre las tarifas de cotización del exchange de criptomonedas. Según varios informes, la mayoría de los exchanges exageran sus cifras de volumen de operaciones con la esperanza de exigir tarifas de cotización más altas.

La naturaleza opaca del proceso de listado en los exchanges de criptomonedas también podría contribuir al aire de controversia en torno al tema. En ausencia de procedimientos de cotización declarados públicamente, como es común en las bolsas de valores convencionales, los rumores y la especulación son los