La compañía de licores William Grant & Sons, de más de 130 años de antigüedad, seguirá el rastro del whisky usando blockchain

La marca de whisky escocés premium Ailsa Bay está a punto de lanzar lo que cree que es el primer whisky escocés del mundo rastreado con un sistema basado en blockchain. El sitio web de noticias relacionadas con el licor The Drinks Business informó sobre el desarrollo el 26 de marzo.

Ailsa Bay es propiedad de William Grant & Sons (WG&S), una compañía de licores fundada en 1887 que, según Crunchbase, tiene unos ingresos anuales de unos USD 80 millones. Según el informe, WG&S se ha asociado con la compañía blockchain arc-net para desarrollar los nuevos productos y un sistema que rastreará el proceso completo de destilación y fabricación desde la fuente hasta la tienda.

Sigue leyendo: El Consejo de Desarrollo de Taiwán formará una alianza blockchain en tres meses

Según se informa, la medida tiene por objeto combatir la falsificación de bebidas alcohólicas en el Reino Unido y también permite a la empresa recopilar datos de clientes existentes y potenciales mediante el empleo de sistemas de localización para determinar dónde se compran los productos. Un diferente informe de The Drinks Business afirma que el Reino Unido pierde 218 millones de libras esterlinas (más de USD 288 millones) cada año a causa de la falsificación de vinos y bebidas alcohólicas.

No dejes de leer: Paraguay: Aplicarán blockchain para la trazabilidad de productos cárnicos

El uso de blockchain para rastrear productos de lujo y caros, al mismo tiempo que se asegura su autenticidad, está ganando fuerza. Uno de los últimos ejemplos es la introducción por el Ministerio de Educación y Ciencia de Rusia de una plataforma de seguimiento de diamantes basada en blockchain en febrero.

Además, en abril del año pasado, los líderes de la industria del oro y el diamante se asociaron con el gigante de la tecnología IBM para desarrollar una red blockchain para rastrear el origen de las piezas de joyería terminadas.

Te puede interesar: El Consejo Nacional de la Carne de Cerdo de los EE.UU. pondrá a prueba la tecnología de la cadena de bloques tras una nueva asociación