Reuters: La Agencia Antimonopolio de Brasil lanza una investigación sobre los principales bancos en relación con el cripto comercio.

El regulador antimonopolio de Brasil está inspeccionando seis de los principales bancos nacionales en busca de presuntas prácticas monopolísticas en el cripto espacio, informa Reuters el 18 de septiembre.

El organismo regulador antimonopolio de Brasil, el Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE), que opera bajo el Ministerio de Justicia (MJ), supuestamente lanzó el martes una investigación para averiguar si los bancos más grandes del país cerraron las cuentas de las casas de bolsa que operan en Bitcoin.

Según Reuters, la investigación del CADE se inició a solicitud de la Asociación Brasileña de Cadenas de Bloques y Criptomonedas (ABCB), a raíz de varias denuncias. Uno de ellos alegó que el Banco do Brasil cerró la cuenta de la plataforma local de cripto negociación Atlas Quantum.

Dentro de la investigación en curso, el CADE inspeccionará los principales bancos registrados, como el Banco do Brasil, el Banco Bradesco, el Itaú Unibanco Holding, el Banco Santander Brasil, así como el Banco Inter y el banco cooperativo Sicredi, que no cotizan en bolsa.

Reuters cita un informe del CADE en el que se afirma que "los principales bancos están imponiendo restricciones o incluso prohibiendo el acceso al sistema financiero a través de corretajes de criptomonedas". Según se informa, los bancos afirman que las cuentas de los corredores fueron cerradas debido a la ausencia o falta de datos de los clientes, lo cual es requerido por las leyes nacionales contra el lavado de dinero (AML). Los expertos en antimonopolio dijeron a Reuters:

"...las actividades ilícitas deben evitarse y los bancos deben adoptar medidas restrictivas cuando haya indicios de delitos cometidos por sus titulares de cuentas..." Sin embargo, no parece razonable que los bancos apliquen medidas restrictivas a priori y de forma lineal a todas las empresas de criptodivisas, sin examinar el nivel de cumplimiento y las medidas antifraude adoptadas por las distintas empresas de corretaje...".

Tras el anuncio de la investigación, el Banco do Brasil, el mayor banco por activos de Brasil y América Latina, dijo a Reuters que la empresa está comprometida con "prácticas competitivas basadas en la ética y el respeto a la libre competencia". Itaú Unibanco declaró que está "seguro de que su conducta será considerada legítima".