Las IPO inversas crecen lentamente mientras criptomonedas buscan salir a bolsa por causa del mercado bajista

En una transacción que tiene todas las características de una oferta inicial pública (IPO o salida a bolsa) inversa —también denominada fusión inversa— OKC Holdings Corp., que es la empresa matriz de OKCoin y OKEx (la segunda mayor bolsa de criptomonedas del mundo por volumen de operaciones) compró una participación de control en Leap Holdings Group el 14 de enero.

Leap Holdings es una compañía de construcción que cotiza en la Bolsa de Valores de Hong Kong (HKEX), con una capitalización de mercado de 978 millones de dólares de Hong Kong (USD 124,7 millones). OKC Holdings compró 3.182.790.001 acciones a un precio de HK$ 0,1520 (USD 0,019) cada una, por el 60,49 por ciento de los derechos de voto de la compañía.

La transacción es solo una en una serie de exchanges de criptomonedas y otras compañías relacionadas con criptomonedas que han seguido esta estrategia de puerta trasera para ser listadas en las bolsas de valores tradicionales.

El 21 de agosto del 2018, el exchange de criptomonedas Huobi Global compró una participación de control en Pantronics Holdings Ltd., una compañía de fabricación de productos electrónicos.

Puede interesarte: OKEx añade 7 nuevos pares al producto de criptoderivados

Pantronics Holdings también cotiza en la HKEX, con una capitalización de mercado de poco más de HK$ 1 mil millones (~ 128 millones). Huobi compró una participación de control del 71,67 por ciento, que consta de 215.576.000 a HK$ 2.72 (USD 0,35) por acción.

En ese momento, Sandy Peng, socio de Fission Capital, una plataforma de proveedor de servicios de blockchain que participó en la transacción, declaró que era una "adquisición directa" en un aparente intento de restar importancia al hecho de que se trataba de una fusión inversa.

“Fission [tiene] años de experiencia en el mercado de HK Capital. Participamos en esta adquisición junto con Huobi [y] creemos [en] la rica experiencia de Huobi en este sector. La plataforma internacional institucional y regulada que crea este nuevo vehículo será la plataforma de lanzamiento ideal para cualquier empresa internacional y relacionada con instituciones que Huobi pueda decidir explorar en el futuro".

El 22 de enero, Blockchain Industries, una empresa que cotiza en bolsa en Estados Unidos, anunció que había firmado una carta de intención con el holding con sede en Singapur BTHMB (rebautizado como Blockchain Exchange Alliance).

Blockchain Exchange Alliance compró una participación de control en BitHumb Holdings, que posee el exchange BitHumb con sede en Seúl. Aunque CoinMarketCap muestra al exchange como número 214 por volumen de comercio, un informe de noviembre del 2018 de CryptoCompare lo clasificó como número uno por volumen promedio de 24 horas.

Sigue leyendo: Confirmado: el exchange de criptomonedas Huobi adquiere empresa que cotiza en la Bolsa de Valores de Hong Kong

Y en agosto del 2018, el excomerciante de Goldman Sachs, Michael Novogratz, logró que su banco mercantil centrado en las criptomonedas, Galaxy Digital, cotizara en el TSX Venture Exchange de Canadá, también a través de una aparente fusión inversa. Consiguió esto al comprar una nueva empresa de criptomonedas, Coin Capital, la fusionó con una sociedad canadiense instrumental llamada Bradmer Pharmaceuticals, y cambió su nombre por la de Galaxy Digital Holdings Ltd.

Una IPO inversa, explicado

El objetivo de una empresa privada que ingrese a una fusión inversa es ser incluida en un exchange —es decir, hacerla pública— sin pasar por las complejidades y los laberintos regulatorias de una IPO oficial. Para hacer eso, la compañía privada compra una participación de control en una compañía que cotiza en bolsa. Una vez que se completa la transacción, la empresa privada se ha convertido efectivamente en una empresa que cotiza en bolsa.

La empresa pública a menudo no será más que una corporación fantasma con muy poca actividad comercial —si es que tiene alguna—. Esto hace que sea fácil para la empresa privada impartir sus actividades comerciales en la corporación sin mucho esfuerzo o resistencia.

Los beneficios de una IPO inversa para las criptoempresas

La inclusión en el listado a través de una fusión inversa es mucho más barata y mucho más rápida que la ruta de salida a bolsa tradicional. Una IPO inversa se puede completar en tan solo 30 días, mientras que no es infrecuente que una IPO normal demore hasta un año calendario, o incluso más. Las empresas privadas que quieren cotizar en bolsa se someten a un intenso escrutinio regulatorio mientras buscan obtener capital de su venta pública de acciones. No hay ventas de acciones públicas en una fusión inversa, por lo que el proceso es mucho más simple desde el punto de vista regulatorio.

No dejes de leer: El fundador de OKCoin compra acciones en una empresa que cotiza en la bolsa de Hong Kong en un acuerdo de más de USD 60 millones

Para las criptocompañías específicamente, una IPO inversa les da acceso a vías adicionales de financiamiento. Aunque no obtienen ningún financiamiento directamente de la fusión, una vez que se hacen públicas, están expuestas a los mercados de capital que hacen que sus acciones se vuelvan más líquidas al instante.

Esta es una buena estrategia en el actual mercado bajista de criptomonedas, que ha visto cómo los fondos recaudados de las ofertas iniciales de monedas (ICO) reducirse drásticamente durante la segunda mitad del 2018.

La compañía no está buscando reunir capital instantáneo, por lo que el proceso depende menos de las condiciones actuales del mercado. Sin embargo, el aumento de la liquidez trae más opciones para el financiamiento a largo plazo a través de ofertas secundarias, fusiones y adquisiciones, y el aumento de los precios de las acciones que se obtiene con la negociación de múltiplos más altos.

Una cotización pública también podría atraer a más inversores institucionales. Anhelan más transparencia, y una IPO inversa elevaría el perfil de la empresa de criptomonedas a sus ojos al hacerse pública. Algunos inversores institucionales también podrían estar interesados en el mercado de criptomonedas, pero no necesariamente quieren abrir una cuenta de comercio diferente para acceder a este. Por lo tanto, una empresa de criptomonedas incluida en la lista les facilitaría invertir a través de los canales a los que ya están acostumbrados.

Finalmente, una fusión inversa puede ayudar a una empresa de criptomonedas a obtener acceso a un mercado diferente mediante la adquisición de una participación de control en una empresa fantasma que se encuentra en un país diferente. Nuevamente, esto es beneficioso si la organización está establecida en un país donde los reguladores están rechazando las solicitudes de salida a bolsa de las empresas de criptomonedas, como es el caso en Hong Kong.

Tres de los fabricantes más grandes del mundo de plataformas de minería de criptomonedas —Bitmain Technologies, Canaan Creative y Ebang International Holdings— han registrado todas las aplicaciones de IPO para ser incluidas en el HKEX. Ninguno de ellos ha sido aprobado aún; el director ejecutivo de HKEX, Charles Li Xiaojia, cita la volatilidad, la ausencia de regulación y la inconsistencia en las ofertas de negocios como las razones principales:

“Si una empresa ganó miles de millones de dólares estadounidenses a través del Negocio A, pero repentinamente dice que lo haría con el Negocio B sin mostrar rendimiento, o dijo que el Negocio B es mejor, entonces no creo que el Negocio A que figura en su aplicación sea sostenible”.

Sin embargo, Argo Mining, una compañía de suscripción de minería de criptomonedas más pequeña, solicitó exitosamente una IPO en la Bolsa de Valores de Londres (LSE) en agosto del 2018. Recaudó 25 millones de libras esterlinas (cerca de USD 33 millones) en su oferta pública, con una valoración firme de 47 millones de libras (alrededor de USD 61,5 millones) directamente después de la IPO.

Beneficioso en teoría, pero ¿valdrá la pena?

En teoría, hay muchas ventajas para las criptoempresas de tomar esta estrategia de inclusión furtiva, especialmente en un mercado bajista. Pero su efectividad para ser rentable, en realidad, dependerá de factores únicos de cada caso, muchos de los cuales se relacionan con el estado, la salud financiera y la percepción de los inversionistas de la compañía pública en la que se invierte.

Si solo observamos el desempeño de la IPO inversa mencionada anteriormente, las cifras sugerirían que la estrategia aún no está dando sus frutos, aunque estas no son de ninguna manera las únicas compañías de cadena de bloques y relacionadas con criptomonedas que han seguido el proceso de listado furtivo. 

Puede interesarte: La tecnología de negociación de la Bolsa de Valores de Londres impulsará nueva criptobolsa de Hong Kong

El precio de las acciones de Leap Holdings Group Ltd. bajó más del 53 por ciento de HK$ 0,39 (USD 0,05) a HK$ 0,18 (USD 0,023) por acción desde su IPO inversa con OKC Holdings Corp, mientras que el Galaxy Digital de Novogratz sufrió pérdidas similares, desde 2,30 dólares canadienses (USD 1,75) por precio de la acción en agosto del 2018 a CA$ 1,38 (USD 1,05) por acción a fines de enero del 2019, una caída del 40 por ciento.

Por otro lado, las participaciones de Pantronics registraron ganancias muy leves de 6,5 por ciento de HK$ 3,08 (USD 0,39) por acción en agosto del 2018 —cuando entraron en la fusión inversa con Huobi Global— a HK$ 3,28 (USD 0,42) por acción el 30 de enero del 2019.