Informe del Banco de Reserva de Sudáfrica da grandes pasos respecto a claridad criptomonetaria en el país

Un grupo de trabajo de organizaciones reguladoras financieras sudafricanas publicó un documento de consulta centrado en las criptomonedas, solicitando la opinión pública para desarrollar una política de regulación de criptomonedas para el país.

Este último documento de consulta es la revisión más profunda de las criptomonedas de las instituciones financieras sudafricanas desde que éstas emitieron una declaración pública inicial sobre lo que denominaban criptoactivos en el 2014.

El grupo que se encargó de elaborar este documento de consulta está compuesto por el Centro de Inteligencia Financiera (FIC), la Autoridad de Conducta del Sector Financiero (FSCA), el Tesoro Nacional (NT), el Servicio de Ingresos de Sudáfrica (SARS) y el Banco de la Reserva de Sudáfrica (SARB).

Tal como Cointelegraph informó anteriormente, Sudáfrica ha adoptado un enfoque conservadoramente optimista hacia las criptomonedas. El sector ha estado relativamente desregulado, lo que permite que los negocios basados en blockchain, como los exchanges de criptomonedas, funcionen, pero el SARS impuso impuestos sobre las ganancias criptomonetarias y se advirtió a los inversionistas sobre los riesgos asociados de las inversiones realizadas.

En los próximos años, la industria de la criptomoneda creció exponencialmente, y el aumento del interés llevó al establecimiento de un Grupo de Trabajo Intergubernamental de Fintech (IFWG), que comenzó a desarrollar una revisión para los reguladores y los encargados de formular políticas enfocadas en la tecnología financiera, teniendo en cuenta las implicaciones para el sector financiero y la economía de Sudáfrica.

El IFWG ha descrito su enfoque de fintech como equilibrado, sopesando los beneficios y riesgos del sector.

A principios del 2018, el IFWG comenzó su revisión y la publicación del documento de consultoría que es la culminación de un año de trabajo. Al revisar el estado actual de las actividades centradas en la criptomoneda, el IFWG ha analizado dos casos de uso específicos. Esto incluye la compra y venta de criptoactivos y las transacciones realizadas con criptoactivos.

Puede interesarte: Gobierno sudafricano revela que no tiene planes de prohibir las criptomonedas en un reciente documento de consulta 

Analizando altibajos

El documento de consulta proporciona un desglose completo de los riesgos y beneficios percibidos de las actividades relacionadas con las criptomonedas y presenta recomendaciones para las políticas hacia los criptoactivos desde una perspectiva sudafricana.

Lo más importante es que el IFWG ha pedido al público sudafricano que haga comentarios sobre el documento y se comprometa con el camino a seguir, al tiempo que deja claro que no había intención de prohibir el uso de la criptomoneda en el país.

Benefits and Risks of Cryptocurrencies Adoption


Riesgos

El artículo analiza los riesgos percibidos que las criptomonedas podrían tener en la economía sudafricana. En primer lugar, se señala que el crecimiento de las criptomonedas podría representar una amenaza para el derecho exclusivo del banco central a emitir y controlar la oferta monetaria en el país. En caso de que aumente la popularidad de las criptomonedas, esto podría causar una disminución en la demanda de dinero fíat en Sudáfrica.

En segundo lugar, el documento reconoce los riesgos potenciales planteados para la estabilidad financiera, en caso de que la capitalización de mercado crezca a más de USD 1 billón. Se dice que esta cifra es una barrera psicológica que llevaría a un control regulatorio por parte de las instituciones financieras y los legisladores de todo el mundo.

En tercer lugar, el documento sugiere que las criptomonedas podrían representar una amenaza para el sistema nacional de pagos. Si las criptomonedas obtienen una adopción masiva, existe el temor de que compitan con el sistema de pago nacional, con poca o ninguna supervisión regulatoria.

Si bien los riesgos mencionados son hipotéticos, la necesidad de una respuesta reguladora se debe a preocupaciones ya experimentadas en Sudáfrica. Esto incluye la necesidad de proteger al consumidor y, al mismo tiempo, evitar el posible uso indebido del lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo, la evasión del control de cambios, las transacciones ilícitas, la evasión fiscal y la falta de estabilidad del mercado.

Beneficios

El documento también señala los beneficios que las criptomonedas podrían proporcionar a los sudafricanos.

Los inversionistas locales podrían encontrar cierto alivio invirtiendo en las criptomonedas, que son una clase de activos que no están vinculados a los riesgos creados por la inestabilidad política y económica en el país.

El anonimato de las criptomonedas también se reconoce como un beneficio potencial y una desventaja para los inversores. Además, una mayor demanda de criptomonedas en el país podría ver reducida la prima pagada por los inversionistas por una mayor oferta de exchanges de criptomonedas.

Además, el grupo de trabajo señala los beneficios a menudo promocionados de las criptomonedas —que incluyen transacciones rápidas, de tarifa baja, anónimas y cifradas— pero la falta de casos de uso que demuestran estos puntos ha llevado a la creencia de que no se verá una adopción mayor en medio a largo plazo.

No dejes de leer: OCDE pide un "sutil equilibrio" sobre la regulación mundial de las ICO

Reflexionando sobre el camino a seguir.

La regulación de la criptomoneda ha sido un tema de gran debate en todo el mundo, y muchos países adoptan posturas diferentes. Dado que la naturaleza de las criptomonedas es esencialmente sin fronteras, esto lo hace muy desafiante desde una perspectiva reguladora.

Con esto en mente, el informe identifica dos posibles enfoques para la regulación de las criptomonedas.

El primero es hacer cumplir las regulaciones sobre las criptomonedas de acuerdo con la legislatura existente. Esto efectivamente deja a las empresas involucradas en las industrias de criptomonedas y de blockchain ligadas a las leyes reales.

El segundo es un enfoque más progresista. El informe sudafricano cita el enfoque de "no hacer daño" de la Comisión Americana de Comercio de Futuros de Mercancías (CFTC), que enfatiza la innovación en el sistema financiero.

El objetivo principal es evitar el exceso de regulación, que tendería a sofocar la innovación del sector.

Naturalmente, un enfoque equilibrado parece ser el camino ideal para avanzar. El informe de Sudáfrica hace referencia a las sugerencias del investigador Jan Lansky sobre los enfoques específicos de cada país para las criptomonedas, como se ve a continuación.

La clasificación varía de 0 a 5, con 0 en un lado del espectro, donde los países ignoran por completo las criptomonedas, y 5 es el opuesto, donde un país ha implementado prohibiciones o está totalmente integrado.

Approaches to Regulating Crypto Assets

De acuerdo con este sistema de medición, Sudáfrica se registra en el nivel 2, dado el documento publicado por el SARS en el 2018, que aplicaba las normas normales del impuesto a la renta en las criptomonedas.

El mejor cumplimiento es el objetivo

Teniendo esto en cuenta, al grupo de trabajo le gustaría ver que Sudáfrica suba aún más el nivel de clasificación de la matriz de Lansky.

Quizás lo más importante es que los sudafricanos no tienen que preocuparse por las prohibiciones inminentes en el uso de las criptomonedas. El grupo de trabajo dejó en claro que no había planes para prohibir la compra, venta o tenencia de criptomonedas.

El informe admite que se necesita un cierto nivel de regulación. Con este fin, se establecerán requisitos específicos para cumplir con las normas contra el lavado de dinero y la lucha contra el financiamiento del terrorismo (AML/CFT).

Más noticias sobre este tema: Sudáfrica y Cripto: un enfoque conservadoramente optimista

Respuesta positiva en Sudáfrica

El informe parece haber recibido respuestas positivas en Sudáfrica. Según Marius Reitz, gerente nacional de Luno en Sudáfrica, los volúmenes diarios han superado los 1.200 BTC por día en su bolsa sudafricana en los últimos meses:

"Estas cifras demuestran la creciente adopción de las criptomonedas en Sudáfrica y en todo el mundo y refuerza nuestro objetivo de mejorar el mundo para un mejor sistema financiero".

En respuesta al informe de la SARB, Reitz dijo que los consumidores en el país tendrán la tranquilidad de saber que los proveedores de servicios de criptomoneda están sujetos a ciertos estándares:

"SARB está adoptando un enfoque basado en actividades, lo que significa que no están proponiendo regular la criptomoneda en sí, sino aquellas personas o entidades que brindan servicios que involucran activos virtuales".

Reitz también destacó la importancia de los requisitos de implementación para cumplir con los estándares AML/CFT, así como la influencia positiva general que una regulación bien equilibrada podría tener para el sector:

“Esto ayudará a mantener a los estafadores y otros operadores con poco interés (o capacidades) mantener la información del cliente y el dinero a salvo. Hemos visto que la regulación en la industria puede tener un impacto muy positivo. La imposición de regulaciones en Sudáfrica (y en todo el mundo) mejorará la confianza general y la estabilidad del mercado. También puede dar como resultado que más capital de inversión y talento fluya hacia la industria, desbloquee más modelos de negocios y traiga productos más avanzados al mercado".

Cointelegraph también habló con James Preston, líder del proyecto en la publicación local SA Crypto, quien ha estado involucrado en el espacio durante los últimos cinco años. Sugiere que la medida es un enfoque equilibrado que protege a las instituciones financieras convencionales y a los consumidores sin impedir el uso de las criptomonedas:

"Después de leer atentamente el documento de consulta del SARB sobre la regulación de los criptoactivos en Sudáfrica, me queda claro que quieren ser lo más progresistas posible sin obstaculizar e infringir la seguridad de los bancos centrales de Sudáfrica.

"A pesar de que intentan mitigar el riesgo y tratan de mantenerse lo más tradicionales posible en términos de sistemas monetarios fíat y centralizados, siguen siendo progresivos en su enfoque de los criptoactivos".

Los sudafricanos tienen hasta el 15 de febrero del 2019 para proporcionar información sobre el camino a seguir propuesto por el Banco de Reserva de Sudáfrica.

No dejes de leer: Malasia desarrolla una dura regulación junto con actitudes positivas hacia la cripto