Las cinco áreas mineras de cripto más grandes: ¿Qué granjas están impulsando la nueva fiebre del oro?

La industria minera es probablemente la actividad más antigua relacionada con la criptomoneda. Todo comenzó en 2009, cuando Satoshi Nakamoto generó el primer bloque de la red Bitcoin.

Hoy en día, la minería es toda una industria que abarca 114 países de todo el mundo, y garantiza sin descanso el funcionamiento de la red mundial de criptomonedas. Según los análisis de Blockchain.info, la rentabilidad total del mercado en el último año fue de 4.100 millones de dólares. Esta cifra no incluye los ingresos obtenidos por la venta de equipos mineros, que se estima en unos $3-4 mil millones, como es el caso del gigante de la industria Bitmain.

cripto

Red Bitcoin

Junto con la popularidad de la minería, la complejidad de la red Bitcoin también crece. A pesar de que el 80 por ciento de Bitcoin ya ha sido minado, según los expertos, la totalidad del suministro no se agotará hasta 2140. La situación se explica por el hecho de que los cálculos necesarios para la producción de la criptomoneda son cada vez más complejos, y el proceso de minería toma más tiempo y energía.

Al mismo tiempo, entre 30 y 60 por ciento de las ganancias obtenidas de la minería se gastan en costos de energía. Las cifras muestran que para mantener toda la infraestructura informática funcionando con Bitcoin se necesitarían 30 reactores nucleares funcionando a plena capacidad.

Tamaño de la Blockchain

A pesar de la reducción en la recompensa por la generación de bloques, una reducción a la mitad en el tamaño de la recompensa minera de 25 Bitcoin a 12.5 Bitcoin y la creciente complejidad de la minería, los mineros todavía pueden recibir hasta $20 millones por día en confirmaciones de transacciones. Este asombroso número atrae a nuevos jugadores a unirse a la "fiebre digital" y a los fabricantes de equipos a inventar formas más eficientes de extraer Bitcoin.

Equipamiento

En el verano de 2017, con la creciente popularidad de las criptomonedas, la demanda del mercado creció no sólo para equipos profesionales, sino también para tarjetas gráficas (GPUs). Sólo en 2017, más de tres millones de tarjetas gráficas discretas fueron compradas por más de 776 millones de dólares, Jon Peddie Resea