Policía turca arresta a 11 sospechosos en presunto hackeo de cuentas de monederos criptomonetarios

El Departamento de Ciberdelincuencia de la Policía Nacional de Turquía arrestó a 11 sospechosos en un supuesto hackeo de criptocuentas, con las víctimas reportan do más de $80 000 en pérdidas, informó el viernes 2 de noviembre el importante periódico turco Hürriyet.

Según el artículo, 14 personas informaron a las autoridades judiciales locales que sus criptomonederos fueron hackeadas con su Bitcoin (BTC) transferido a otros monederos. Luego de las quejas, la policía de Estambul inició una investigación contra un grupo de hackers que supuestamente habían comprometido los correos electrónicos de los usuarios, los datos de las cuentas de los monederos de criptomonedas y las contraseñas.

El 26 de octubre, agentes de la unidad de delitos informáticos detuvieron a 11 personas en varios lugares de Estambul como resultado de redadas conjuntas con la policía del departamento de operaciones especiales de Harekat. Diez sospechosos fueron detenidos, y uno de ellos fue liberado bajo la condición de permanecer bajo "control judicial". La policía también incautó de los presuntos hackers dos tarjetas de identidad falsas, así como varios dispositivos presuntamente utilizados en los hacks como 18 teléfonos móviles y tarjetas SIM, 22 tarjetas de memoria y otros elementos.

Según los fiscales turcos, la cantidad de Bitcoin robada vale aproximadamente 437 000 liras turcas, o más de $80 000. El grupo de atacantes supuestamente movió la criptomoneda robada a múltiples cuentas en un intento de cubrir sus huellas antes de venderlo posteriormente por dinero fíat.

Durante la investigación, la unidad de delitos informáticos identificó a algunos sospechosos mediante el seguimiento de nuevos números de tarjetas SIM registradas para las cuentas de bolsa de criptomoneda por parte de los piratas informáticos. Los agentes policiales también rastrearon a los sospechosos que intentaron retirar los activos robados de cajeros automáticos y bancos basándose en registros de múltiples cámaras de seguridad. El artículo dice que la investigación está en curso, con policías que buscan más víctimas de los piratas informáticos.

En agosto de este año, Cointelegraph informó sobre el colapso de la lira turca, lo que generó un mayor interés por parte de los turcos en la compra de criptomonedas descentralizadas como Bitcoin (BTC). La lira cayó un 50 por ciento frente al dólar estadounidense para agosto de 2018, al ver los mínimos históricos debidos a factores geopolíticos.

El 22 de agosto, la policía de California detuvo a un presunto hacker que robó Bitcoin por un valor de más de $1 millón al secuestrar teléfonos celulares. El atacante, Xzavyer Narváez, usó el método de "intercambio de SIM", también conocido como "estafa de salida de puerto", para robar criptomonedas de los dispositivos de las víctimas.

En octubre, la agencia de noticias de tecnología de EE.UU., Motherboard, respaldada por Vice Media, informó que las autoridades de la Ciudad de Oklahoma arrestaron a un hombre presuntamente considerado como uno de los intercambiadores de SIM "más infames", que al parecer robaron números de teléfonos celulares y los utilizaron en robos de criptomonedas. El hacker Joseph Harris, de 21 años, está acusado de robar $14 millones en criptomonedas de la cadena de bloques de Crowd Machine.