La Reserva Federal de Estados Unidos está explorando la posibilidad de crear una moneda digital

Un miembro de la junta de gobernadores de la Reserva Federal de los Estados Unidos ha señalado que la institución está más abierta que antes a la idea de una moneda digital de banco central.

Lael Brainard, que preside varios comités de la Reserva Federal, hizo sus comentarios durante un discurso en un simposio sobre el futuro de los pagos en la Escuela de Negocios de Stanford el 5 de febrero.

En su discurso, Brainhard dijo que la Reserva Federal estaba "llevando a cabo investigación y experimentación relacionada con la tecnología blockchain y su potencial caso de uso para las monedas digitales, incluyendo el potencial para una CBDC (moneda digital de banco central)".

El debate ha adquirido una nueva urgencia

Brainhard citó una encuesta reciente del Banco de Pagos Internacionales que reveló que, a partir de enero de 2020, el 80% de los bancos centrales de todo el mundo se dedican  a algún tipo de trabajo con CBDC. Esa cifra es un 10% más alta que el año anterior.

Dado el importante papel del dólar en los mercados mundiales, Brainhard sostuvo que es esencial que la Reserva Federal se mantenga "en la frontera de la investigación y el desarrollo de políticas con respecto a las CBDC". 

Observó que actualmente proliferan los nuevos pagos digitales, la moneda y los instrumentos de liquidación, y señaló al proyecto Libra de Facebook y al yuan digital de China, próximo a venir, como acontecimientos fundamentales en los sectores público y privado de todo el mundo.

En dos ocasiones en su discurso Brainhard definió el papel potencial de las CBDC como el de mantener una moneda soberana como ancla del sistema de pagos de una nación determinada. 

Y aunque no extrapoló explícitamente este argumento a escala mundial en el caso del dólar estadounidense (cuyo papel clave se extiende mucho más allá de los límites de la nación), indicó el impacto potencial de los nuevos proyectos privados y públicos:

“Para las economías más pequeñas, puede haber efectos materiales en la política monetaria de las monedas digitales del sector privado, así como de las monedas digitales de los bancos centrales extranjeros. En muchos aspectos, esos efectos pueden ser la versión digital de la 'dolarización', con la posibilidad de un ritmo más rápido y un alcance más amplio de adopción.” 

Hace menos de 18 meses Brainhard había dicho en una Conferencia sobre las moneda digitales en San Francisco que "no hay una necesidad demostrada convincente de una moneda digital emitida por la Reserva Federal". 

FedNow

Desarrolllos como el de Libra también han hecho que se le pida a la Reserva Federal que acelere el lanzamiento de su próximo servicio de pagos y liquidaciones en tiempo real, 24 horas al día, 7 días a la semana, "FedNow". 

Si bien no es una CBDC completa, el servicio está diseñado para permitir que los consumidores y las empresas administren sus fondos de manera más flexible y realicen pagos puntuales fuera del horario bancario convencional.

Sigue leyendo: