Informe del WEF: 40 bancos centrales están considerando las monedas digitales y la tecnología blockchain

Decenas de bancos centrales de todo el mundo están experimentando actualmente o lo harán pronto con las monedas digitales de los bancos centrales (CBDC), según un informe reciente del Foro Económico Mundial (WEF).

Citando un informe del Banco de Pagos Internacionales (BPI) de enero de 2019, el WEF afirma que al menos 40 bancos centrales de todo el mundo están llevando a cabo proyectos de investigación y proyectos piloto con tecnología de cadenas de bloques cuyo objetivo es abordar cuestiones como la inclusión financiera, la eficiencia de los pagos y la ciberseguridad.

Sigue leyendo: Nimiq adquiere una participación del 9,9% en el WEG AG de Alemania, con lo que se convierte en la tercera criptoempresa propietaria del banco

En el informe se afirma que las CBDC, que se emiten en libros de contabilidad distribuidos y pueden tramitarse de igual a igual, permitirán supuestamente realizar transacciones más rápidas y eficaces en función de los costos.

Entre los beneficios más notables del CBDC, el informe enumera el potencial para mejorar los procedimientos de Conozca a su Cliente (KYC) y Anti-Lavado de Dinero (AML), reducir la evasión de impuestos, la corrupción y actividades ilícitas, desafiar el poder del monopolio de los bancos comerciales sobre los depósitos de las entidades bancarias, y ofrecer alternativas a las tecnologías de pagos en el sector privado. El informe dice:

"Además, las CBDC pueden desempeñar un papel importante en un futuro en el que el uso de efectivo disminuye drásticamente. Si el uso y la disponibilidad de efectivo dentro de un país se vuelve extremadamente bajo o inexistente, ya sea por políticas o preferencias de los consumidores, entonces las CBDC podrían potencialmente ayudar a los ciudadanos".

El informe continúa con una lista de posibles desventajas de las CBDC, diciendo que los bancos deberían considerar los desafíos de la tecnología de cadenas de bloques, incluyendo la escalabilidad de las transacciones, la gestión de claves, la velocidad de las transacciones, la posible exclusión financiera de las poblaciones que no adoptan CBDC -lo que podría llevar a una mayor marginación de los sistemas de pago digitales-, así como los riesgos para la estabilidad financiera de la desintermediación bancaria.

Te puede interesar: El Banco Central de Pakistán pretende emitir su propia moneda digital para el 2025

El WEF proporciona diez casos de uso para la tecnología de libro mayor distribuido (DLT) en los bancos centrales, incluyendo el desarrollo de la moneda del banco central minorista, la liquidación de valores interbancarios, la emisión de bonos y la gestión del ciclo de vida, y la cadena de suministro de dinero en efectivo, entre otros.

A finales de marzo, Cointelegraph informó que el gerente general del BPI, Agustín Carstens, desaconsejó la emisión de CBDC, alegando que una CBDC podría facilitar el retiro de fondos de los bancos comerciales a las cuentas de los bancos centrales con mayor rapidez, lo que desestabilizaría el sistema.

No dejes de leer: Nuevo Criptobanco de Puerto Rico acepta el primer depósito de un cliente