¿Qué es lo próximo para los YouTubers afectados por la prohibición de contenido criptorrelacionado?

El 23 de diciembre, miles de YouTubers recibieron correos electrónicos del gigante de los videos notificándoles que sus videos criptorrelacionados habían sido borrados repentinamente de la plataforma.

La prohibición, que duró unos cuatro días antes de que YouTube comenzara a restablecer los vídeos, afectó a los YouTubers cuyos canales llegaban a miles de subscriptores, así como a los de menor audiencia.

No es de extrañar que muchos de los YouTubers afectados hayan recurrido a plataformas de vídeo descentralizadas para compartir sus contenidos. La creación de vídeos atractivos e informativos sobre cadena de bloques y criptomonedas se ha convertido en una fuente de ingresos para muchos de estos individuos, por lo que es importante que tengan una salida fiable para utilizarla.

El CEO y fundador de LBYR, Jeremy Kauffman, dijo a Cointelegraph, "Después de la prohibición de YouTube, el acceso en las últimas 24 horas a LBRY ha aumentado casi un 100% día tras día".

LBRY, una plataforma descentralizada de compartición y publicación de contenidos creada en 2016, utiliza la tecnología blockchain para permitir a los creadores de contenido almacenar y descargar el contenido de una manera de igual a igual.

LBRY es también completamente de código abierto, lo que significa que los desarrolladores pueden contribuir al código que alimenta la plataforma. "Creo profundamente en la libertad de expresión, el código abierto y la elección personal. LBRY es un reflejo de todos esos valores", dijo Kauffman.

Además, a diferencia de YouTube, que tiene políticas de contenido estrictas, Kauffman explicó que LBRY no tiene políticas estrictas con respecto a lo que los usuarios comparten y publican.

"LBRY como protocolo no tiene políticas sobre estas cosas, al igual que HTTP o SMTP no tienen una política sobre estas cosas. Sin embargo, como una empresa de EE.UU., tenemos una política de contenido para lo que se permite ser almacenado en nuestros servidores".

Kauffman también señaló que YouTube ha sido recientemente el "partidario número uno" de la plataforma, ya que muchos YouTubers han migrado a LBRY mientras el gigante de los videos continúa "haciendo cumplir las reglas, arbitrariamente, prohibiendo o desmonetizando a la gente por razones endebles, etc.". Continuó:

"Construir un negocio o un seguimiento en YouTube es construir en arenas movedizas. YouTube censura y prohíbe regularmente a los creadores, con la aplicación de reglas caprichosas y arbitrarias".

El YouTuber Omar Bham dijo a Cointelegraph que ha estado recomendando LBRY desde la prohibición de criptocontenido de YouTube:

"En cuanto a las plataformas descentralizadas, he estado recomendando LBRY. El proceso de sincronización es simple, se pueden reclamar recompensas por todo tipo de acciones, y los datos se sincronizan por sí mismos sin necesidad de mi intervención. Esto seguirá siendo así en futuras subidas, que terminarán automáticamente en LBRY como copia de seguridad. Esto es muy poderoso, ya que no tengo que preocuparme de que algún día YouTube elimine todos mis vídeos de forma permanente. Seguirán viviendo".

Si bien esto puede ser así, Kaufmann señaló que la velocidad es un desafío que la plataforma ha estado experimentando, ya que las cadenas de bloques son bases de datos notoriamente lentas. Señaló que LBRY ha construido desde entonces herramientas adicionales tanto para consultar como para servir información mucho más rápido.

Además de LBRY, Steemit, un sitio web de blogging y medios sociales basado en blockchain, lanzado en 2016, también ha llamado la atención de muchos YouTubers. La plataforma cuenta con más de 1 millón de usuarios registrados y utiliza la criptomoneda STEEM para recompensar a sus usuarios por la publicación de contenidos.

A diferencia de LBRY, que se centra específicamente en los medios digitales, Steemit funciona más bien como una versión descentralizada de Reddit, proporcionando a los usuarios una red social completa. Aunque puede ser diferente de YouTube, la plataforma de compartición de video DTube es una plataforma de video descentralizada construida sobre la cadena de bloques de STEEM que se asemeja a YouTube en apariencia.

Al igual que otras plataformas de vídeo descentralizadas, DTube no tiene servidores centrales, todo el contenido se almacena en la cadena de bloques de STEEM. Como resultado, es casi imposible manipular el contenido de vídeo de DTube.

El abogado de Internet y activista anti-intimidación, Andrew Rossow, dijo a Cointelegraph que aunque una plataforma como DTube y LBRY parece ser muy prometedora, también es importante considerar ciertas áreas grises que las plataformas descentralizadas podrían no abordar.

"Tener una plataforma de medios sociales habilitada para cadenas de bloques que sea resistente a la censura es bueno, pero, teniendo en cuenta ciertas protecciones con respecto a la propiedad intelectual, el phishing, las estafas y otras áreas grises deben ser consideradas".

Pero, ¿está YouTube siendo responsable?

Irónicamente, la directora general de YouTube, Susan Wojcicki, anunció recientemente sus objetivos para la plataforma en abril , diciendo, "Mi principal prioridad es la responsabilidad".

Aunque este puede ser el caso, YouTube ha eliminado más de 100.000 vídeos y 17.000 canales desde que la empresa implementó los cambios en sus políticas de contenido en junio de este año.

De acuerdo con un post, YouTube ha estado eliminando el contenido ilegal, destacando el contenido autorizado, reduciendo la propagación del contenido marginal y recompensando a los creadores de confianza. Desafortunadamente, la plataforma ha estado eliminando más y más contenido que ellos personalmente piensan que viola estas políticas, y las criptomonedas y blockchain han caído en esta categoría.

¿Es legal eliminar el contenido sin notificar a los creadores?

En cuanto a la legalidad de eliminar el contenido sin notificar a los creadores, o proporcionar una razón válida de por qué se está eliminando el contenido, el fundador del bufete de abogados Royse y profesor de estudios continuos en la Universidad de Stanford, Roger Royse, dijo a Cointelegraph que se convierte en un asunto legal dependiendo de los términos de servicio de la plataforma:

"Como cuestión legal, todo depende de lo que permitan sus términos de servicio. Las grandes plataformas están en una situación difícil porque hay mucho escrutinio legislativo tanto en sus políticas como en el cripto. La SEC y otras agencias han sido notoriamente hostiles a los negocios relacionados con el cripto y ellos pueden ver esto como una manera más para que las plataformas sean reguladas".

Rossow también señaló que aunque lo que ha hecho YouTube puede ser legal, no es justificable:

"Podría decirse que YouTube, como proveedor de contenido, tiene la autoridad y el derecho de eliminar el contenido que considere que viola sus Términos de Servicio y, al hacerlo, tiene el derecho de eliminar los vídeos, incluso si se trata de dinero digital o de criptomonedas".

Sin embargo, según Rossow, el problema tanto para los creadores de contenido como para YouTube es identificar y discernir lo que es "comercialmente viable" y lo que es "educativo". Explicó:

"Los vídeos sobre cripto que se retiraron recientemente no tenían contenido violento o político, ni contenido perjudicial para los niños. Incluso la aplicación de las recientes directrices de la FTC con respecto al cumplimiento de la COPPA no pareció estar muy desordenada. Este incidente, yo diría que es aislado y da a todos los creadores de contenido una razón para entrar en pánico simplemente debido a la ignorancia de YouTube".

No dejes de leer: