A joven de 21 años se le condenó a 10 años de prisión por robar USD 7,5 millones en criptomonedas por hackear teléfonos celulares

Un hombre de 21 años de edad ha sido sentenciado a 10 años de prisión después de convertirse en una de las primeras personas en los Estados Unidos en ser condenado por robar criptomonedas mediante hackeos de teléfonos celulares. Los fiscales de Santa Clara anunciaron la sentencia de prisión el 22 de abril.

En febrero, Joel Ortiz se había declarado culpable y de robo y aceptó el acuerdo de declaración de culpabilidad de 10 años.

Ortiz robó más de USD 7,5 millones a por lo menos 40 víctimas: el comunicado de prensa indica que luego gastó USD 10.000 una vez en los clubes nocturnos de Los Ángeles, contrató un helicóptero para llevarlos a él y a sus amigos a un festival de música, y compró ropa y equipaje de primera calidad de Gucci.  

Lee más sobre: Microsoft Corea: El país se enfrenta a la creciente amenaza de los ataques de la criptominería sigilosa

En mayo de 2018, un empresario de criptomonedas en Cupertino perdió USD 5,2 millones en cuestión de minutos, señalan los fiscales.

Los fiscales describieron al que una vez fue el mejor estudiante de secundaria como un "prolífico intercambiador de SIM que apuntaba a las víctimas para robar criptomonedas y hacerse cargo de las cuentas de los medios sociales con el objetivo de venderlas a cambio de bitcoin (BTC).”

Los intercambios ilegales de SIM a menudo involucran engañar a las compañías telefónicas para que cambien los números de teléfono celular a una nueva tarjeta SIM, proporcionando direcciones y números de seguro social robados. Desde aquí, los hackers pueden eludir las medidas de autenticación de dos pasos que están diseñadas para mantener seguras las criptos. 

Te puede interesar: Fue acusado hombre en Israel de robar más de USD 9 millones en Dash

Ortiz fue detenido en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles el año pasado, y los investigadores dicen que solo han podido recuperar USD 400.000 de los fondos robados. Creen que el resto se ha escondido o gastado. La fiscal Erin West dijo:

“Estos no son Robin Hoods. Son ladrones que usan una computadora en vez de un arma. No solo están robando una moneda etérea y experimental. Están robando fondos para la universidad, hipotecas, la vida financiera de la gente.”

Se había sentenciado a Oritz el 19 de abril por un juez después de dos audiencias en las que las víctimas describieron la devastación financiera causada por sus crímenes.

En febrero, en un caso separado, un individuo fue acusado en Nueva York por robar identidades y fondos, incluyendo criptomonedas, en el primer proceso de intercambios de SIM del estado.

No dejes de leer: El 98% de los pagos por ransomware se realiza en bitcoin, según estudio