Acusan a 7 personas por estafas con esquemas piramidales de criptomonedas en República Dominicana

El Ministerio Público de República Dominicana ha presentado el día de ayer una acusación formal ante los tribunales competentes para que se procese a 7 personas por delitos de “estafa y lavado de activos con monedas virtuales a través de las empresas piramidales My Trader Coin y Money Free”. En la acusación presentada se puede leer la apreciación de que el Ministerio Público presentó la “primera acusación formal” que se hace dentro de la región para delitos de este tipo. 

Según la acusación, los implicados estafaron a cerca de 111 personas y lograron recaudar unos 471.154,000 dólares y 4.610.492,00 de pesos dominicanos (unos 88 mil dólares aproximadamente). La suma en conjunto superó el medio millón de dólares. Se desconoce si los 111 afectados son solo dentro de la jurisdicción de República Dominicana o si existirán más estafados dentro de otras naciones.

Entre los acusados se pueden ver a André Luis Feitosa Santos, de nacionalidad brasileña y quien la fiscalía dominicana considera como el cabecilla de la estafa, a Gabriel Eduardo Gómez Otero, de nacionalidad colombiana y a otras 5 personas de nacionalidad dominicana.

En las investigaciones que realizó la fiscalía se puede apreciar que el esquema de negocio era muy similar al que tienen otras pirámides de inversión. Los acusados se encargaban de promocionar al público, por medio de redes sociales y otros medios de publicidad, una “oportunidad única de negocio” para hacer dinero mediante el trading de criptomonedas. 

Los inversores se veían tentados ante la innovación de las criptomonedas, así como su visible volatilidad y procedían a entregar el dinero a los estafadores bajo la promesa de “duplicar” su dinero. También se les ofrecían importantes bonificaciones para incentivar la inclusión de “socios” dentro de los esquemas de “inversión”.

Al final, los inversores, que terminaron siendo víctimas, tenían problemas para retirar las ganancias que se estaban generando dentro de la plataforma y tampoco podían retirar el capital que habían invertido dentro de la plataforma. Los acusados presentaban excusas sobre mantenimiento de las billeteras o problemas con los exchanges para finalmente, cerrar la plataforma y desaparecer.

El Ministerio Público de República Dominicana no solo evaluó las acciones que se habían cometido en My Trader Coin y Money Free, sino que dirigieron su evaluación a todas las plataformas y esquemas que habían iniciado los acusados. IfreeX, Wishclub, i7Group, Royals Club Live, Alive Club, Tradingwaves Fusion y Bit Trader Banking son todos los esquemas en los que se pudieron evaluar conexiones con los acusados. Según la fiscalía, los acusados utilizaban todas estas plataformas para lavar el dinero que las víctimas entregaban como “inversión”.

A nivel jurídico, la fiscalía de República Dominicana ha pedido la condena por los siguientes delitos: asociación de malhechores, lavado de activos, realización de actividades financieras sin la debida autorización, violación a la Ley Monetaria y Financiera de la legislación dominicana, publicidad engañosa y estafa mediante el empleo de medios electrónicos, informáticos, telemáticos o de telecomunicaciones.

Sigue leyendo: