El tribunal de Aragon está ahora listo para emitir sentencias descentralizadas globales

Después de tres años de desarrollo, el Tribunal de Aragon se lanzó para servir como una jurisdicción digital y un tribunal descentralizado en línea.

El lanzamiento se anunció en una publicación de blog el 10 de febrero, que detalla que en los últimos tres años el equipo detrás del proyecto había creado y lanzado herramientas relevantes para que existan las Organizaciones Autónomas Descentralizadas (DAO). En ese momento, la plataforma contaba con más de 1,000 DAO creadas con USD 8 millones bajo administración.

Como nació el Tribunal de Aragon

La publicación explica los orígenes de la idea del tribunal o corte de Aragon:

“En 2017, descubrimos que las DAO deben crecer fuera de su blockchain y sus contratos inteligentes impulsados por máquinas. Las DAO necesitan acuerdos subjetivos. Las DAO y sus usuarios necesitan un equivalente del sistema legal, pero completamente nativo para ellas".

Al implementar el Tribunal de Aragon, el equipo detrás del proyecto tiene como objetivo eliminar las "barreras artificiales tradicionales, como las jurisdicciones nacionales o las fronteras de un solo país" a la hora de resolver disputas. La Corte de Aragon utiliza un método de teoría de juegos conocido como Schelling Game para proporcionar un resultado subjetivo a la disputa.

Cualquier persona en todo el mundo puede convertirse en miembro del jurado

En el Tribunal de Aragon, cualquier persona en todo el mundo puede convertirse en miembro del jurado, a condición de que posea al menos 10.000 tokens ANJ en forma de staking y activadas. Una vez que se plantea una disputa, el sistema selecciona a los miembros del jurado para juzgarla. Según la empresa, la posibilidad de ser llamado al jurado es proporcional al número de tokens nativos de la plataforma, ANJ, que un miembro de la comunidad ha activado.

Anteriormente, Luis Cuende, director ejecutivo de la Asociación de Aragon, le dijo a Cointelegraph que no era necesario que el Tribunal de Aragon entre en disputa con las autoridades pertinentes, lo que lo autorizaría a emitir sentencias oficiales como los tribunales tradicionales dentro de ciertas jurisdicciones, ya que el proyecto es "especial precisamente porque es completamente descentralizado y sin fronteras".

Cuando se le preguntó cómo se iban a ejecutar las decisiones de los jurados dentro del proyecto, Cuende explicó:

“Se ejecutan automáticamente mediante contratos inteligentes: los jurados proporcionan sus decisiones, y luego el contrato inteligente premia o penaliza a las partes ganadoras y perdedoras, respectivamente. No hay confianza involucrada o partes centralizadas que puedan alterar el sistema".

Sigue leyendo: