El rol del Bitcoin en el agitado escenario económico mundial

Estamos viviendo tiempos económicamente turbulentos. La guerra comercial entre Estados Unidos y China cada día se torna más tensa, y algunos indicadores macroeconómicos no han estado así desde hace mucho tiempo. La llegada de Trump, Brexit, y los nuevos movimientos populistas en el mundo están desafiando las reglas del juego como nunca antes. La globalización y el comercio internacional están siendo cuestionados, y el proteccionismo parece estar de moda. Hay mucha preocupación en el ambiente, y muchos predicen una nueva crisis a la vuelta de la esquina. El Bitcoin está en alza, y algunos opinan que se debe precisamente a esta situación. ¿Cuál es el rol del Bitcoin ante estos pronósticos pesimistas?

Los Estados Unidos y China se encuentran en una despiadada guerra comercial desde el 2018, y esta aumenta en intensidad a cada minuto. En efecto, la situación es sumamente delicada, y, de llegar a escalarse aún más, podría muy bien causar una crisis global. El presidente Trump acusa a China de robar propiedad intelectual estadounidense y de incurrir en espionaje corporativo para ganar una ventaja ilegítima sobre los Estados Unidos a nivel comercial. Como defensa, Trump ha decidido atacar, imponiendo aranceles a los productos chinos que entran a los Estados Unidos. La intención de estas medidas es debilitar la competitividad de los productos chinos, aumentando su precio para fortalecer a los productos hechos en casa. Sin embargo, los chinos no se han quedado con los brazos cruzados, porque han escogido defenderse utilizando la misma táctica. Es decir, el gobierno chino ha tomado represalias con la imposición de aranceles a los productos estadounidenses que entran al territorio chino. Estos ataques y contraataques han afectado el intercambio comercial entre estas dos potencias. Como uno podría suponer, de hecho, el comercio entre estas dos naciones ha disminuido considerablemente, y los precios han subido en ambos lados. Hasta ahora, los indicadores macroeconómicos no parecen estar tan mal. Sin embargo, los pronósticos no son muy alentadores, porque se anticipa una disminución del crecimiento económico para el futuro próximo debido a este conflicto como bien han advertido algunos organismos internacionales.

Sigue leyendo: Novogratz: La actual subida de precios de Bitcoin podría tener “piernas reales”

El asunto promete ponerse más feo, porque últimamente esta guerra comercial ha tomado un nuevo giro. La contienda, hasta ahora básicamente arancelaria, se ha convertido en una guerra de divisas, cuando, a principio de semana, las autoridades chinas han permitido la caída del yuan a un nivel no visto desde el 2008. Ahora un dólar cuesta siete yuanes. La devaluación (artificial) del yuan traerá consigo inflación a nivel doméstico y aumentará los costos de las importaciones, pero bajará el precio de las exportaciones. En otras palabras, los productos chinos en el exterior ahora serán más baratos, y su poder competitivo será mayor. Obviamente, esta medida se toma para neutralizar el aumento de precios que causan los aranceles. En resumen, la cosa se está complicado. 

Ante esta tormenta, los mercados, por supuesto, han reaccionado negativamente. El yen japonés, el euro, el oro y los bonos soberanos aumentaron de precio por ser considerados como clásicos refugios en tiempos difíciles. Las bolsas asiáticas registraron fuertes pérdidas después de la noticia. Los bolsas en Europa pronto siguieron el paso, y luego las norteamericanas. Wall Street sufrió su peor jornada del año. El Dow Jones cerró con un hundimiento de 2.9% y el S&P 500 de un 2.98%. Este fue el tsunami del lunes. ¡Vaya comienzo de semana!   

Sigue leyendo: CEO de Circle: la agitación macroeconómica es responsable del crecimiento de Bitcoin

Muy posiblemente los bancos centrales deban obligatoriamente tomar medidas de emergencia para llenar de liquidez al sistema y de este modo contrarrestar el ataque chino. Este movimiento de China ocurre justamente en el preciso momento cuando la Reserva Federal de los Estados Unidos ha accedido a bajar los tipos de interés. Entonces, no sería insensato pensar que estamos oficialmente ante una guerra comercial y, al mismo tiempo, una guerra de divisas. Naturalmente, el miedo, las dudas y la incertidumbre están aquí, y prometen quedarse por un buen tiempo. Estamos ante un momento sumamente peligroso. 

Ahora bien, ¿cuál es el rol que juega el Bitcoin en todo esto? Muchos dentro de la comunidad Bitcoin han declarado que todo esto es positivo para el Bitcoin. Después de todo, el Bitcoin está en alza, y podría existir una causalidad entre la situación actual y la subida del precio. Un yuan débil y un dólar débil de pronto conllevarían a un bitcoin fuerte. Ciertamente, un inversor inteligente prefiere invertir en un mercado en alza que en uno en baja. En estos momentos, no es muy buena idea conservar posiciones en divisas problemáticas. Empezar a buscar refugios seguros está en los planes de muchos que ven el comienzo de una guerra sin cuartel que seguramente terminará en desastre por los vientos que soplan. 

Sigue leyendo: Estos 3 factores macroeconómicos están haciendo que el precio de Bitcoin supere los USD 12,000

A la hora de invertir, se sabe que existen ciertas correlaciones entre los diferentes tipos de activos. Estas correlaciones pueden ser positivas o negativas. No necesariamente implica causalidad, pero sí un comportamiento que tiende a seguir el uno del otro en un mismo sentido o en un sentido contrario. Por ejemplo, las bolsas norteamericanas y las principales bolsas del mundo tienden a moverse juntas en el mismo sentido, hacia arriba o hacia abajo. Por otro lado, el oro tiende a moverse en sentido contrario con respecto al dólar estadounidense, en una correlación generalmente negativa. Es precisamente por esto que los pesimistas, tradicionalmente, han invertido en este metal para protegerse de las crisis. 

Sigue leyendo: Cómo puede afectar al precio de Bitcoin el recorte de las tasas de interés

El comportamiento del Bitcoin, hasta ahora, siempre ha emitido señales mixtas en este respecto. En su corta historia, se ha comportado como un activo no correlacionado. El Bitcoin parece moverse de modo muy independiente, porque el histórico no revela algún tipo de correlación clara con respecto a otros mercados. Esto podría cambiar en el futuro, pero su pasado nos ha indicado que sus vaivenes se dibujan de manera esencialmente autónoma. Es decir, no muestra patrones de una correlación definida y evidente. En otras palabras, el Bitcoin es como un universo paralelo. Va y viene al ritmo de su propia canción. 

Ahora bien, más allá de la posible causalidad o correlación entre los mercados, siempre surgen coyunturas que representan grandes oportunidades. Pocos son los inversionistas que pueden resistirse a la tentación de una buena inversión en tiempos de tempestad. Indudablemente que esta guerra comercial entre las dos economías más grandes del mundo está causando estragos con efectos muy negativos. Entonces, toda esta incertidumbre está obligando a los inversores a buscar alternativas, y un Bitcoin en alza podría convertirse en la solución perfecta. Si los pronósticos llegan a ser ciertos y la crisis no hace otra cosa sino profundizarse, mucho será el nuevo capital que entraría al mercado del Bitcoin. 

Nadie quiere una nueva crisis económica mundial. Sin embargo, hay mucha gasolina en la casa, y algunos actores han tenido la brillante idea de prender una fogata en plena sala. De más está decir que esta situación puede salirse de control en cualquier momento. El escenario de una casa en llamas es perfectamente posible bajo estas circunstancias. Sería muy lamentable, pero sumamente probable. ¿Cuál podría ser el rol del Bitcoin en esto? Bueno, Bitcoin podría ser el amigable vecino de enfrente que ofrece hospitalidad con una limonada fría y galleticas de chocolate. En conclusión, un refugio.

Las opiniones expresadas aquí son las del autor y no representan necesariamente las opiniones de Cointelegraph.com