Criptomonedas en Cuba: ¿Cómo funciona el criptomercado en la Isla?

Hace poco reportamos en Cointelegraph en Español un informe en donde se afirmaba que los ciudadanos cubanos estarían utilizando Bitcoin y las criptomonedas para acceder al mercado global. Para conocer más acerca de la realidad de este fenómeno y conocer más acerca de cómo es el uso de las criptomonedas en uno de los países más aislado dentro del mundo de habla hispana, nos hemos puesto en contacto con la comunidad “CubaCripto”.

¿Qué es CubaCripto?

CubaCripto es una comunidad que hace vida en la aplicación de mensajería Telegram y está conformada por ciudadanos cubanos que hacen uso de las criptomonedas o están interesados en aprender sobre las mismas. Es considerada como la primera comunidad de criptomonedas que reside dentro de Cuba. Para conocer más sobre ella, nos introdujimos en el grupo para así poder aprender y observar un poco sobre la realidad que viven.

La comunidad está conformada por cerca de 600 personas y son más las personas que escriben para aprender sobre criptoactivos y los distintos métodos que existen en el mundo web para poder ganar o conseguir algunas de estas monedas. Alex Sobrino es quien fundó y dirige la comunidad, siendo además uno de los miembros que se encarga de instruir a las personas que están interesadas en aprender sobre cómo funcionan las criptomonedas.

¿Cómo adquirir Bitcoin en Cuba?

Uno de los primeros elementos que quisimos conocer de primera mano fue cuales son los mecanismos que tienen al alcance los cubanos para adquirir Bitcoin o alguna otra criptomonedas en medio de las imposiciones gubernamentales que controlan el comercio de divisas dentro de la isla cubana.

Una gran parte de los cubanos que conforman la red afirmaron que han ido ganando satoshis de Bitcoin por medio de Faucets y distintas plataformas que otorgan fracciones de Bitcoin por distintas actividades dentro de la plataforma. 

En lo que respecta la compra de Bitcoin dentro de la isla, aseguraron que no existe ningún portal web en donde puedan adquirir la moneda. El CUC, la moneda nacional interna de Cuba, no tiene cabida en ningún exchange o portal que permita la compra de criptomonedas.

El único método que tienen los cubanos a la mano para poder comprar Bitcoin es por medio del trato directo entre personas y los métodos de pago que pueden utilizar para esa transacción es el pago en dinero en efectivo o transferencia de saldo telefónico.

¿Quiénes venden criptomonedas dentro de la isla? Según lo que reportan, no son muchas los cubanos que están dispuestas a vender sus criptoactivos, pero, se pueden conseguir vendedores que poseen las monedas virtuales debido a compras que han hecho en el extranjero o por familiares en el exterior las compran por ellos.

Todas estas operaciones de compra-venta se deben hacer sólo con el CUC ya que no se tiene permitido hacer operaciones dólares estadounidenses o con cualquier otra moneda extranjera. Según lo que indican los usuarios, en medio de este tipo de operaciones los vendedores suelen cobrar unas comisiones mucho más altas que las usualmente cobradas en exchanges o portales P2P, pero, afirman que las pagan porque saben que son muy pocas las opciones que tienen para poder adquirir los activos.

¿Por qué adquirir criptomonedas?

Una de las dudas que surge es por qué tener criptomonedas en un país en donde solo se puede utilizar una sola moneda nacional y está terminantemente prohibido el uso de otras divisas. Los miembros de la comunidad de criptomonedas en Cuba han contestado a esta pregunta con respuestas diversas.

Para algunos cubanos, las criptomonedas son un método de trabajo y que buscan sacarle provecho por medio del trading y las operaciones dentro del mercado. Para ellos, las criptomonedas son un activo más con el que pueden comercializar y obtener ganancias. 

Otros afirmaron que usan las criptomonedas como un método de ahorro seguro que no puede ser rastreado. A pesar de su volatilidad, los cubanos aseguraron que el uso de las criptomonedas son un método de ahorro sólido con el que pueden operar inclusive por medio de las sanciones que imponen los Estados Unidos sobre la isla. Según lo que explican, los cubanos residentes en Cuba no tienen posibilidad de tener cuentas bancarias en otros países y ello es producto de las propias sanciones, lo que ha llevado a que ahorren en criptomonedas.

Por último, están aquellos que buscan opciones de “inversión” como la minería de criptomonedas en la nube o plataformas que brindan un rendimiento diario para obtener algunas pequeñas ganancias. A pesar de que muchos han podido ser testigos de primera mano sobre la inestabilidad de este tipo de plataformas y su incapacidad para llevar verdaderas ganancias a sus participantes, muchos todavía siguen buscando opciones que representen algún tipo de beneficios para ellos. Los miembros más avezados de la comunidad advierten constantemente, sobre todo a los más jóvenes, para que no participen en este tipo de oportunidades.

¿Cuál es la posición del gobierno frente al uso de las criptomonedas?

Hace poco el gobierno de Cuba informó por medio de su red nacional de noticias que estaban estudiando el uso de las criptomonedas para evadir las sanciones de los Estados Unidos. Un planteamiento similar ya había hecho Venezuela en el pasado y debido a su relación política-comercial, no resulta descabellado que desde Cuba hayan planteado lo mismo.

Sin embargo, en el caso de Venezuela, esta apertura hacia las criptomonedas también trajo una especie de “legalización” para su uso y promoción por parte del comercio venezolano. Preguntamos a la comunidad cubana si el gobierno de su país ha tenido una posición igual al respecto del uso de los criptoactivos dentro de sus ciudadanos.

Según lo que nos comentan, el gobierno no ha dado una posición oficial al respecto, lo que implica que no ha prohibido expresamente su uso, pero, tampoco ha mencionado que se pueden utilizar de forma legal dentro del comercio. Sin embargo, los cubanos consideran que el uso de las criptomonedas no perjudica al gobierno y que es por ello que no ha lanzado una prohibición al respecto. 

Si el gobierno estuviera en contra del uso de las criptomonedas, ya hubiera tomado acciones más contundentes para controlar o limitar el pequeño comercio de criptoactivos que está gestándose dentro de la isla, o ello es lo que opinan los miembros de la comunidad.

Respecto al desarrollo de una política de criptoactivos por parte del gobierno, muchos creen que el gobierno de Cuba está gestando una criptomoneda propia, aunque, esa información no ha sido publicada ni confirmada por ningún medio cubano. Para los usuarios de criptomonedas cubanos, esta criptomoneda permitiría al gobierno evadir las sanciones y entablar operaciones comerciales con sus aliados de una forma más sencilla.

Criptomonedas en uno de los países con menor tecnología del hemisferio

Producto de las sanciones y las políticas gubernamentales propias de Cuba, su sistema tecnológico es uno de los más pequeños del hemisferio occidental. Particularmente en el caso de la conexión a internet, solo la estatal “Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A. (ETECSA)” es la que presta el servicio de conexión a internet para el público.

Apenas en diciembre del año 2018 fue que se activó el sistema de conexión móvil de 3G  para los teléfonos celulares. A pesar de la activación de este servicio, los costos son lo más complejo para los ciudadanos cubanos. 10 centavos de dólar es el precio que se debe pagar por cada megabyte de consumo y por un paquete de datos de 2,5 GB, se debe cancelar unos 500 pesos cubanos, aproximadamente unos 20 dólares. Para un país en el que el salario mínimo es 31 dólares, el costo puede presentarse como una opción realmente elevada.

Por otro lado, las redes públicas de Wi-Fi públicas vienen funcionando desde el año 2015 y son una solución más accesible para los usuarios. Según lo que nos comentan, los usuarios deben de pagar por cada hora conectada en la red Wi-Fi un precio de 25 pesos cubanos, aproximadamente 1 dólar estadounidense.

Estos costos generan que los usuarios de criptomonedas no pueden perder tiempo cuando están conectados a internet haciendo cualquier tipo de transacción u operación. Inclusive aquellos que están conectados a una Faucet, evalúan como la plataforma consume su internet en medio de los tiempos de espera para así poder evaluar si verdaderamente es rentable utilizar ese tipo de portales para ganar dinero.

En lo que respecta al uso de dispositivos como teléfonos móviles inteligentes o computadoras que puedan soportar el uso de las criptomonedas, la situación también se presenta un poco compleja, aunque, con soluciones. 

El caso en particular de la compra-venta de computadoras por parte de cualquier cubano se legalizó en el año 2007, pero, el caso de los teléfonos móviles no funciona igual. Según lo que nos indican, la gran mayoría de los teléfonos móviles que se ofertan desde ETECSA, la compañía del estado, no pueden soportar las criptomonedas por ser obsoletos.

Los que quieran utilizar criptomonedas en sus teléfonos móviles se ven en la necesidad de adquirir un equipo usado de otras personas que han logrado comprar teléfonos más modernos en el exterior. También es posible comprar un móvil nuevo puesto que hay personas que se dedican al comercio en pequeña de escala de traer teléfonos nuevos de sus viajes del exterior.

Sigue leyendo: