Criptoplataforma Cubits comienza procedimiento de insolvencia después de supuesto hackeo y bloqueo de fondos de usuarios

Cubits, la plataforma de pago en criptomoneda con sede en el Reino Unido, ha presentado una solicitud de administración tras una interrupción repentina que bloqueó los fondos de los clientes, según reveló un comunicado de prensa de la compañía, el 11 de diciembre.

El acto de presentar una solicitud de administración quiere decir que una empresa insolvente ha nombrado a un administrador externo para que actúe en nombre de sus acreedores.

Cubits, el nombre comercial de la entidad legal Dooga Ltd., afirmó que había perdido fondos por valor de €29 millones ($32,8 millones) a favor de los "defraudadores" en febrero de 2018 que no podía reclamar.

Ahora, Dooga ha traído administradores "para trabajar con aquellos a los que la empresa les debe dinero y para cobrar el dinero que le deben".

"Nuestro objetivo es lograr el mejor resultado para los acreedores en general lo más pronto posible", comentó Steve Parker, uno de los dos administradores recientemente nombrados, en el comunicado de prensa, y añadió que:

"La posición actual de Dooga es segura, las investigaciones están en marcha y escribiremos a los acreedores, formalmente, esta semana".

Opus Restructuring & Insolvency (una parte de Opus Business Services Group), Parker se une a Trevor Binyon para trabajar como "Coadministradores" para Dooga.

Los usuarios de Cubits habían dado la alarma el lunes después de que el sitio web de la plataforma se desconectó. En ese momento, la cuenta de Twitter de la empresa afirmaba que la razón del tiempo de inactividad era "mantenimiento".

Posteriormente, el sitio web pasó de afirmar que los servicios "regresarían enseguida" a un mensaje de error genérico el 12 de diciembre. El sitio web muestra ahora una copia de su comunicado de prensa explicando el procedimiento de administración.

Algunos usuarios reaccionaron con frialdad, afirmando que ya habían estado esperando varias semanas para retirar fondos.

Opus Business, ahora a cargo de la administración de Cubits, no ha respondido a una solicitud de comentarios sobre los fondos bloqueados de los usuarios al cierre de esta edición.

El episodio de febrero se centra en tres comerciantes chinos que supuestamente compraron Bitcoin (BTC) en Cubits a través del procesador de pagos Pay Secure Online Ltd, con sede en Malta, conocido regularmente como PaySec.

La empresa supuestamente nunca pagó a Dooga el dinero fiduciario adeudado, dejando a la empresa con deudas por un total de €35 millones ($39,7 millones). En agosto, un tribunal maltés ratificó una orden de embargo (orden de terceros) presentada contra PaySec, en la que Dooga afirma abiertamente "complicidad" con los comerciantes.

"Desde febrero, Dooga ha hecho todo lo posible para recuperar estos fondos", continuó el comunicado:

"Desafortunadamente —y en contra de lo esperado— estos esfuerzos no han tenido éxito hasta ahora."

En una controversia aparte, un análisis de la actividad de Dooga en LinkedIn reveló que su coordinadora de pagos, Eloise Debono, es una partidaria del infame presunto esquema ponzi OneCoin.

Su jefe de criptonegocios, Max Krupyshev, dejó la empresa en noviembre antes de que sus problemas financieros se hicieran públicos.