Exclusivo: Creador de estafa multimillonaria con Bitcoin en Brasil sería un desarrollador de Ethereum Classic

Daniel Kaminski de Souza, que sería el principal responsable de las empresas Krypton Unite y Blockchange, acusadas de ser esquemas Ponzi y blanco de una mega operación de la Policía Civil del Paraná, Brasil, este jueves 5 de diciembre, también sería uno de los principales responsables de la propuesta que condujo a la creación del Ethereum Classic (ETC), según una investigación realizada por Cointelegraph Brasil.

De Souza incluso se había presentado en las redes sociales desde 2015 como el 'co-fundador' de Ethereum Classic.

"Muchos de ustedes saben que he presionado mis límites en los últimos meses desde el comienzo de Ethereum Classic, cuando sólo teníamos 4 hombres. Ahora siento que la comunidad ha abrazado la causa con tanta pasión que mi contribución se ve reducida por miles de miembros activos", dijo en un post de 2015 en Steemit.

Souza sería conocido como "Profeta Daniel", y se habría aliado con otras personas que estaban en contra de las propuestas de Ethereum cuando ocurrió el ataque de la DAO y, junto con otras cuatro personas de la comunidad, habría ayudado en la bifurcación que entonces llevó al surgimiento de Ethereum Classic.

"Estaba viendo las noticias que fluyen todos los días al respecto y creía en ese momento que la bifurcación de Ethereum era lo correcto para recuperar los fondos perdidos de los inversores por un malvado hacker. Estudiando el tema más a fondo, me di cuenta de que tal vez el hacker no estaba siendo realmente malo, tal vez sólo estaba exponiendo un problema en el sistema de implementación de su contrato inteligente", dijo en ese momento.

Daniel y Bitcoin

Sin embargo, a pesar de su participación en Ethereum Classic, Daniel Kaminski de Souza, como casi todos los demás, se habría iniciado en la comunidad de criptomonedas a través de Bitcoin.

De Souza, ingeniero en investigación y desarrollo electrónico graduado en la Universidad Federal de Paraná, habría conocido Bitcoin en 2013 cuando trabajó como jefe de algoritmos de control en Eletrolux.

Para saber cómo funcionaba Bitcoin habría creado un proyecto de un minero Bitcoin que también funcionaba como calentador. Según el ingeniero, el calentador llegó a trabajar y hay informes de que habría extraído al menos 25 Bitcoins.

 

Minero de Bitcoin con tecnología HTPC creado por Souza

Souza también sería uno de los primeros en adoptar Bitcoin y, en 2013, habría realizado el primer préstamo p2p de Bitcoin a través del portal BTCJam.

En aquel momento, Daniel Kaminski de Souza prestó Kerley Palley 11,95 BTC, que se utilizaría para financiar la compra de equipos mineros de Bitcoin a Bitmine. Sin embargo, Palley no habría reembolsado el préstamo y Souza terminó recibiendo una especie de "seguro" de la plataforma por un total de 64,74381250 BTC después de 91 días sin pago.

La estafa

A pesar de su supuesto amplio conocimiento sobre Bitcoin y su actuación en Ethereum Classic, de Souza es acusado de haber aplicado una estafa de más de R$ 250 millones (62,5 millones de dólares aproximadamente) a través de esquemas Ponzi que pretendían invertir en criptomonedas. Según un documento obtenido por Cointelegraph Brasil, de Souza, incluso utilizó una tienda de vehículos para ocultar las cantidades recaudadas por el esquema Ponzi.

A través de las empresas que estableció en Paraná, Kaminski prometió devoluciones de 3 a 4% por día que serían pagadas por medio de supuestas operaciones con criptomonedas. Con la supuesta estafa, habría recaudado al menos R$ 80 millones (20 millones de dólares aproximadamente) y movido más de R$ 250 millones.

La estafa se produjo al menos desde 2018 y este año habría anunciado a sus clientes una congelación de los pagos de seis meses, lo que motivó la denuncia en la comisaría de policía. Daniel Kaminski de Souza tiene una orden de prisión decretada en su contra, pero la policía no lo encontró en la dirección indicada y actualmente es considerado fugitivo.

La operación de la Policía Civil

La operación de la Policía Civil del Paraná, que desmanteló la supuesta estafa iniciada por Souza, comenzó temprano por la mañana y se llevó a cabo en Paraná, Amapá, Maranhão, Minas Gerais, São Paulo y Bahía.

En total, la operación cumplió con 62 órdenes judiciales, además de las detenciones, hay 16 solicitudes de bloqueo de cuentas bancarias y 24 solicitudes de incautación de vehículos de lujo. La operación involucró a cerca de 50 policías civiles y encontró que la pérdida estimada supera los R$ 1,5 mil millones (375 millones de dólares aproximadamente), entre el dinero invertido por las víctimas y la promesa de ingresos hecha por los delincuentes.

Utilizando técnicas de marketing multinivel, los investigados prometieron retornos de hasta el 400%, además de los premios de nominación, y retornos sobre las inversiones de entre el 3 y el 4% por día también fueron prometidos. La empresa, y ninguno de los investigados, tenía autorización de la Comisión de Valores Mobiliarios de Brasil (CVM) para realizar operaciones de mercado de capitales en Brasil y ya habría una denuncia contra ellos en la institución.

La Policía Civil había comenzado a investigar la presunta estafa cuando fue revelado por víctimas de la empresa, que incluso eran familiares de los organizadores de la estafa. Según la información brindada, la investigación ya identificó 500 víctimas de los criminales, pero se estima que el número podría llegar a 5.000.

Todos los acusados deben responder por fraude, asociación delictiva, blanqueo de dinero y falsificación de documentos privados.

Braziliex

El exchange Braziliex habría sido utilizado por de Souza para comprar y vender criptomonedas y terminó siendo el objetivo de la operación realizada hoy, 5 de diciembre, sin embargo, según el Delegado Emmanoel David de la Comisaría de Estelionatos de la Policía Civil de Paraná, el exchange no está siendo investigado por la Policía Civil.

"Realizamos una operación en una empresa en Bitcoin de São Paulo donde se produjo un gran flujo de valores monetarios para la compra de Bitcoin.  La empresa en São Paulo no está siendo investigada, pero se compraron ciertos valores que fueron enviados a esa empresa, la intención de la Policía Civil es bloquear cualquier tipo de activo que tengan en esa empresa."

No hubo bloqueo judicial en las cuentas del exchange y no se suspendieron las operaciones. El objetivo de la acción es buscar documentos que refuercen la detención de los golpistas.

En contacto con Cointelegraph Brasil, Braziliex respondió:

"Agentes de la Comisaría del Estelionato de Curitiba estuvieron en la sede de Braziliex hoy, 12/05/2019, buscando información sobre estafadores y esquemas Ponzi. 

Al firmar nuestro compromiso con la transparencia, aclaramos que recibimos rápidamente a los agentes y que esta acción en NADA interfería con las operaciones de la empresa. Braziliex actúa con una fuerte política de Cumplimiento y acciones para prevenir posibles delitos, por lo tanto, la documentación solicitada fue rápidamente puesta a disposición por nuestro equipo de Cumplimiento.

Reforzamos que Braziliex mantiene fuertes prácticas y mecanismos para combatir el lavado de dinero a través de criptoactivos, seguimos nuestro trabajo con procedimientos de KYC, utilizando como base legal la legislación brasileña y europea y la orientación de los organismos internacionales involucrados en la lucha contra el lavado de dinero.

Todas las funciones de compra, venta, retiro y depósitos están funcionando normalmente en Braziliex. Si tiene alguna pregunta, póngase en contacto con nuestro equipo a través del Chat en línea, a través de un ticket en nuestras redes sociales y de soporte."

El documento completo de la Policía Civil

Cointelegraph tuvo acceso al convincente documento de la Policía Civil que detalla la estafa y la actuación de cada uno de los acusados. Se puede ver aquí.

Sigue leyendo: