Ex presidente de la CFTC permanecerá enfocado en el cripto y blockchain en nuevo bufete de abogados

Chris Giancarlo, ex presidente de la Comisión de Comercio de Futuros de Mercancías (CFTC) de los Estados Unidos, fue contratado como abogado principal en el bufete de abogados Willkie Farr & Gallagher, con sede en Nueva York.

Digitalizar el dólar y quitarle poder a los bancos centrales

El 2 de diciembre, Reuters informó que Giancarlo en su nuevo puesto en Willkie Farr & Gallagher continuará enfocándose en la innovación digital en áreas como las criptomonedas y blockchain. Giancarlo, también conocido como "Cripto Papá", comentó sobre su nuevo papel:

"Dividiré mi tiempo entre ayudar a los clientes de Willkie en sus proyectos comerciales en todo el mundo y centrarme en cuestiones clave de interés público... Entre otras cosas, seguiré abogando por el desarrollo de un dólar digital basado en blockchain y un nuevo punto de referencia de préstamos estadounidenses para reemplazar a Libor".

Giancarlo se convirtió en un conocido defensor de tecnologías innovadoras como blockchain y algo así como una celebridad de Twitter cuando dijo que los gobiernos deben digitalizar el dólar y quitarle el poder a los bancos centrales.

Otro comentario bien recibido por Giancarlo fue que la tecnología blockchain habría permitido una "intervención regulatoria mucho más rápida, mejor informada y más calibrada" en respuesta a la crisis financiera de 2008.

Mientras Giancarlo era presidente de la CFTC, los primeros productos de futuros de Bitcoin (BTC) fueron permitidos en los EE.UU. También expresó su creencia de que Ether (ETH) es una mercancía y que el comercio de futuros ETH se convertirá en una realidad.

La CFTC no quiere acabar con la innovación

El actual presidente de la CFTC, Heath Tarbert, ha hecho un llamado para que se establezca una "regulación basada en principios" para las criptomonedas. Según el presidente, los reguladores deberían primero comprender plenamente los resultados y los riesgos potenciales de los activos digitales antes de aplicar sus normas. "Lo que no queremos hacer es tomar una mano dura y acabar con la innovación por completo", argumentó Tarbert. El ejecutivo agregó que la voluntad de la CFTC de permitir que se desarrolle la innovación no debe confundirse con