El ex director general de Mt Gox, Mark Karpeles, busca poner fin a una larga demanda judicial

Mark Karpeles, el antiguo CEO de Mt. Gox, el ahora desaparecido exchange de Bitcoin (BTC), está buscando poner fin al litigio presentado por un antiguo usuario del exchange en 2014. 

En los documentos presentados en un tribunal federal de Chicago el 8 de enero, Karpeles sostuvo que tiene derecho a un juicio sumario como principal demandante del caso, ya que Gregory Greene admitió fácilmente que sus demandas iniciales eran falsas o no estaban respaldadas. 

Un juicio sumario puede ser concedido por un tribunal en nombre de una parte contra otra "sumariamente", es decir, sin el proceso de un juicio completo. Normalmente se lleva a cabo cuando la parte móvil cree que no hay "ninguna cuestión genuina en cuanto a ningún hecho material" y, por lo tanto, tienen derecho a la sentencia como cuestión de derecho. En su introducción a la presentación de la demanda, los abogados de Karpeles sostienen que:

“Después de la resolución de las demandas contra los otros demandados a mediados de 2018, en lugar de retirar las demandas basadas en las alegaciones de que el Sr. Greene admitió fácilmente que en el descubrimiento posterior no eran verdaderas o no estaban respaldadas, el Sr. Greene prosiguió tenazmente con estas demandas. Ha llegado el momento de poner fin a este litigio en su totalidad.” 

Reclamaciones por conversión, negligencia y fraude al consumidor

Karpeles solicita que se conceda un juicio sumario a su favor por tres cargos: conversión, negligencia y fraude al consumidor. En cuanto al primero, Karpeles argumenta que no hay pruebas que apoyen la afirmación del Sr. Greene de que el Sr. Karpeles convirtió su dinero, o el de cualquier otro usuario, ya fuera Bitcoin o fiat custodiado en Mt. Gox.

Para recuperar la conversión bajo la ley de Illinois, el demandante debe probar que el demandado ha "asumido el control, el dominio o el derecho de la propiedad", ya sea injustamente o sin autorización.

Respecto al segundo cargo, negligencia, Karpeles sostiene que Greene carece de pruebas que apoyen su afirmación de que Mt. Gox carecía de procedimientos de seguridad adecuados para gestionar el Bitcoin que custodiaba. 

Además, sobre una base puramente legal, el antiguo CEO sostiene que Greene no ha establecido "un deber de cuidado razonable" que se le debe y que sería reconocido por la ley de Illinois. Esto por sí solo, según los abogados de Karpeles, es suficiente para garantizar un juicio sumario en este cargo:

“Cuando hay una ausencia de ley de Illinois que reconozca un deber particular, la Corte 'generalmente escoge la interpretación estrecha que restringe la responsabilidad, en vez de la interpretación más expansiva que sustancialmente crea más responsabilidad'”.

Karpeles también argumenta que la doctrina de pérdidas económicas de Illinois prohíbe la demanda por negligencia de Greene, la cual, según él, se basa en la alegación de un daño puramente pecuniario.

En una larga revisión de los múltiples puntos hechos en el testimonio original de Greene, Karpeles finalmente ha reclamado que se le debe un juicio sumario por el tercer cargo, fraude al consumidor, sobre la base de que la cuenta de Green se contradice ostensiblemente y es infundada. 

Batallas pasadas

Como Cointelegraph informó en diciembre de 2018, Karpeles se declaró inocente de los cargos de los fiscales de supuestamente malversar un aproximado de JYP 340 millones (alrededor de USD 3 millones) de Mt. Gox y manipular los libros de contabilidad del exchange para inflar su saldo de efectivo.

En marzo de 2019, el ex director general fue absuelto de los cargos de malversación, pero fue declarado culpable de manipular los registros financieros. En concreto, se le acusó de haber combinado sus finanzas personales con las del exchange con el fin de ocultarles a los hackers las pérdidas de la plataforma. Desde entonces, el antiguo director general también ha apelado esta condena.

No dejes de leer: