Cultivando el jardín: cómo usar Blockchain en la agricultura

El fenómeno Blockchain se está asentando gradualmente en la vida de las personas, por lo que es imperativo comprender sus aplicaciones y limitaciones. Hoy, vamos a discutir cómo Blockchain puede mejorar la industria alimentaria.

Nuestro sistema alimentario actual ofrece una oportunidad fértil para explorar cómo la tecnología Blockchain puede interactuar con nuestros ecosistemas tanto humanos cuanto ecológicos para agregar valor a nuestras vidas. Afortunadamente, varias start-ups ya están trabajando duro en esta área.

Después de la introducción de Ethereum, las monedas alternativas se convirtieron en una forma popular de mostrar ideas para nuevas criptomonedas. Actualmente estamos en un período de auge, donde muchos desarrolladores están proponiendo ideas locas para resolver problemas inexistentes o triviales. Es vital que la sociedad y los desarrolladores se centren en la aplicación de Blockchain a proyectos relevantes e importantes, en lugar de asumir que la tecnología Blockchain es una panacea única para todos.

Comida y alimentación

La calidad de los alimentos está claramente relacionada con enfermedades crónicas como enfermedades cardíacas, daño hepático, derrames cerebrales, diabetes y cáncer, por nombrar algunos. Podemos reducir significativamente las enfermedades crónicas al mejorar la calidad de los alimentos disponibles. Eso requiere una respuesta a la siguiente pregunta: ¿por qué comemos comida de mala calidad?

Este gran problema se puede dividir en tres partes: producción, entrega y venta.

La producción de alimentos comienza en la granja. La agricultura siempre implica altos riesgos desastres naturales, cosechas, accidentes, etc. que afectan directamente lo que una granja puede ofrecer. Las condiciones del mercado y las grandes corporaciones agrícolas también pueden dificultar la vida de los pequeños agricultores. Las empresas a menudo abusan de sus posiciones mediante el uso de fertilizantes caros y semillas transgénicas patentadas para obtener ventajas competitivas sobre las operaciones más pequeñas.

Otro problema es en la logística de la entrega de alimentos. La agricultura moderna está bajo el asedio del modelo productor-distribuidor-consumidor de grandes cadenas. Los productores de alimentos a gran escala a menudo organizan la producción industrial de alimentos en los países en desarrollo. A continuación, crean redes de distribución a gran escala para vender los alimentos en todo el mundo.

Los productores a menudo no pueden vender sus productos directamente a los consumidores, teniendo que recurrir a los comerciantes o distribuidores que compran sus productos a bajo precio. Las grandes empresas pueden producir alimentos en cantidades económicas y llenar los canales de distribución, pero esta comida nunca se consume por completo. El resultado es la creación de un nuevo problema: desperdicio y eliminación de alimentos. Los recursos como el combustible y los fertilizantes se usan para producir y distribuir alimentos que nunca serán consumidos, creando desperdicios.

Las soluciones son posibles

Afortunadamente, la salud, la alimentación, el cultivo, la agricultura y la logística están interconectadas, y podemos resolver estos desafíos a través de tecnologías modernas, utilizando expertos que entienden los sistemas.

Hablamos con Liz Reitzig, fundadora de NourishingLiberty, que lleva 15 años trabajando en sistemas alimentarios desde todos los ángulos. Ella es una defensora de los consumidores que ha trabajado en la venta al por menor, la política, la agricultura y el apoyo a los agricultores.

Blockchain como una herramienta financiera

Las tecnologías de Blockchain ofrecen buenos instrumentos financieros para proporcionar a los agricultores un pago puntual y completo por sus esfuerzos. El uso de estas tecnologías ayudará a evitar riesgos y facilitará la vida del agricultor. De acuerdo con Reitzig:

"Blockchain... ofrece [unos] medios para que los agricultores contraten a vendedores para que cultiven lo que se necesita. El pago total o parcial puede ingresarse en custodia de forma inmediata... para garantizar el pago al agricultor sin incumplimiento de contrato y coerción por parte de los especialistas en marketing. Pagar por la mano de obra es un gran desafío en el mundo agrícola, y Blockchain puede aliviar parte de eso".

Gracias a los contratos inteligentes, los agricultores pueden recibir pagos durante todo el año, no solo en verano y otoño. Usando un sistema de cálculo basado en contratos inteligentes, es mucho más seguro trabajar con pedidos anticipados, cestas de comida y clubes de compras.

"Algunas granjas producen algo llamado participación de agricultura comunitaria (CSA, por sus siglas en inglés). Este es un modelo en crecimiento donde los consumidores preparan una granja para toda la temporada. Podríamos pagar $500 al comienzo de la primavera, y obtendremos una caja de verduras cada semana durante 30 semanas. Blockchain puede manejar toda esa transacción".

Uno de los primeros agricultores que implementó Blockchain como un instrumento financiero para desarrollar su economía fue Mikhail Shlyapnikov, un agricultor de Rusia. Introdujo su propia criptomoneda para su granja.

"Un agricultor tiene diferentes herramientas: palas, tractores. Blockchain es también una herramienta, y depende de ti si la usas o no".

Simplificando entregas

Los contratos inteligentes pueden incluir cualquier condición y cualquier parte sin involucrar a abogados. Por ejemplo, utilizando un contrato inteligente, el propietario de un café pequeño puede comprar semillas de café directamente a un agricultor keniano.

De una vez, él o ella puede ordenar la entrega a Europa, pagar el trabajo del agente de aduanas y la certificación de acuerdo con las leyes del país de entrega. Los contratos inteligentes liberarán a los agricultores de las largas cadenas de intermediarios y, por lo tanto, reducirán el precio final del producto para el consumidor.

Origen, calidad y certificación

Implementar Blockchain en los pasos de producción, certificación y procesamiento de alimentos crea transparencia en un sistema que de otro modo no sería transparente y permite a los consumidores apoyar a los proveedores que elijan. Es particularmente relevante para productos de origen orgánico y certificado.

Liz Reitzig enfatiza la importancia de determinar el origen de los productos orgánicos:

"Si una granja está certificada orgánica, o si desean enfatizar un tipo diferente de certificación, pueden usar Blockchain para rastrear productos. Los consumidores quieren saber lo que están comprando, y Blockchain puede ofrecer eso".

Marcel Blankenstein, propietario de Naked Organics, cree que la información de origen puede ser interesante para el usuario, siempre que sea utilizable:

"Blockchain en la agricultura permite al consumidor escanear el código de barras de un producto en el supermercado y al instante ver toda la cadena de suministro de un supermercado a otro. En términos de transparencia orientada al consumidor. Desde una perspectiva regulatoria, la contaminación agrícola puede aislarse muy rápidamente".

¿Puede un granjero sse Blockchain?

Reitzig cree que los obstáculos más difíciles para la implementación de Blockchain son la terminología y los principios de trabajo complicados. Ella dice:

"El mayor desafío para los agricultores en el uso de Blockchain es la superación de la comprensión técnica de la misma. Los agricultores se centran en la agricultura. No están a la vanguardia de la tecnología".

Ecosistema

Esto significa que las tecnologías de Blockchain deben ser fáciles de entender y usar. Varias start-ups han estado trabajando en este espacio. Una de esas compañías ha desarrollado una plataforma completa para simplificar el uso de Blockchain para los agricultores. Han unido todas las funciones de Blockchain relacionadas con la alimentación, el cultivo y la agricultura.

Este sistema incluye bibliotecas de contratos inteligentes, sistemas de identificación remota, un procesador de pago de moneda digital, una cartera de criptomoneda inteligente y su propio token de moneda digital. Gregory Arzumanian, cofundador de 1000Ecofarms, dice:

"Identificamos todas las oportunidades en donde las tecnologías Blockchain pueden ayudar. Cuando las tecnologías Blockchain son tangibles y comprensibles, podemos aplicarlas incluso a la necesidad humana básica de alimentos. [Un] objetivo clave es crear un ecosistema global, comprensible y seguro para las empresas agrícolas y alimentarias que les permita reducir significativamente los gastos relacionados con la producción, las ventas y la logística de los bienes de consumo".

Blockchain no es una panacea

Las tecnologías Blockchain pueden aliviar las dificultades técnicas y simplificar la vida del agricultor, y hacer que nuestros alimentos y por lo tanto nuestra salud sean mucho mejores. Sin embargo, persisten problemas que solo los consumidores pueden ayudarles a resolver.

Marcel Blankenstein está seguro de que el principal desafío al que se enfrentan todos los agricultores modernos es la ignorancia de los consumidores, que debe resolverse antes de que Blockchain pueda alcanzar su máximo potencial:

"A menos que se enseñe a los consumidores a entender que la agricultura convencional es "mala", Blockchain tendrá muy poco "buen" propósito, desde una perspectiva de sostenibilidad. Es importante recordar que la trazabilidad no es igual a las buenas técnicas de cultivo y la calidad de los alimentos no es igual a los alimentos saludables".

Afortunadamente, vemos que la agricultura moderna se mueve rápidamente hacia la sostenibilidad. Los alimentos saludables y orgánicos son cada vez más populares y asequibles gracias a las tecnologías Blockchain, lo que significa que las transacciones directas con los consumidores pueden ser rentables para las pequeñas granjas.

Un ecosistema peer-to-peer

Blockchain es una tecnología valiosa, pero las personas deben crear el resto del ecosistema. Si mostramos el origen de los alimentos al tiempo que creamos un mercado abierto e informado, estamos creando un campo de juego en el que los pequeños y medianos productores pueden llegar a sus clientes.

A su vez, cuando los consumidores pueden encontrar productos y agricultores que satisfacen sus necesidades y pueden pagarles el valor total de sus productos, los agricultores pueden ganarse la vida de forma viable, lo que les permite permanecer en la granja y continuar el trabajo que aman.

Ann Maslova es una escritora y periodista independiente de Rusia que vive en España, interesada en las tecnologías modernas, los problemas sociales y las posibilidades de vivir una vida sana entre ellos. Después del impulso de las criptomonedas y Blockchain en los últimos años, se interesó mucho en este tema y desea contribuir en esta esfera.

  • Síguenos en: