Kik continúa la batalla legal con la SEC y pide que se defina la fecha del juicio

Kik Interactive Inc. solicitó la definición formal de una fecha de juicio para su demanda ante la Comisión de Valores y Bolsa de los Estados Unidos (SEC), como se revela en un documento del tribunal del 9 de enero. La SEC acusó a la compañía en junio de 2019 por llevar a cabo una emisión de valores no registrada con su oferta inicial de monedas (ICO) de USD 100 millones.

Kik Interactive es el desarrollador canadiense de la aplicación de mensajería Kik. Lanzó una ICO exitosa en 2017, en la que lanzó el token Kin. Aunque se presentó como un token de utilidad para acceder a algunas características del Kik messenger, la SEC puso a la empresa bajo escrutinio desde principios de 2019.

La presión regulatoria hizo que Kik redujera significativamente sus operaciones en septiembre de 2019 para centrarse en la batalla legal. El consejero delegado Ted Livingstone se comprometió a luchar contra la SEC hasta que "no le quedara ni un dólar", aunque esto se hizo innecesario tras la compra por parte de MediaLab.

Presión para el juicio

Kik sigue desafiante ante las abrumadoras probabilidades, argumentando que la comisión no tiene pruebas sólidas que apoyen sus afirmaciones. Livingstone había expresado su deseo de ir a juicio lo antes posible, fijando como posible objetivo el mes de mayo de 2020.

Sin embargo, nuevos documentos muestran que este puede ser un objetivo inalcanzable. En respuesta a una orden judicial del 26 de noviembre, las dos partes acordaron una guía en preparación para el juicio que está previsto que concluya en junio de 2020. 

Además, los documentos revelan que Kik se opone a una declaración solicitada por la SEC, lo que puede retrasar aún más los planes:

“Las partes planean presentar un escrito de carta conjunta al Tribunal sobre la cuestión de la Regla 30(b)(6) en el plazo de una semana, y [...] las partes intentarán programar esta deposición, junto con las otras dos deposiciones, para la fecha límite de descubrimiento de hechos arriba propuesta, que es el 28 de enero de 2020. Si las partes no pueden cumplir con esta fecha límite, solicitarán a la Corte una compensación adicional en relación con el calendario del caso, según corresponda.”

A pesar de ello, Kik le solicitó al tribunal que fijara una fecha específica para el juicio. La Comisión de Valores y Bolsa mantiene una posición neutral sobre el asunto, lo que significa que la decisión depende totalmente del propio tribunal. 

Esto puede ocurrir en la conferencia de estatus programada para el 14 de enero, una audiencia previa al juicio en la que los jueces revisan las actividades preparatorias y pueden establecer una fecha provisional para el juicio.

No dejes de leer: