El Tribunal de Nueva York dictamina que el fiscal del estado tiene jurisdicción sobre Bitfinex

El Tribunal Supremo del Estado de Nueva York ha dictaminado que la Oficina del Procurador General de Nueva York (NYAG) tiene jurisdicción sobre el exchange de criptomonedas, Bitfinex.

De acuerdo con la presentación judicial el 19 de agosto, esto permitirá a la NYAG continuar su investigación sobre el exchange de acusaciones de fraude y engaño a los inversores.

En la presentación, el Juez Joel Coehn desestimó una moción de Bitfinex para poner fin a una acción de la NYAG que procesaría a Bitinex bajo una ley de Nueva York - la Ley Martin. La NYAG alegaba originalmente que Bitfinex y la empresa asociada Tether cubrieron una pérdida de USD 850 millones y, al hacerlo, engañaron a los inversores en el estado de Nueva York.

Las acusaciones han dado lugar a una larga batalla legal entre Bitfinex y los fiscales del Estado, con el exchange afirmando que gastó USD 500,000 y contrató a más de 60 abogados para cumplir con las solicitudes de documentación de la NYAG.

La cuestión de la jurisdicción se ha convertido recientemente en una cuestión primordial de controversia en

el caso. Los representantes legales tanto de Bitfinex como de Tether han presentado previamente documentos al tribunal, afirmando que ninguna de las dos empresas prestaba servicios a clientes en Nueva York, que tiene un régimen regulador excepcionalmente estricto para las criptomonedas.

Los abogados alegaron que, incluso en el caso de que el Estado pudiera probar que había servido a clientes de Nueva York, no podía establecer si esos clientes se habían visto perjudicados por las supuestas acciones del exchange o del emisor de stablecoin.

La decisión de hoy del Juez Cohen niega la moción de Bitfinex y Tether para terminar la acción de la NYAG sobre la base de que era extra-jurisdiccional, además de disolver una suspensión temporal de la investigación del estado.

La afirmación de Bitfinex de que no prestaba servicios a clientes con sede en Nueva York se complica aún más por los informes de que los usuarios con sede en los Estados Unidos todavía pueden acceder a la plataforma simplemente mintiendo en una consulta emergente sobre su ubicación geográfica.

No dejes de leer: