Iglesias de Nueva Zelanda niegan afiliación con el criptoesquema Ponzi OneCoin

Una iglesia neozelandesa acusada de coludir con un esquema Ponzi de criptomonedas apuntando a la congregación, ha negado haber participado a sabiendas en actividades ilegales en una declaración en Facebook el 2 de mayo.

La Iglesia Independiente Adventista del Séptimo Día de Samoa (SISDAC) es uno de los dos lugares de culto acusados de tener vínculos con OneCoin, que recaudó cientos de millones de dólares en todo el mundo atrayendo a los inversionistas con la promesa de grandes ganancias.

No dejes de leer: Cryptopia reanuda sus operaciones con 40 pares de criptos

Según RadioNZ, la estafa se dirigió específicamente a la comunidad samoana de Nueva Zelanda - con trabajadores de OneCoin utilizando SISDAC y el Centro de Culto de Samoa "para llegar a una vasta red de posibles inversionistas". Una mujer estimó que aproximadamente 100 miembros de su congregación habían invertido en la criptoestafa.

Las autoridades de Samoa resumieron recientemente un informe sobre las acusaciones presentadas por la Unidad de Inteligencia Financiera de Nueva Zelanda, y afirmaron que SISDAC había participado a sabiendas en actividades de lavado de dinero, pero la iglesia dijo que está en desacuerdo con esta caracterización, por escrito:

"SISDAC nunca ha participado o coludido de ninguna manera con ningún individuo u organización en este tipo de actividad ilegal...[Estamos] buscando asesoría legal sobre estos asuntos que amenazan la integridad y la buena reputación de la iglesia, su liderazgo, su trabajo misionero y el bienestar de sus miembros leales".

Te puede interesar: Nueva Zelanda: el hackeado exchange Cryptopia espera reanudar el 'trading' a fines de marzo del 2019

Un empleado del Centro de Culto de Samoa dijo a RadioNZ que también negó las acusaciones y que está estudiando la posibilidad de emprender acciones legales contra el gobierno de Samoa por difamación.

Como ya informó Cointelegraph, el banco central de Samoa  prohibió cualquier actividad que involucrara a OneCoin en 2018, pero a pesar de ello, continuaron los lanzamientos en las iglesias neozelandesas. Un feligrés dijo que entre las víctimas había un ministro.

Uno de los fundadores del plan, Konstantin Ignatov, está siendo investigado por las fuerzas de seguridad de Estados Unidos, y en marzo, el fiscal general de Manhattan acusó al abogado de OneCoin de conspiración para cometer fraude electrónico.

Sigue leyendo: El sitio web de Cryptopia se activa después de un ligero retraso, los saldos de usuarios son los que tenían previo al hack