La policía de Nueva Zelanda advierte sobre estafas en línea después de que un inversionista de Criptos perdiera más de $200 000 por fraude

La policía de Nueva Zealanda ha advertido al público sobre las estafas en línea después de que un inversor perdiera 320.000 dólares neozelandeses ($213 000 USD) a manos de criptoestafadores, confirmó el miércoles 26 de septiembre la policía de Canterbury.

El inversor anónimo, que realizó múltiples inversiones en un esquema de criptomonedas en línea que resultó ser fraudulento, se sintió atraído por sus "muy buenos rendimientos", explica un informe policial de la ciudad de Canterbury.

Según el informe, que no menciona el tipo de operación implicada, los rendimientos de las "inversiones en criptomonedas, como bitcoin [...] pronto comenzaron a disminuir". Cuando las inversiones se detuvieron debido a la falta de rentabilidad, el estafador se puso en contacto personalmente con el inversor, lo que le llevó a invertir más fondos a través de la página web.

“Los miembros del público deben buscar consejo antes de hacer cualquier inversión en línea de la que no estén seguros", comentó el sargento mayor Paul Reeves, y agregó:

“Los estafadores son extremadamente persistentes y pueden parecer muy creíbles, ya que están muy versados en su oficio.”

El informe de la policía termina con un enlace a más información sobre la seguridad de criptomonedas.

Los reguladores de todo el mundo siguen luchando contra los esfuerzos concertados de las partes maliciosas para manipular a los inversores de nivel de entrada en la todavía incipiente industria de las criptomonedas. Cointelegraph informó recientemente sobre una serie de robos de identidad en el Reino Unido por parte de empresas fraudulentas que se disfrazan de entidades autorizadas relacionadas con criptomonedas.

La semana pasada, Tesla y Elon Musk, CEO de SpaceX, también se pusieron en contacto con Jackson Palmer, el fundador de Dogecoin (DOGE), para que les ayudara a detener a los estafadores de criptomonedas en Twitter.