Los empresarios más exitosos de hoy en día alcanzaron su riqueza a través de empresas tecnológicas innovadoras, como Amazon, Oracle, Facebook y Microsoft. Pregúntele a Jeff Bezos, Larry Ellison, Mark Zuckerberg y Bill Gates, quienes siguen siendo los líderes tecnológicos del mundo.

Sin embargo, el escenario sigue abierto para que otros líderes se unan a esta especie de mesa redonda, y la invitación está flotando a través de blockchain y el espacio de las criptomonedas. Con líderes como Changpeng Zhao (CZ) de Binance y Vitalik Buterin de Ethereum, muchas empresas de criptomonedas siguen esperando hoy en día capturar la promesa de Silicon Valley: El objetivo de apartarse de los negocios centralizados y transformar las infraestructuras existentes en un ecosistema descentralizado. Reconociendo al mismo tiempo que las empresas tradicionales de Wall Street, como Goldman Sachs, todavía no han sentido la necesidad de involucrarse en esta industria.

A medida que la riqueza continua extendiéndose a muchos en toda la industria, los nuevos cripto millonarios como, CZ, todavía no están sentados en la misma mesa de valor neto que Mark Zuckerberg de Facebook, quien ha continuado en un cómodo asiento privado durante los últimos años, pero muchos lo están alcanzando rápidamente.

El crecimiento general y el "éxito" que compañías como Uber disfrutaron desde sus comienzos, ahora se puede medir por la participación de sus primeros adoptadores, simplemente a través de subsidios de oferta y demanda.

¿Para qué reinventar la rueda?

Las plataformas de transporte compartido como, Uber y Lyft, conectan a las personas que necesitan un transporte inmediato con los conductores que han sido examinados por el sistema y que pueden proporcionar ese servicio. Lo mismo ocurre con Airbnb, que conecta a las personas que necesitan un lugar para quedarse con aquellos que deciden ofrecer sus casas amuebladas para alquileres a corto plazo, existe una demanda extremadamente alta de alquileres en torno a las conferencias de tecnología global, incluyendo, pero no limitado a, el Consumer Electronics Show de Las Vegas, el South by Southwest de Austin, el Festival de Cine de Sundance de Utah y el Foro Económico Mundial, por nombrar algunos.

De hecho, mirando a dos startups con sede en Silicon Valley, como Uber y Airbnb, con usuarios tanto en el lado de la oferta como en de la demanda de estas redes, nos damos cuenta de que los espacios de blockchain y las criptomonedas no necesitan reinventar la rueda o inventar un nuevo modelo de crecimiento, eso ya está ahí.

Cuando Uber se lanzó por primera vez, se enfrentó al dilema de elegir en qué grupo de clientes concentrarse primero, el lado de la oferta o el de la demanda, para hacer crecer efectivamente su base de usuarios. Según un reciente estudio de caso de Harvard Business Review sobre Uber, Etsy y Airbnb, estas empresas se centraron en una fase de crecimiento de dos etapas.

Las fases clásicas del crecimiento

El primer paso fue conseguir los primeros 1,000 usuarios centrándose en el lado del servicio de la ecuación. En el caso de Uber, se centró en ofrecer incentivos a los conductores de coches negros.

Uber pasó al segundo nivel de la fase de crecimiento donde se enfocó en el lado del cliente para los usuarios de autos compartidos, buscando pasar de 1,001 usuarios a 1,000,000 de usuarios. El estudio de caso mencionado anteriormente pasó a identificar que en sus fases de crecimiento, Uber y Airbnb redujeron los costos para obtener una ventaja competitiva. Después de eso, estas empresas pasaron a la tercera fase, la fase de extracción, aumentando los precios.

Los fundadores de Airbnb, Brian Chesky y Joe Gebbia, utilizaron un medio de comercialización más tradicional, creando un gran programa de incentivos para los anfitriones, que también hace hincapié en cómo Uber se lanzó en situaciones de alta demanda y baja oferta, desplegándose en una ciudad a la vez.

Por ejemplo, después de que Uber consiguió sus primeros 1,000 conductores, se centró en regalar dinero en efectivo a los conductores que consiguieran que sus amigos descargaran y utilizaran la aplicación, con un cupón de 20 dólares para un viaje gratis que los usuarios podían compartir como regalo con sus amigos.

Para sacar el máximo provecho de una fase de crecimiento, las empresas suelen recaudar grandes rondas de capital de las instituciones financieras para financiar su crecimiento inicial subvencionando los costos del producto y el servicio para que sean injustamente baratos en comparación con otros servicios. Como resultado de los mecanismos de incentivo del crecimiento para el arranque, el efecto de red en la startup crece y los usuarios entran a montones. Pero el modelo económico tiene que implementarse bien, sobre todo cuando hay redes con dos caras, como las que existen con empresas como Uber y Airbnb, en el lado de los proveedores y los clientes.

Uber ha recaudado un estimado de 24.7 billones de dólares estadounidenses para lanzar exitosamente y hacer crecer su negocio hasta donde está hoy, con un mecanismo de incentivos alineados con la aplicación, Uber desde el principio diseñó una forma de evitar el dilema de la barrera competitiva de entrada. De hecho, es este modelo económico basado en incentivos y esta teoría fue lo que le permitió a Uber recaudar dinero. Sus inversores esperaban que quemara el dinero en la comunidad a través de incentivos para su comunidad, porque creían en como Uber utilizaba los subsidios en su mecanismo alineado de incentivos y por el efecto de red de una demanda popular.

Economía del efecto de red

Después de unos meses de usar Uber, los primeros adoptantes comenzaron a depender de los viajes compartidos y a generar "adicción" al servicio que ofrecía, esto se hizo evidente cuando la empresa llegó a 1 millón de usuarios, donde Uber entró en la siguiente fase del mecanismo de incentivos, centrado en la llamada "economía del efecto de red". Reconociendo esa dependencia, Uber aumentó sus precios, permitiéndose así recuperar el dinero que gastó durante el crecimiento.

Lo que siguió fue la extracción, que Harvard Business Review reconoce como una típica puesta en marcha de alto nivel de un modelo económico de oferta pública inicial, basado en una estrategia de crecimiento con incentivos.

Economía de tokens

Los modelos de crecimiento más exitosos que utilizan los proyectos de criptomonedas como Bitcoin (BTC) tienen fuertes similitudes a los modelos de incentivos económicos utilizados por las startups tradicionales de Silicon Valley.

El modelo de dos caras de Bitcoin, o economía de tokens, consiste en aquellos que gastan realizando transacciones y los mineros que proporcionan recursos informáticos para asegurar que estas se hagan correctamente. Acuñado en 2017, la "economía de tokens", o criptoeconomía, se usó para describir el diseño de incentivos económicos que hay detrás de protocolos y aplicaciones descentralizadas.

Bajo este concepto, Bitcoin tuvo éxito donde los primeros protocolos descentralizados fracasaron. Tuvo éxito no por el proof-of-work (sistema de prueba de trabajo), la idea de dinero descentralizado e incluso el consenso tolerante a los fallos, sino porque incorporó esta idea de criptoeconomía en el núcleo de su protocolo de consenso.

Si aceptáramos la premisa de que, Satoshi Nakamoto inventó Bitcoin en 2009 para ser, en sus primeras etapas, una moneda inflacionaria, en la que cada cuatro años, la inflación disminuiría hasta llegar a cero, podríamos argumentar que lo que Nakamoto realmente imaginaba era un reflejo del modelo económico de Uber. Bajo esta creencia, ¿Podría ser que Nakamoto en realidad "hackeo su crecimiento" en su camino hacia el éxito?

Las redes entre pares hasta hoy

El valor de una red entre pares crece por el número de participantes al cuadrado, según la Ley de Metcalfe. Si hay cinco personas en Facebook, el valor es 25, porque cinco personas pueden hablar con otras 25 de diferentes maneras. Si hay un millón de personas en Facebook, entonces el efecto de la red es de mil millones. Por lo tanto, las redes P2P valen su valor en usuarios al cuadrado.

Bitcoin tiene una relación stock-to-flow similar a la de los metales preciosos como el oro. Stock es la cantidad de oro, y el flujo es la producción del mismo la recompensa por minar bloques, y se mide en el transcurso de un año. El oro posee la mayor relación stock-to-flow en el sentido de que anualmente sólo se puede extraer una pequeña cantidad de oro nuevo en relación con todo el oro del planeta. Por eso es más estable. Cuando miras los gráficos de la relación stock-to-flow de Bitcoin, parece una curva que crece hacia arriba pero que finalmente se redondea en la parte superior.

En el gráfico de arriba, puedes ver que desde 2010 a 2011, la relación stock-to-flow de Bitcoin fue inferior a 200, lo que significa que había 200 BTC en existencia por cada 1 BTC recién minado. Hoy en día, son 1,000 BTC por cada 1 BTC recién minado. En el futuro, habrá incluso menos BTC recién minados, después de la fecha del próximo halving.

El mecanismo diseñado

Las recompensas por bloque fueron muy importantes en las primeras etapas de Bitcoin, porque incentivaron a la comunidad a realizar las acciones que el sistema requiere: Producir la propia moneda. La inflación monetaria proporcionó a los primeros participantes la capacidad de ganar Bitcoin por realizar una importante tarea de minería en un momento en el que Bitcoin tenía un valor muy bajo. Se incentivaba a los mineros combinando sus esfuerzos con una esperanza razonable de que su Bitcoin minado en 2011 tuviera el potencial de aumentar su valor en el futuro. Esto creó suficiente incentivo para atraer a los mineros, poseedores y partidarios en el comienzo de la red Bitcoin.

Mientras que la red Bitcoin experimenta de hecho una inflación, la tasa de inflación disminuye gradualmente con el tiempo hasta que asintóticamente llegue a cero. Sin embargo, Bitcoin no estaría donde está hoy si Nakamoto no hubiera incorporado un modelo criptoeconómico en el núcleo de su protocolo de consenso con el objetivo de extrapolar el efecto de la red, incorporando mecanismos alineados con el incentivo en todo, incluyendo las transiciones, el cálculo, el almacenamiento, la predicción y la potencia.

Las blockchains nos permiten hacer cumplir la escasez y facilitar la transferencia de valor en situaciones que de otro modo serían imposibles, lo que permite a la sociedad ampliar la gama de problemas en los que los modelos de incentivos económicos pueden aplicarse con éxito. El comportamiento humano, aunque difícil de predecir, puede ser muy predecible cuando se aplican los incentivos adecuados para desencadenar los comportamientos necesarios para llevar a blockchain a una adopción masiva. Eso es lo que ocurrió en el caso de los mineros de Bitcoin.

La minería temprana de Bitcoin tenía una baja barrera de entrada porque todo lo que tenías que hacer era instalar un minero en tu computadora para empezar a ganar Bitcoin acuñado a lo que minaras. La minería en aquel entonces era muy parecida a la minería de hoy en día. Los mineros proporcionan seguridad, una característica importante del sistema, y eran recompensados por sus esfuerzos.

A lo largo de los años, las finanzas descentralizadas, que generalmente se refieren a los activos digitales y contratos financieros inteligentes, protocolos y aplicaciones descentralizadas, o DApps, construidas sobre Ethereum, se han convertido en un hueco de rápido crecimiento dentro de la industria de las criptomonedas, donde estamos siendo testigos de cómo las redes aplican con éxito nuevos innovadores modelos de incentivos.

En mayo, Cointelegraph habló con los directores generales de las empresas DeFi, Compound Finance y Kava Labs, sobre sus experiencias con dForce y las principales ventajas que el hack podría aportar a la comunidad de DeFi.

En la conversación de Cointelegraph con Brian Kerr, el CEO de la plataforma de préstamos Kava Labs, compartió sus pensamientos sobre la viabilidad de la red Ethereum en su estado actual. En su forma actual, según Kerr, la arquitectura de Ethereum no cumple con las necesidades de escalamiento y seguridad para el sector DeFi, ya que el nivel de pruebas requerido para lograr todos los resultados es infinito en el lenguaje de programación Solidity. El director general concluyó que cree que es por estas razones y muchas otras por las que proyectos líderes como Binance, Cosmos y Kava han optado por dejar el ecosistema del Ethereum en busca de pastos más verdes.

Para aquellos que no están familiarizados con Kava, la plataforma de préstamos DeFi permite generar préstamos a los usuarios de las principales criptomonedas y es frecuentemente descrita como el "Uber de Bitcoin". En los últimos años, Kerr y su equipo han adoptado el modelo de crecimiento por descentralización, automatizando el proceso para que los usuarios de cualquier parte del mundo generen instantáneamente préstamos y los conecten sin problemas a la demanda mundial: Piense en un mercado global donde pueda cambiar sus préstamos por dólares, euros, yuanes chinos, etc. Si nuestros prestamistas financieros piensan alguna vez en introducir los préstamos estudiantiles en este ecosistema, podríamos ver un cambio masivo en la forma en que los préstamos se utilizan y se devuelven en un período de tiempo, pero esto es una conversación para otro momento.

Entonces, ¿Cómo encaja la visión de Kerr sobre la viabilidad de Ethereum en la idea de tener un modelo de crecimiento "tipo Uber" que toma prestadas las características de un mercado P2P tradicional?

En un seguimiento a la conversación anterior con Cointelegraph en mayo, explicó que "el crecimiento de una red descentralizada requiere tanto del lado de la oferta como de la demanda, que sean robustas y brinden incentivos". Añadió:

"Los sistemas descentralizados, como cualquier mercado P2P necesitan participantes y una cantidad saludable de capital para despegar. No basta con construir un negocio descentralizado; hay que inyectar una cantidad considerable de dinero en el sistema para iniciar un 'efecto red como bola de nieve'. No importa la dinámica del mercado, ya sea de una o dos caras, la pieza necesaria para iniciar un efecto de red, suele ser primero subsidiar recompensas en forma de efectivo o créditos".

Curiosamente, CZ de Binance, se sumó rápidamente a nuestra conversación, antes de que la plataforma de préstamos anunciara que apoyaría la mejora del ecosistema de la red principal de Kava. Como CZ compartió con nosotros por correo electrónico

"La comunidad de Kava, está proporcionando recompensas en KAVA a los usuarios iniciales que participen con BNB, lo que permite a los usuarios de BNB participar en el gobierno en cadena de la plataforma Kava basada en el proof-of-stake".

"Este es un momento realmente emocionante para los propietarios de BNB", dijo CZ, añadiendo que Kava "es un mecanismo muy bien alineado con los incentivos para el arranque de la liquidez del USDX, que es increíblemente importante para las primeras etapas de la creación de una nueva stablecoin. Es genial ver que Kava no sólo está construyendo sobre los hombros de gigantes, como MakerDao, sino que también está avanzando en la innovación y aportando nuevas ideas en el diseño de mecanismos".

Los puntos de vista, pensamientos y opiniones expresados aquí son exclusivamente del autor y no reflejan ni representan necesariamente los puntos de vista y opiniones de Cointelegraph.

Andrew Rossow es un abogado milenial, profesor de derecho, empresario, escritor y orador sobre privacidad, ciberseguridad, IA, AR/VR, blockchain y monedas digitales. Ha escrito para muchos medios de comunicación y ha contribuido a publicaciones sobre ciberseguridad y tecnología. Utilizando sus antecedentes milenarios en todo su potencial, Rossow ofrece una perspectiva completa sobre el crimen en los medios sociales, la tecnología y las implicaciones de la privacidad.

Sigue leyendo: